Skip to main content

El telescopio James Webb de la NASA consigue la primera imagen nítida de Neptuno en 30 años

Telescopio James Webb de la NASA

NASA GSFC/CIL/Adriana Manrique Gutierrez

23/09/2022 - 10:57

Es la obra de ingeniería más avanzada de la historia de la humanidad, la mayor proeza que jamás hemos construido. Ahora navega por el espacio tomando fotografías y desentrañando los mayores misterios de la galaxia.

El telescopio espacial James Webb nos ha proporcionado algunas de las imágenes más nítidas jamás tomadas en el espacio. El satélite y su gran espejo lleva echando fotos desde su lanzamiento a principios de año.

Y si el otro día vimos a Júpiter como nunca antes, ahora unas nuevas imágenes recién publicadas muestran a nuestro vecino Neptuno y sus anillos por primera vez desde 1989. Lo que son 33 años, que se dice pronto.

"Han pasado tres décadas desde la última vez que vimos estos tenues y polvorientos anillos, y esta es la primera vez que los vemos en el infrarrojo", dijo en un comunicado Heidi Hammel, científica interdisciplinaria de Webb para las observaciones del sistema solar.

Las imágenes, publicadas por la NASA el miércoles, fueron tomadas con la cámara de infrarrojo cercano del telescopio, que tiene tres filtros infrarrojos que revelan detalles de los planetas que no pueden ser vistos por el ojo humano.

Neptuno por el James Webb
NASA, ESA, CSA, STScI

Por este motivo, Neptuno no aparece azul en las fotos, como normalmente lo hace. Además, la buena calidad del espejo (nunca hemos tenido un telescopio tan potente allá afuera) permitió al telescopio captar los anillos. Tardó mucho en aprobarse su lanzamiento, pero ha merecido la pena.

Neptuno se encuentra en el extremo de nuestro sistema solar. El gigante de hielo está unas 30 veces más lejos del sol que la Tierra, explica la NASA, y es el único planeta que no se puede ver a simple vista. El planeta tarda unos 165 años en orbitar alrededor del sol.

Lo que ha revelado el espejo más preciso de la galaxia

El satélite también captó detalles de la atmósfera del planeta. Neptuno está compuesto en su mayor parte por hidrógeno y helio, pero en varias regiones pueden verse nubes de metano a gran altitud.

Una fina línea brillante cerca del ecuador podría ser una "firma visual de la circulación atmosférica global que impulsa los vientos y las tormentas de Neptuno", dice la NASA. El planeta es azotado por vientos que pasan los 2.000 km/h.

Cerca de los anillos se encuentran seis de las 14 lunas del planeta: Galatea, Naiad, Thalassa, Despina, Proteus y Larissa. Y la estrella brillante al noroeste de Neptuno es su gran luna, Tritón. Gracias, James Webb, sin ti no sería posible.

Etiquetas:

Ciencia, Espacio, NASA

Y además