Skip to main content

El último ataque contra WhatsApp no te tenía como objetivo, pero deberías estar preocupado

WhatsApp

18/05/2019 - 14:34

El reciente ataque perpetrado contra WhatsApp, ya corregido mediante la última actualización, permitía hackear un dispositivo al recibir una llamada a través de la aplicación, y no hacía falta ni que la respondieras.

De esta manera, cualquier persona que hubiera recibido dicha llamada maliciosa, habría permitido a los ciberdelincuentes acceder a su dispositivo para ver información personal como podía ser las distintas conversaciones mantenidas.

Pero este tipo de ataques, cada vez más sofisticados, no están pensados para conseguir información de civiles, sino más bien están enfocadas contra personas pertenecientes a las agencias de inteligencia de los gobiernos, integrantes de otras entidades gubernamentales del mundo, e incluso disidentes, figuras políticas y ciertos periodistas.

Pero aunque tú no seas el objetivo de este tipo de ataques, debes ser consciente de que nunca en Internet estarás a salvo. Aunque utilices WhatsApp, la aplicación de mensajería de Facebook, y que tus conversaciones estén cifradas de extremo a extremo, al final si tu teléfono es hackeado, tienes algún tipo de malware o no tienes el cuidado suficiente, siempre vas a estar en peligro.

Ante el ataque, un portavoz de WhatsApp ha señalado CNN Business, que este tipo de ataques avanzados “son de naturaleza altamente selectivas”.

El vehículo más débil en la infraestructura de mensajería instantánea es el teléfono móvil de los usuarios finales. Si alguien quiere acceder a sus mensajes o información, es más probable que comprometen el dispositivo”, señala Kurtis Minder, CEO de GroupSense.

Un abogado de derechos humanos con sede en Londres se encontraba ante los posibles objetivos de la vulnerabilidad de WhatsApp, mientras que Amnistía Internacional afirmó que fue atacada a través de un mensaje de WhatsApp que contenía el software de espionaje de NSO en 2018, cuando trabajaban en una campaña para liberar a seis activistas de los derechos de las mujeres detenidas en Arabia Saudita.

Esto quiere decir que jamás es recomendable tener en nuestro teléfono móvil información sensible como contraseñas en texto plano, datos que no quieres que nadie sepa, y ni mucho menos debes creer que por utilizar una aplicación con cifrado de extremo a extremo estás a salvo.