Skip to main content

Tesla presenta el Tesla D1, su espectacular chip de Inteligencia Artificial con 50.000 millones de transistores

Tesla D1

Tesla

22/08/2021 - 20:37

Tesla llevó a cabo una presentación en directo el viernes... Y todo el mundo se quedó con lo menos importante. Es hora de conocer al chip Tesla D1.

En la keynote con rueda de prensa incluida que Tesla llamó IA Day, el pasado viernes, la compañía de Elon Musk presentó un robot humanoide que copó todos los titulares, pese a que parece obvio que es una de las típicas bromas de Musk... Oh no...

El caso es que lo más interesante, o al menos lo más tangible de esa presentación no fue el robot, sino su nuevo chip de Inteligencia Artificial Tesla D1.

Fabricado por TSMC con litografía de 7 nm, este chip Tesla D1 tienen nada menos que 50.000 millones de transistores. El doble que la GPU RTX 3090, por ejemplo.

Tal como nos cuenta El Chapuzas Informático, este chip de inteligencia artificial integra cuatro núcleos de CPU superescalares de 64 bits con hasta 354 nodos de entrenamiento.

Alcanza una potencia de 22,6 TFlops con operaciones FP32, y 363 TFlops con FP8 y FP16. 

Uno de los datos más relevantes es su espectacular ancho de banda de interconexión de hasta 10 TB/s. Con un ancho de banda de comunicación con la memoria que llega a los 112 Gbps. Por eso alcanza un TDP de 400W.

Estos chips están diseñados para conectarse unos con otros, de forma escalada. Tesla explicó que uniendo 25 de ellos se obtienen una unidad de entrenamiento de IA. Con 3.000 Tesla D1 se puede crear un superordenador como el ExaPOD, con una potencia de proceso de 1.1 ExaFLOPs, capaz de superar a la mayoría de los superordenadores del mundo.

Tesla va a utilizar los chips Tesla D1, primero, para entrenar a su IA y mejorar su sistema de conducción autónoma, que por ahora no va todo lo fino que debería.

Además los incluirá en sus nuevos coches, para tomar las decisiones cuando esté activado el piloto automático.

No está claro, eso sí, cómo va a fabricar TSMC estos chips de 7 nm, teniendo en cuenta que sus fábricas están completamente saturadas por la crisis de los semiconductores.