Skip to main content

Qué tiene de especial la cámara 3D del Honor View 20

Honor View 20

24/01/2019 - 18:05

La cámara 3D TOF del Honor View 20 promete bastantes mejoras en fotografía móvil, pero ¿para qué sirve exactamente? Te explicamos qué aporta este sensor 3D.

Acaba de empezar el año y ya tenemos varios móviles que prometen dar guerra a lo largo de 2019. Uno de ellos es el Honor View 20, un móvil de gama media-premium que destaca en ciertos aspectos, uno de ellos la cámara.

La cámara del Honor View 20 incorpora tecnología 3D TOF, una novedad en telefonía móvil que mejorará no sólo el modo retrato, sino que también amplía los posibilidades en el apartado de gaming.

No es el primer móvil que la incorpora, pero sí uno de los primeros que promete llevar esta tecnología al gran público. A continuación te contamos en qué consiste y para qué sirve.

Un sonar de bolsillo

El mejor ejemplo para explicar cómo funciona la cámara 3D del Honor View 20 es un submarino. Sí, tal y como lees.

La característica diferencial de la tecnología TOF (Time of flight) es que usa micropulsos de luz infrarroja lanzados hacia delante. Estos tardan más o menos tiempo en volver dependiendo de los objetos que haya frente a la cámara.

Estos son los móviles más destacados que esperamos ver en 2019

Estos datos son procesados y convertidos en imágenes en relieve, aunque también sirve para medir la profundidad de campo con un sólo disparo. Hasta ahora, los móviles suelen realizar dos: uno con la lente principal y otro con una secundaria que mide específicamente la profundidad.

Digamos que cuanto más tarde en volver un haz de luz, más lejos estará el objeto. Es exactamente lo mismo que hace la tecnología sonar de un submarino y de algunos barcos, que escanean el fondo marino para localizar objetos o bancos de peces con sonido.

Ya sabemos cómo funciona pero, ¿para qué sirve?

Honor View 20

Al nivel de usuario, la principal utilidad de la cámara 3D del Honor View 20 se medirá en el modo retrato. Usando el TOF podrá medir más rápido y de forma mucho más efectiva la profundidad y la distancia que hay entre cámara, objeto y fondo, mejorando notablemente el desenfoque del efecto bookeh.

Además, y según ha comentado la propia marca, el TOF imita el funcionamiento de la antigua Xbox Kinect, ya retirada.

Puede medir la distancia y el movimiento con respecto a un objeto, procesar la información y generar un modelo en 3D para utilizar en ciertos videojuegos.

En cierto modo es interesante, aunque por ahora hay pocos juegos que puedan sacar partido a este sensor 3D en dispositivos Android.