Esta mochila es un PC de MSI para la realidad virtual

Esta mochila es un PC de MSI para la realidad virtual

Parece que durante los próximos años no vamos a dejar de hablar sobre la realidad virtual en ningún momento, y los productos como Oculus Rift o HTC Vive continuarán apareciendo y mejorando ofreciendo cada vez experiencias más inmersivas hasta que, algún día, logremos sentirnos realmente dentro del mundo de los videojuegos como si fuese real.

Mientras tanto tenemos que conformarnos con lo que está disponible, y a diferencia de lo que podríamos pensar, hoy en día necesitamos equipos potentes para disfrutar de una experiencia de realidad virtual con todo detalle. Sin embargo, el problema es que es necesario mantener nuestro dispositivo de RV conectado a un equipo que cumpla con las especificaciones requeridas, limitándonos en todo momento nuestro movimiento.

Esto significa que actualmente los dispositivos de realidad virtual no son portátiles, a menos que queramos gastarnos una buena cantidad de dinero en un ordenador portátil de los más potentes, o que nos llevemos nuestro PC con nosotros. Por suerte, parece que MSI dentro de poco propondrá una solución temporal a este problema.

Backpack PC es el nuevo ordenador que MSI presentará en el evento Computex 2016 la semana que viene, desde el 31 de mayo hasta el 4 de junio. Básicamente se trata de un ordenador que estará integrado dentro de una torre parecida a una mochila, y que nos permitirá llevarnos con él la realidad virtual a cualquier parte.

Cómo funciona Oculus Rift, configuración y posibilidades

En el interior del MSI Backpack PC encontraremos un procesador Intel Core i7 junto a una potente tarjeta gráfica NVIDIA GTX 980, lo que sin lugar a dudas será más que suficiente. El resto de especificaciones serán reveladas una vez de comienzo esta gran exposición de informática y tecnología en Taipei (China).

Una de las dudas que a cualquiera le surgiria al ver este producto es cuánto pesará en su conjunto, porque al fin y al cabo tendremos que llevarlo en nuestra espalda. Está claro que no es una solución a largo plazo, y esperamos que en el futuro la potencia necesaria para la realidad virtual pueda integrarse en un casco que sea ligero.

[Fuente: MSPowerUser]