Skip to main content

Virginia ha actualizado sus leyes para tipificar los deepfakes de pornografía como delito

Deepfake

02/07/2019 - 13:47

Los vídeos deepfake pueden ser el mayor peligro de Internet en los últimos años. Y es que, se trata de vídeos en los que podemos editar rostros para que famosos digan cosas que nunca dijeron, o para poner la ''cara'' de actores y actrices en cuerpos que no son los suyos y en situaciones muy comprometidas. Bien, ya hay un estado que ha prohibido los deepfakes pornográficos.

Bueno, concretamente lo que han hecho es impedir que haya vídeos porno deepfake pornográficos como venganza. Sí, el ser humano es así de espléndido y los vídeos íntimos que se suben a la red como venganza cuando terminan una relación dieron un giro de tuerca con la tecnología deepfake.

Si una pareja rompe y una de las partes no está conforme, con ayuda de la inteligencia artificial podía colocar la cabeza de la otra parte en un vídeo pornográfico para difundirlo y que se empiece una campaña de acoso contra la víctima. De hecho, ya hay una IA que frena la creación de vídeos con famosos.

En el estado de Virginia, ya era delito distribuir vídeos pornográficos como venganza, pero la ley se ha actualizado para que eso incluya imágenes fijas o vídeos que muestren una situación falsa.

La pena va hasta los 12 meses de cárcel y multas que parten de los 2.500 dólares, ya que imaginad que cualquiera, con un software, un equipo y la inteligencia artificial, en unas pocas horas, puede crear un vídeo falso que se nota, sí, pero que de primeras resulta de lo más creíble.

Todo esto forma parte de un movimiento de diferentes países por condenar a quien sube vídeos porno como venganza, pero el problema no es solo ese, sino el de regular los propios vídeos deepfake.

Y es que, antes hacía falta un equipo especializado para falsear el rostro de personajes públicos para que hicieran o dijeran cosas que, en realidad, no dijeron, pero ahora es muy fácil y se puede utilizar para el bien común, como colocar la cara de Nicolas Cage en todas las películas (existe), o para fines más retorcidos, como crear fake news... o vídeos pornográficos.

Cierra DeepNude, la app que desnudaba mujeres gracias a la IA

Por ejemplo, la fotografía de apertura del artículo es la cara de Daisy Ridley, protagonista de la última trilogía de Star Wars, en el cuerpo de una actriz porno, y el problema es que los resultados son demasiado convincentes.

Es un primer paso para prohibir los vídeos sexuales deepfake como venganza, pero no será fácil para el equipo regulador comprobar la veracidad y, además, uno de los problemas del sistema es que las víctimas suelen no denunciar para no perder el anonimato.