Skip to main content

Venus, el próximo destino de los robots de la NASA

Venus Planeta

Getty

03/06/2021 - 09:07

La NASA ha anunciado dos nuevas misiones robóticas con destino a Venus, el segundo planeta más cercano al Sol. Cada una contará con un presupuesto reducido de 500 millones de dólares.

"Estas dos misiones hermanas tienen como objetivo comprender cómo Venus se convirtió en un mundo infernal capaz de derretir el plomo en la superficie" ha explicado Bill Nelson, administrador de la agencia espacial, durante la presentación de ambos proyectos. 

Nelson ha recordado que la NASA no ha estado en Venus desde hace más de 30 años, cuando la segunda misión Pioneer alcanzó las nubes del planeta en 1978. Ahora le toca a otras dos misiones, DAVINCI+ y VERITAS.

Ambas forman parte de las propuestas que han llegado a la última ronda del Programa Discovery de la NASA, encargado de gestionar misiones de exploración planetaria de pequeña envergadura y que suele contar con un presupuesto limitado, 500 millones de dólares se destinarán a cada misión.

VERITAS será la primera en zarpar hacia el planeta vecino en 2028 equipada con cámaras y sensores para realizar una reconstrucción 3D de la topografía del planeta y estudiar los signos de vapor de agua que explicarían la actividad volcánica del planeta. Un año después le tocará a DAVINCI+ que en 2029 volará alrededor de Venus dos veces para tomar fotografías de la superficie del planeta y después lanzará una sonda robótica que se adentrará en su atmósfera espesa donde deberá medir los gases y demás elementos.

Entre esos elementos, hay uno que intriga especialmente a la comunidad científica, la fosfina. En 2020 un grupo de investigación internacional publicó un informe sobre los gases nocivos que se podrían encontrar en el planeta entre los cuales estaba la fosfina, elemento que producen los organismos vivos, despertando la hipótesis de un posible pasado habitado en Venus. 

No todos los científicos han respaldado este estudio, pero los análisis de DAVINCI+ y su sonda robótica pueden aportar algo de luz al misterio y proporcionarnos información suficiente para construir una teoría más sólida sobre el pasado del planeta y su conversión en el infierno que es hoy. 

El clima de este planeta alcanza temperaturas de 430 grados en la superficie, pero, aunque está más cerca el Sol que la Tierra, se encuentra en lo que los científicos llaman la zona Ricitos de Oro, ni muy cerca ni muy lejos del astro para poder albergar vida en algún momento.

Etiquetas:

#Tecnología

Y además