Skip to main content

Zoom ha cedido a la censura china: ¿dónde está el límite cuando una compañía opera fuera del país asiático?

zoom

12/06/2020 - 08:53

Zoom ha eliminado las cuentas de varios activistas a petición de China, aunque estas se encontraban fuera de sus fronteras.

Independientemente del recorrido que lleve una aplicación y las polémicas que haya sufrido durante los periodos anteriores, si dedica una parte o todo su negocio a la comunicación entre personas y tiene el objetivo de ser utilizada a nivel mundial, lo habitual es que se enfrente al problema de China. El gobierno de ese país suele prohibir aplicaciones o solicitar que se plieguen a sus órdenes censoras. Esto último es lo que ha pasado con Zoom.

Zoom ha sido una de las herramientas de videollamada más utilizadas durante el periodo de cuarentena. Ha triunfado gracias a una interfaz muy sencilla, la cantidad de usuarios que se pueden sumar a las conversaciones y las distintas opciones que dispone, pero no ha estado alejada de la polémica por los múltiples fallos de seguridad que todavía no ha solventado del todo.

Ahora, según la información de TechCrunch, ha cerrado la cuenta de tres activistas chinos a petición del gobierno. Estas personas tenían el objetivo de celebrar memoriales en recuerdo de las víctimas que hubo el 4 de junio de 1989 en la Plaza de Tiananmen

Estas celebraciones son ilegales en el país y el gobierno comunicó a Zoom que debía borrar las cuentas de los activistas y eliminar los eventos creados. Desde Zoom la respuesta fue positiva y siguió las directrices dadas a pesar de que las cuentas borradas estaban situadas en EE.UU y Hong Kong.

Este último punto es importante: eliminar cuentas situadas en países ajenos al censor es un movimiento extremadamente sensible. Desde Zoom han realizado una comunicación que no resulta demasiado convincente. Están desarrollando una vía para eliminar y bloquear cuentas a nivel geográfico con el objetivo de "proteger estas conversaciones para los participantes fuera de las fronteras donde se permite la actividad".

En cuanto a la cesión realizada hacia China y su enorme mercado de usuarios, Zoom ha deseado que "algún día, los gobiernos que construyen barreras para desconectar a su gente del mundo y entre ellos reconozcan que están actuando en contra de sus propios intereses, así como los derechos de sus ciudadanos y de toda la humanidad". De lo que se puede extraer que Zoom no va a tomar la iniciativa, sino que se plegará a las peticiones.

Este problema se suma a otros que ha tenido Zoom en los últimos meses, aunque desde un ámbito distinto. Pero queda claro que, al enfrentarse a un problema de similares características, ya puede pensar que es una multinacional.