Skip to main content

Todo lo que debes saber antes de contratar Starlink en España (mucho cuidado con la letra pequeña)

Starlink
Getty

09/02/2021 - 12:59

Tras muchísimo tiempo esperando, parece que los "inventos" de las empresas de Elon Musk empiezan a funcionar. Aún no sabemos nada de Hyperloop, pero otro de esos inventos del futuro, Starlink, ya se puede pedir en España en formato beta. Eso sí, hay una serie de condiciones que debemos tener en cuenta antes de contratar Starlink.

Hace meses que sabíamos que Starlink llegaría a España este 2021. Todavía no hay fecha para la implantación del servicio, pero, como os acabamos de contar, ya os podéis registrar en la web de Starlink para convertiros en usuarios 'beta'.

Por 499 euros el kit, 60 euros de envío y 99 euros de cuota mensual, puedes tener el servicio de internet por satélite donde quieras para disfrutar de una velocidad similar a la del 4G en este periodo de beta.

Sin embargo, hay una serie de letra pequeña que es conveniente conocer antes de contratar Starlink, porque a lo mejor descubrís que no sois los usuarios ideales, o que no tenéis las mejores condiciones alrededor, para contratar el servicio.

Tú lo compras, tú lo instalas

Cuando vemos el precio del conjunto, que no incluye el envío, podemos pensar que, al menos, alguien nos ayudará a instalar el equipo, como ocurre con los servicios que contratamos a las operadoras. Viene un técnico, pone el router y, si es majo, nos ayuda a pasar algún cable de extensión por las arquetas de casa.

Eso no pasa con Starlink, ya que debes ser tú el que realice la medición para ver cuál es el punto idóneo de tu parcela para instalar el equipo.

Con la aplicación Starlink podemos comprobar qué zona es la mejor, ya que debemos asegurar que no haya obstáculos que impidan el funcionamiento. Y es que, como podemos ver en el documento de condiciones, un solo árbol puede bloquear la señal.

Si su Starlink no es el objeto más alto a la vista en el lugar de instalación, descargue la app para asegurar que tiene un campo de visión despejado. Esto es importante porque incluso las obstrucciones pequeñas (un solo árbol, un poste, etc.) pueden interrumpir el servicio.

Esto es así porque el funcionamiento de Starlink es el de una antena que se comunica con un 'rayo' con un satélite. Se trata, así, de un haz de luz entre emisor y receptor y cualquier mínima interferencia puede afectar al servicio.

El área dentro de la cual se mueve este rayo es el "campo de visión". Si algún objeto como un árbol, chimenea, poste, etc. interrumpe la trayectoria del rayo, aunque sea brevemente, su servicio se interrumpirá.

Al principio del servicio, el campo de visión despejado requerido es un cono de 100 grados alrededor del centro del plato con una elevación mínima de 25 grados. Algunas obstrucciones son peores que otras y las obstrucciones bajas en el cielo causarán más interrupciones porque los satélites se encuentran en esta área del cielo con mayor frecuencia.

Lo mejor, según SpaceX, es instalar el Starlink a la mayor altura posible dentro de que sea seguro, claro. Además, especifican que, de cara a esta prueba, los usuarios que tengan muchos árboles altos o edificios alrededor no serán buenos candidatos de prueba, pero que a medida que se lancen más satélites, estos problemas disminuirán.

Sin límite de datos, PERO

Starlink es una versión algo más avanzada de algunos servicios como Hogar 3G/4G de algunos operadores y, como tal, está pensado, sobre todo, para esos usuarios a los que no les llega la fibra óptica.

No hay una tarifa de datos y son ilimitados, pero hay que tener cuidado porque, igual que las teleoperadoras pueden bajar la velocidad sin avisar si detectan que estás descargando mucho con la excusa de salvaguardar el ancho de banda, Starlink se reserva algo parecido.

SpaceX se reserva el derecho de participar en una administración de red razonable para proteger la red en general, incluido el análisis de patrones de tráfico para optimizar los servicios y prevenir la distribución de virus u otros códigos maliciosos. SpaceX se reserva el derecho de restringir, suspender o terminar los servicios sin previo aviso para proteger la red o minimizar la congestión causada por el uso no autorizado.

Es decir, están mezclando un gran volumen de datos con el uso malicioso en el mismo mensaje y puede que un usuario convencional que quiere internet para ver YouTube, Netflix y navegar no sufra en absoluto, pero si sois de los que descargáis un TB de juegos al mes en vuestra Xbox o PlayStation, más otros servicios de streaming, juego por streaming, música y el uso cotidiano de internet, entréis en ese "uso que congestiona la red".

Velocidad y latencia similar a la del 4G y periodos en los que puedes quedarte sin servicio

Se espera que la velocidad de Starlink y la latencia sean similares a la de la conexión 4G en el futuro, con unos 200 Mbps. Ahora mismo, sin embargo, la velocidad variará entre los 50 Mbps y los 150 Mbps.

Es un abanico considerable que, además, tendrá una latencia de entre 20 y 40 milisegundos. SpaceX avisa de que habrá periodos breves en los que no tendremos conexión, pero también que, a medida que el servicio mejore, se lancen más satélites y se instalen más estaciones terrestres, "el servicio de la red, velocidad de datos, latencia y tiempo de actividad mejorará drásticamente".

Tu antena derretirá la nieve a su alrededor automáticamente, pero la lluvia, viento o nevadas intensas tendrán consecuencias

Ya hemos visto que un solo árbol puede limitar la señal de Starlink, pero... ¿qué pasa si vives en una zona con nieve o tormentas? Según SpaceX, la antena está diseñada para que derrita la nieve alrededor y que no sea un problema, pero si hay muchísima nieve acumulada, sí podría ser perjudicial para la calidad del servicio.

Además, puntualizan:

La nieve acumulada alrededor de su Starlink puede bloquear el campo de visión. Recomendamos instalar Starlink en una ubicación que evite la acumulación de nieve y otras obstrucciones que bloqueen el campo de visión.

Las fuertes lluvias o el viento también pueden afectar su conexión, lo que podría provocar velocidades más lentas o una interrupción poco común.

Eso sí, Starlink cumple el requisito de conexión a tierra del Código Eléctrico Nacional, por lo que es resistente ante los rayos.

Tendrás conexión dentro de tu celda. Si viajas o te mudas, no habrá servicio

Una pregunta fácil que puede surgir es "bueno, si esto va por satélite y viajo, me mudo y me llevo la antena, tendré internet, ¿no?" Pues... no es tan sencillo:

Los satélites de Starlink están programados para enviar internet a todos los usuarios dentro de un área designada en tierra. Esto se conoce como celda.

Su Starlink está asignado a una sola celda. Si mueve su Starlink fuera de su celda, no se programará un satélite para servir su Starlink y no recibirá internet. Esto está limitado por la geometría y no es una geovalla arbitraria.

Los datos que recopila SpaceX

Y, por último, vamos con lo que va a saber SpaceX de ti cuando aceptas el contrato. Como vemos en el FAQ, tendrán derecho a tus datos de identidad, contacto, perfil (que puede incluir nombre de usuario, contraseña, compras por internet, intereses y preferencias para comunicaciones comerciales y no comerciales), datos financieros como los de la tarjeta de pago, datos de transacciones, datos del sitio web y datos técnicos como las métricas de calidad del Wi-Fi o la información de la IP pública.

Como veis, la letra pequeña está ahí y hay cosas normales (como los datos que, al final, todas las empresas recopilan) y detalles más pequeños que hay que tener en cuenta si queréis contratar Starlink.