Skip to main content

El gaming se pasa a los ultrabooks de alto rendimiento: así es el ROG Zephyrus S

Ofrecido por Asus
Asus Zephyrus S

10/12/2019 - 09:21

Durante mucho tiempo los portátiles gaming se caracterizaban por las grandes prestaciones que permitía un hardware de primer nivel, pero también por ser equipos grandes, pesados y con una estética discutible fuera del ámbito de los videojuegos.

La nueva generación de portátiles ROG Zephyrus S apuesta por la movilidad completa integrando el hardware soñado por cualquier gamer, en un chasis más compacto y ligero.

En este nuevo paradigma de portátiles gaming, o mejor podríamos decir de ultrabooks gaming, la productividad y el ocio se dan la mano en un equipo que los profesionales que necesiten altas prestaciones pueden llevar a las reuniones con sus clientes, o disfrutar en la arena de un shooter sin compromisos en el rendimiento.

Un equipo gaming que querrás llevarte contigo

Una de las grandes contrapartidas de los portátiles convencionales de 17 pulgadas es que, si bien ofrecían una generosa pantalla en la que poder jugar de forma cómoda a tus juegos favoritos, su peso y sobre todo su tamaño podían hacerte dudar de su portabilidad.

Con la nueva generación de portátiles gaming ROG Zephyrus S se ha llevado a cabo un intenso trabajo de compactación. El resultado es un portátil gaming un 23% más pequeño que los portátiles de 17 pulgadas convencionales y un 40% más fino. Todas las ventajas de un portátil de 17 pulgadas, en el tamaño de uno de 15 pulgadas.

Asus Zephyrus S

El secreto de este éxito en su compactación lo encontramos en el mejor aprovechamiento del espacio en elementos como la pantalla, cuyos marcos se han reducido hasta quedarse en un perfil de solo 6,9 mm obteniendo un ratio pantalla cuerpo del 81%.

En los ROG Zephyrus S se ha logrado reducir el grosor del portátil hasta los 18,7 mm lo cual lo sitúa como uno de los primeros portátiles gaming diseñados como una herramienta de trabajo que los profesionales pueden llevar a sus reuniones de trabajo.

En este sentido, el concepto de ultrabooks gaming apuesta por un diseño mucho más sobrio y elegante, que únicamente saca ese carácter gaming cuando los más jugones lo desean. De ese modo se evita ser el objeto de todas las miradas en las salas de reuniones, para poner en valor toda su elegancia y la elección de materiales y acabados de calidad.

Una pantalla para diseñadores que también disfrutan los gamers

La pantalla es uno de los componentes que más debe cuidar un portátil para profesionales del diseño y la creación de contenido, donde la precisión de los colores y la nitidez de las imágenes que muestra debe ser absoluta.

En este ámbito el ROG Zephyrus S de 2019 ha marcado un nuevo hito ya que monta una pantalla con la tecnología ProArt TruColor validada por Pantone, de forma que los colores que ves en pantalla son fieles a la realidad.

Asus Zephyrus S

Además, los más jugones disfrutarán de una experiencia inédita en fluidez ya que la pantalla IPS del nuevo portátil gaming de Asus alcanza unas frecuencias de refresco de hasta 300 Hz, un tiempo de respuesta de solo 3 ms y HDR.

La mejora en las prestaciones de pantalla tienen un impacto directo en la calidad y fluidez de las imágenes ya que se mejora el rango dinámico de los colores en pantalla, y muestra imágenes más fluidas incluso en escenas con mucha acción.

Asus ROG Strix SCAR II

Asus ROG Strix SCAR II

El portátil gaming ROG SCAR II de Asus es perfecto para disfrutar de los shooters en primera persona gracias a su pantalla de alto refresco, a un teclado preciso, al procesador intel de octava generación y a su tarjeta gráfica GTX.

El aumento de las frecuencias supone una ventaja táctica en juegos con mucha acción como puede ser el caso de CS:GO, en los que, por ejemplo, se aporta un extra de precisión al apuntar a un enemigo mientras saltas de algún balcón o al moverte para esquivar los disparos contrarios. En este tipo de juegos, que se caracterizan por tener un ritmo frenético y es necesario moverse rápido para sobrevivir, es donde se deja notar esta mejora, siendo incluso una ventaja en mapas tan tácticos y como Mirage, donde las emboscadas están a la orden del día.

Por otro lado, y sin dejar de lado CS:GO, la mejor representación de los colores y el soporte HDR del ROG Zephyrus S mejora la precisión en entornos oscuros o que pueden crear cierta confusión a la hora de liquidar a los enemigos como pueden ser los intrincados pasillos del mapa Cobblestone, donde obtener mejor definición del entorno agudiza la puntería a la hora de acabar con un enemigo agazapado entre las sombras.

Un hardware diseñado para trabajar en equipo

Contar con un hardware potente es importante tanto para un portátil gaming, como para aquellos profesionales del diseño 3D, editores de vídeo o fotógrafos que necesitan un equipo portátil y potente para trabajar.

Productividad y diversión van de la mano en los nuevos ultrabooks gaming de alto rendimiento. Todo lo que esperas de un ultrabook, pero con el músculo de un portátil gaming.

Sin embargo, toda esa potencia de hardware debe ser capaz de trabajar de forma sincronizada para obtener el mejor equilibrio entre rendimiento y movilidad.

Asus Zephyrus S

Por ejemplo, durante las partidas más intensas, el procesador Intel Core i7 9750H y las gráficas NVIDIA GeForce RTX 2080, 2070 o 2060 (según modelo) sincronizan la cantidad de frames por segundo que se generan, con la frecuencia de la pantalla mediante la tecnología G-Sync. De ese modo, las imágenes serán más fluidas y se evitan artefactos y errores de representación en forma de rasgado de imágenes (efecto Tearing). Esto permitirá a los más jugones disfrutar de movimientos más fluidos en juegos como CS:GO y cambiar de objetivo más rápidamente sin que se distorsione la imagen en el proceso.

En el ámbito de la productividad, la posibilidad de contar con configuraciones de hasta 32 GB de memoria RAM DDR4 y opciones con SSD de 512 GB o 1 TB en formato M.2 NVMe ofrecen el máximo rendimiento en aplicaciones tan exigentes como Adobe Premiere, Lightroom, Photoshop o Autodesk Maya.

Asus Zephyrus S

El auténtico valor de un equipo no solo se demuestra a la hora de liberar toda su potencia cuando se llevan a cabo las tareas más exigentes, sino que también debe optimizar su funcionamiento para ofrecer una mayor autonomía en las tareas más rutinarias en movilidad.

Es aquí donde se valoran tecnologías como el Modo Optimus, que reduce el uso de recursos para consumir menos batería en tareas menos exigentes, cambiando la GPU dedicada por el chip gráfico integrado, arañando un valioso tiempo de autonomía.

Nuevos formatos requieren nuevos sistemas de refrigeración

Integrar un hardware de altas prestaciones como el que montan los ROG Zephyrus S no es algo sencillo ya que un gran rendimiento también implica una mayor generación de calor.

Si a esto le sumamos la compactación a la que se ha sometido este portátil gaming, las tareas de refrigeración por los métodos convencionales parecen inviables. Por ello, un innovador formato de portátil gaming compacto como es este ROG Zephyrus S requiere un sistema de refrigeración igualmente innovador.

Asus Zephyrus S

El exclusivo sistema de refrigeración ROG Active Aerodynamic System (AAS) expande el chasis del ROG Zephyrus S levantándolo en su parte trasera cuando se abre la tapa del equipo.

Esto permite ampliar hasta en un 32% la admisión de aire fresco que entra a refrigerar los componentes internos permitiéndoles trabajar a una temperatura adecuada con un menor uso de la ventilación forzada. Un equipamiento formado por 5 caloductos favorece el intercambio de temperaturas manteniendo la CPU, GPU y los circuitos VRM de alimentación a una temperatura de trabajo óptima, alargando así la vida útil del equipo y protegiendo tu inversión.

Más:

#noRSS, #Branded