Skip to main content

Virgin Galactic está un paso más cerca de los vuelos turísticos al espacio

cohete espacial

27/07/2018 - 16:17

Hoy la empresa de turismo espacial Virgin Galactic, fundada por el excéntrico millonario Richard Branson, ha superado con éxito una complicada prueba de vuelo tripulado sobre el desierto de Mojave en California. El VSS Unity forma parte del proyecto de vuelos turísticos espaciales con el que Branson planea iniciar una era de turismo espacial.

El avión espacial de Virgin ha marcado un nuevo hito en su carrera alcanzando su mayor altitud hasta la fecha en su tercer vuelo tripulado después del terrible accidente que sufrió el anterior modelo hace tres años.

Hace apenas 3 meses del último vuelo del avión espacial VSS Unity, donde consiguió marcar una altitud de 32 Km tras quemar combustible durante 31 segundos, alcanzando una velocidad de Match 1.9, lo cual supone prácticamente el doble de la velocidad del sonido.

En la prueba de hoy esas cifras se han pulverizado alcanzando por primera vez la mesosfera a una altitud de 52 km. Para ello necesitó encender sus motores durante 42 segundos, lo cual permitió a sus pilotos acelerar el avión hasta conseguir una velocidad Match 2.47.

A pesar de este nuevo hito, la altura alcanzada por el avión espacial de Virgin Galactic todavía está lejos de llegar a la línea de Kármár que marca la frontera entre la atmósfera y el espacio, pero es un importante avance en su programa.

George Whitesides, CEO de Virgin Galactic, afirma que están haciendo un buen progreso, aunque no se ha desvelado cuantas pruebas más necesitará la compañía para alcanzar su objetivo de realizar viajes comerciales al espacio.

Según las estimaciones iniciales, el proyecto de Virgin Galactic consta de tres fases, y actualmente nos encontramos en la primera fase. En ella se comprueba la solidez estructural de la nave y su resistencia al paso de la atmosfera al espacio y viceversa.

La segunda fase consistirá en probar los procedimientos de cabina que servirán para desarrollar el entrenamiento de los viajeros. Tal y como Whitesides apunta, "Dado que vamos a dejar que la gente se levante de sus asientos durante el vuelo espacial, queremos asegurarnos de que están debidamente capacitados salir de su asiento, moverse por la cabina, y volver a su asiento con seguridad"

Tras estas pruebas se iniciará la fase final, para lo cual se trasladarán a sus oficinas definitivas en Nuevo México desde el que se realizarán algunas pruebas de aclimatamiento y se iniciarán los primeros vuelos con clientes reales.

El VSS Unity es el vehículo principal de las misiones al espacio y, a diferencia de los cohetes de Space X o Blue Origin, no despega en vertical, sino que toma impulso lanzándose a gran altura desde un avión de carga llamado WhiteKnightTwo. Una vez el WhiteKnightTwo alcanza una altura de 45.600 pies, el VSS Unity se libera y enciende su propulsor catapultando a la aeronave hasta los límites con el espacio.

Esto es lo que te costará viajar al espacio en los cohetes del fundador de Amazon

El objetivo es que el VSS Unity alcance la línea Kármár que marca el límite con el espacio y en la que los pasajeros experimentarán unos minutos de ingravidez antes de volver a entrar en la atmósfera de forma segura gracias a un sistema de alas pivotantes. Una vez finalizado el vuelo espacial, la nave toma tierra como un avión comercial cualquiera.

Virgin Galactic afirma haber vendido ya 700 pasajes para esta aventura por el borde exterior de la atmosfera. Cada uno de estos billetes cuesta la friolera de 250.000 dólares por asiento. Por supuesto, Richard Branson se encuentra en la lista para ser uno de los primeros en viajar al espacio con su compañía.

Ver ahora: