Skip to main content

IAbyHuawei

Algoritmos de inteligencia artificial para desvelar los misterios del mundo antiguo

Ofrecido por Huawei
Arqueología

15/03/2019 - 08:32

Estudiar las costumbres y lenguajes que se utilizaban en algunas de las civilizaciones más prósperas de la historia es algo fascinante ya que cada nuevo descubrimiento en un yacimiento arqueológico supone una nueva pieza en un gran rompecabezas del tiempo.

Unir cada uno de esos fragmentos de historia no es algo fácil. Es una tarea que puede llevar años de estudio de cada fragmento a todo un equipo de expertos en busca de inscripciones, grafías y representaciones, y encajarlo en el contexto de otros objetos encontrados previamente.

Una vez más la tecnología del futuro se ha puesto al servicio de la ciencia y ya se están utilizando algoritmos de inteligencia artificial para descifrar los misterios del mundo antiguo.

Hasta la fecha, la arqueología había utilizado la tecnología como base de consulta o herramientas manuales accesorias en forma de bases de datos, herramientas gráficas, digitalización de piezas, etc. Ahora la inteligencia artificial toma un papel más activo convirtiéndose en un motor de investigación.

Reconocimiento de escenas y puzles así investiga la inteligencia artificial

Estamos habituados a hablar de reconocimiento de escenas y de objetos mediante inteligencia artificial al hablar de las prestaciones fotográficas de móviles de última generación como los Huawei Mate 20 y Mate 20 Pro.

La inteligencia artificial integrada en la cámara de estos móviles es capaz de identificar los objetos que tienes ante ti, aislarlos y ajustar los parámetros de luz, color y ruido de la cámara para obtener la mejor fotografía posible.

Análisis Huawei Mate 20 X

Los investigadores que estudian los orígenes de la historia de las civilizaciones están empezando a integrar una tecnología similar basada en inteligencia artificial para analizar las piezas que se encuentran en las diferentes excavaciones.

Gracias al reconocimiento de objetos de la inteligencia artificial y al aprendizaje automático, los arqueólogos están consiguiendo agilizar el análisis de las inscripciones, grafías y símbolos que se encuentran en muchas vasijas y objetos. Cada una de estas piezas se analizan teniendo en cuenta el lugar en el que se ha encontrado y se cotejan con otras piezas que se han hallado en el mismo yacimiento.

Arqueología

Una de las capacidades por las que últimamente se está haciendo famosa la inteligencia artificial es por ser capaz de detectar patrones para completar una tarea inacabada. Un ejemplo lo tenemos en la inteligencia artificial de Huawei, que ha sido capaz de completar la famosa Sinfonía n.º 8 “inacabada” de Schubert siguiendo los patrones de las melodías de las partes que ya conocía.

De la misma forma, la inteligencia artificial aplicada en la arqueología permite, a partir de los fragmentos de piezas encontradas, explorar todas las posibilidades de encaje entre ellas para unirlas en una sola pieza tal y como debía ser hace miles de años. Como hacer un puzzle, pero con piezas que a priori no encajan y en el que faltan muchas de las piezas.

La inteligencia artificial es capaz de completar esta tediosa tarea, que a menudo puede llevar incluso años a los investigadores, en una fracción de ese tiempo. De ese modo se optimizan los recursos de investigación y se agilizan los descubrimientos de nuevas evidencias históricas.

Inteligencia artificial que traduce lenguas muertas

No es algo raro que un smartphone lleve integrado un sistema de traducción integrado capaz de traducir un texto de un idioma a otro que puedas entender. Pero si, como en el caso de los Huawei Mate 20 y Mate 20 Pro, ese sistema de traducción está impulsado por un sistema de inteligencia artificial y aprendizaje automático, sus capacidades se multiplican exponencialmente para conseguir resultados espectaculares.

La inteligencia artificial te ayuda a superar tus problemas con los idiomas

Gettyimages

Los investigadores están usando técnicas de machine learning e inteligencia artificial para procesar la enorme cantidad de variables a las que se enfrentan a la hora de descifrar las grafías y jeroglíficos de civilizaciones parcialmente desconocidas como la egipcia, los mayas o la civilización del valle del Indo.

La arqueología consiguió descifrar los jeroglíficos egipcios gracias a la piedra de Rosetta, que contenía el mismo texto escrito en jeroglíficos egipcios, escritura demótica y en griego antiguo. Esto permitió a los investigadores aprender el significado de los jeroglíficos a partir de su comparación con el texto en griego antiguo, un lenguaje que sí conocían.

Piedra Rosetta

Hans Hillewaert

Lamentablemente, no se han encontrado hallazgos similares para todas las civilizaciones, por lo que las escrituras de muchas civilizaciones antiguas continúan parcialmente desconocidas. Aquí es donde la inteligencia artificial más puede ayudar.

La actuación de la inteligencia artificial consiste en identificar e interpretar los grafemas (símbolos únicos e indivisible de la escritura) mediante el reconocimiento de objetos. Esta inteligencia artificial está formada por diversos algoritmos que emulan el funcionamiento de las regiones del cerebro que los humanos emplean durante el proceso de lectura en tres fases.

La primera fase consiste en el reconocimiento y selección de los grafemas en los objetos e inscripciones hallados en la excavación arqueológica para su clasificación. Después, un segundo proceso utiliza el aprendizaje automático en el que se comparan con otros grafemas similares encontrados previamente.

Esta selección de grafemas servirá para crear lo que los expertos denominan un “Corpus estandarizado”. Un conjunto de textos que permiten realizar análisis estadísticos de los grafemas más utilizados con los que se pueden adivinar la utilidad o el significado de algunos de estos símbolos. Esto completa el tercer proceso cerebral que emula la inteligencia artificial que sería la comprensión de los textos.

Gracias a esta automatización mediante machine learning e inteligencia artificial del proceso de creación de los listados estadísticos, es posible profundizar en el conocimiento de las escrituras de los faraones egipcios, descifrar algunos símbolos misteriosos de la cultura maya o recuperar la memoria de civilizaciones olvidadas como la del valle del Indo de hace más de 5.000 años. El futuro ayudando a descubrir el pasado.