Los juegos en primera persona podrían reparar daños cerebrales

videojuegos de disparos

Por diversos motivos, como la temática o las horas que invierten los gamers en este pasatiempo, los videojuegos tienen muchos críticos. Sin embargo, está demostrado que son beneficiosos para las funciones del cerebro, aumentan las habilidades motoras y mejoran la velocidad de aprendizaje, la resolución de problemas, la memoria y la conectividad cerebral. Por ello, en su justa medida, no resultan perjudiciales, sino más bien al contrario.

Un estudio que ha llevado a cabo la Universidad de Macquarie en Australia ha demostrado que otro de los beneficios para la salud que proporcionan los videojuegos es que pueden ayudar a reparar los daños cerebrales cuando se han sufrido lesiones traumáticas.

En concreto, los investigadores se han centrado en los títulos de disparos en primera persona o First Person Shooter (FPS), como Halo o Call of Duty. Han podido comprobar que la dinámica del juego ayuda a mejorar las capacidades de atención y de procesado de información del cerebro.

El estudio se ha llevado a cabo con un grupo de 31 pacientes varones, con edades comprendidas entre los 18 y los 65 años, que han sufrido lesiones cerebrales traumáticas.

Los científicos pidieron a los individuos que jugasen al Medal of Honor: Rising Sun. Durante la partida, los participantes recibían formación sobre cómo resolver los problemas que se planteaban y seguir las estrategias relacionadas con los desafíos del juego. Por otra parte, también acudían a un centro de enseñanza para aprender a hacer frente a sus lesiones.

Un estudio demuestra que los videojuegos podrían adelgazar

A medida que iba avanzando el estudio, los participantes demostraron que, a pesar de tener el cerebro dañado, iban mejorando en el juego, lo que también les ayudó a hacer mejor las tareas cotidianas. 

Dado que la muestra de esta investigación es muy pequeña, los científicos quieren llevar a cabo más ensayos de este tipo para respaldar los resultados y ver si los videojuegos FPS tienen los mismos efectos beneficiosos en otros pacientes. 

[Fuente: Sciencie Alert]