Skip to main content

Mito y caída de Billy Mitchell, su récord de Donkey Kong era un fraude

Mito y caída de Billy Mitchell, su récord de Donkey Kong era un fraude

12/04/2018 - 18:26

Cae un mito de los videojuegos.

Billy King of Kong Mitchell, considerado por muchos el mejor jugador de videojuegos del siglo XX, ha sido desposeído de varios de sus récords mundiales del clásico de Nintendo Donkey Kong, tras demostrarse que supuestamente utilizó el emulador MAME o uno similar para conseguirlos, en lugar de la máquina recreativa original.

¿Alguien que hace trampas en un videojuego? Cada día se expulsa a miles de jugadores en juegos como Fortnite o PUBG por hacer lo mismo. Pero las implicaciones del supuesto fraude de Billy Mitchell son mucho más importantes, a poco que aprecies la cultura de los videojuegos.

Mito y caída de Billy Mitchell, su récord de Donkey Kong era un fraude

Antes de que existiera Internet, antes de que nacieran los juegos multijugador, antes de que jugadores de todo el mundo pudieran enfrentarse desde sus casas, los torneos de videojuegos tenían lugar en los bares y los salones recreativos, donde los jugadores se amontonaban alrededor de una máquina arcade y competían uno contra otro, escribiendo su nombre en la pantalla de récords que quedaba grabado para la posteridad... hasta que la máquina se desenchufaba.

En los años 80 del pasado siglo, Billy King of Kong Mitchell se hizo mundialmente famoso al batir varios récords mundiales en los videojuegos de la época. Por aquel entonces todos los juegos tenían puntuación, así que era fácil comparar. Es uno de los pioneros de los eSports, cuando los eSports aún no se habían inventado.

Mito y caída de Billy Mitchell, su récord de Donkey Kong era un fraude

En 1982 se convirtió en el primer jugador en llegar a la pantalla final del mítico Donkey Kong. Durante 20 años mantuvo el récord mundial con la puntuación más alta, aunque después se ha batido en varias ocasiones. También batió récords mundiales en Ms. Pac-man, Donkey Kong Jr., Centipede, Burger Time, y otros clásicos de la recreativas.

En 1999 se convirtió en el primer jugador en alcanzar la puntuación perfecta en Pac-Man, con 3,333,360 puntos. En 1999, en una ceremonia en el Tokyo Game Show, fue declarado Mejor Jugador de Videojuegos del siglo XX.

Dueño de una cadena de restaurantes y de una famosa marca de salsas picantes, Billy Mitchell es un hombre de negocios de éxito que siempre ha proyectado una imagen altiva y poco accesible. Durante sus años de jugador mantuvo una fuerte rivalidad con otros jugadores como Roy Shildt o Steve Wiebe, plasmada en el famoso documental King of Kong, a Fisful of Quarters. Este es el trailer:

¿Te aparece jugar a Donkey Kong? El juego está en la consola NES Classic Mini

Durante años, las sospechas de récords poco claros siempre han sobrevolado a Mitchell, con acusaciones directas de sus rivales. Aunque algunos de sus récords menores los ha conseguido en exhibiciones en público, sus récords más importantes provienen de sesiones privadas en su casa o en salones recreativos a puerta cerrada. Como prueba de sus récords, Mitchell enviaba una cinta de vídeo en donde grababa la partida.

Hoy, el portal Twin Galaxies, la comunidad de referencia que coordina los récords mundiales de los juegos clásicos, ha anunciado que elimina todo los récords de Billy Mitchell de su web, y no le permitirá subir nuevos récords, al demostrar que no pudieron ser grabados con una recreativa original, y seguramente fueron obtenidos con el emulador MAME u otro similar.

Otros foros de fans de Donkey Kong han hecho lo mismo. El único récord que se da por bueno es una puntuación de 933.900 puntos que obtuvo en una exhibición pública en el año 2004, cayendo al puesto 47 en el ranking del juego.

La sospecha se ha confirmado cuando el autor de la denuncia, Jeremy Young, descubrió que en el arcade original los andamios de los escenarios de Donkey Kong se dibujan de izquierda a derecha, mientras que el emulador MAME lo hace de una vez. Justo como aparece en el vídeo de uno de los récords de Billy Mitchell. Aunque algunas webs aceptan los récords de MAME porque el juego es el mismo y exige la misma habilidad que el original, el problema es que MAME permite hacer pausas e incluso rebobinar si te matan, sin que aparezca en el vídeo que MAME graba.

Billy Mitchell se ha defendido diciendo que su vídeo podría haber sido manipulado, aunque no ha podido aportar pruebas que demuestren que jugó con una recreativa original.

Es un golpe duro para los que creen en la nobleza y el juego limpio de los videojuegos competitivos. Pero conociendo la personalidad de Billy Mitchell, seguro que será aún más duro para él perder la fama y el mito que se había ganado en estos últimos 30 años.

[Fuente: Twin Galaxies]

Ver ahora: