Skip to main content

Twitter sucumbe a la era Trump: permitirá tuits polémicos cuando tengan relevancia pública

Trump Twitter
-

28/06/2019 - 09:26

¿Qué puedes hacer cuando el presidente de los Estados Unidos sobrepasa las reglas de tu red social? En Twitter llevan tiempo tratando de esquivar la polémica, pero lo cierto es que cada poco tiempo Donald Trump hace temblar la red con alguno de sus tuits. Tras dos años como presidente, Twitter parece que va a lanzar su primera medida: etiquetas de advertencia.

No se puede echar a Donald Trump de una red social o es probable que se sufran consecuencias mayores que un problema de reputación. Pero es muy controvertido el problema de que Twitter sea utilizado como altavoz para amenazar a Irán, atacar contrincantes políticos o anunciar medidas en primicia. Ya en un artículo analizamos las veces que Donald Trump se había excedido en la red social, una actitud que lejos de atenuarse ha ido cogiendo ímpetu.

Desde Twitter han llegado a la conclusión de que tienen que tomar medidas con estos usuarios y por primera vez van a añadir etiquetas que avisen de que un tuit no es adecuado, pero sí de interés general.

Trump, un usuario incómodo

Twitter se enfrenta a un habitante incómodo e intocable. Desde hace tiempo, las intervenciones de su CEO, Jack Dorsey, son más esquivas de lo habitual ante las insistentes preguntas sobre qué van a hacer con la cuenta de Donald Trump. El año pasado decidieron que los tuits de líderes mundiales eran de interés general y tenían que permanecer en la red social, pero el conflicto entre esta política y el comportamiento que se le pide al resto de usuarios ha sido conflictivo.

Donald Trump ha amenazado directamente a países con comenzar una guerra nuclear, atacó a periodistas, compartió fake news contra musulmanes y mensajes que incitaban al odio. Un comportamiento que cada vez está más penalizado en redes.

La campaña de limpieza de imagen de Facebook

Además de todo esto, su actitud hacia la red social no es amigable y realiza constantes críticas y avisos. En una entrevista en Fox Business, Trump comentó que la red social “hace que sea muy difícil que las personas se unan a mí en Twitter”. Un mensaje repetido en varias ocasiones que ha afirmado que pierde seguidores por culpa de una red social que hace políticas en contra de líderes conservadores.

Dos medidas contra Trump, sin pronunciar su nombre

Finalmente, Twitter ha anunciado dos medidas que practicará con casos como el de Donald Trump. 

Por un lado, pondrá etiquetas advirtiendo de que “El tuit muestra un comportamiento abusivo,. Sin embargo, Twitter piensa que puede ser de interés público, por lo que permanecerá disponible.”. Esta etiqueta solo se aplicará a líderes que rompan las reglas, esto es, a cuentas verificadas de funcionarios del gobierno y políticos con más de 100.000 seguidores.

etiqueta twitter
-

Sin embargo, el portavoz de Twitter que ha anunciado la medida no ha pronunciado el nombre de Donald Trump en ningún momento ni se ha referido a ningún otro líder mundial. Los comentarios han sido algo abstractos e impersonales.

La otra medida será que los tuits que tengan esa etiqueta no se verán beneficiados por los algoritmos que aumentan la difusión de contenido que consideran de interés, especialmente cuando son Tendencia o de eventos en directo.

Dos Twitter dentro de Twitter

Con estas nuevas reglas quedarán dos Twitter distintos. Uno será el de toda la vida y la grandísima mayoría de los usuarios que tendrán que cumplir una serie de reglas de comportamiento y otro de usuarios prácticamente intocables.

En Twitter confían en no tener que poner esta nueva etiqueta a demasiados tuits, pero parece complicado no dudar de que habrá casos que la requieran.

HuffPost entrevistó a Jack Dorsey en enero y le preguntó cómo actuaría Twitter si Trump pidiese a través de la red que se asesinasen a periodistas. El CEO de la compañía se negó a explicar las medidas que tomaría. De momento, parece que sería poner una etiqueta avisando del contenido. Por lo que se ve, es una batalla que no pueden ganar y Twitter ha buscado el modo de permitir mensajes que violen sus reglas de comportamiento.