Logo Computerhoy.com

En vigor la normativa de la Unión Europea que obliga a los coches que salgan a la venta en 2024 incluir una tecnología contra el exceso de velocidad

Motor
trafico

Todos los coches nuevos que se vendan en la Unión Europea incluirán en breve una tecnología contra el exceso de velocidad conocida como asistencia inteligente a la velocidad, o ISA. 

La normativa de la UE que ayer, 7 de julio, entró finalmente en vigor establece que todos los nuevos modelos y tipos de coches que se introduzcan en el mercado europeo deben incluir un sistema ISA. La normativa no se aplica a los coches nuevos que están hoy en los concesionarios.

Antes de julio de 2024, todos los coches nuevos que se vendan en la UE deberán llevar incorporado este nuevo sistema anti velocidad. En un principio, ya en 2021, se habló que esta normativa entraría en vigor en mayo de este año.

"La implantación del ISA es un gran paso adelante para la seguridad vial y tiene el potencial de reducir drásticamente las lesiones y las muertes en carretera. Los fabricantes de automóviles tienen ahora la oportunidad de aprovechar al máximo el potencial que ofrece el ISA para crear carreteras más seguras para todos", afirma la Comisión Europea en un comunicado de prensa. 

Para contextualizar, el ISA trabaja con el control de crucero para adaptar la velocidad a la máxima permitida por la vía. Cuenta con sensores capaces de identificar las señales de tráfico, en concreto las de velocidad, para así adaptarse. 

Pese a ser un sistema intrusivo, el coche en ningún momento frenará, no al menos a petición de este sistema. Según diferentes estudios, este sistema reducirá las colisiones en un 30% y las muertes en un 20%. Igualmente, se dice que será capaz de reducir las emisiones al adaptar la velocidad en cada momento. 

Helicóptero

En la actualidad ya son muchos los coches que incorporan este sistema ISA y grandes marcas como Honda, Ford, Jeep y Mercedes-Benz venden algunos modelos con estos sistemas en el mercado europeo.

Sin embargo, andemos aún con precaución, ya que, según expertos en automoción, este sistema aún no es 100 % efectivo. En una de las pruebas que realizó una empresa llamada Autocar, el sistema ISA tardó en responder y, en un momento dado, fijó el límite de velocidad en 100 km/h mientras conducía por un tranquilo pueblo inglés.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además