Skip to main content

HDMI 2.1, una característica clave en los televisores de 2020

LG será pionero en ofrecer 8K real en sus TV OLED y Nanocell certificados con el nuevo estándar

22/01/2020 - 09:00

La conectividad es una de las principales características de los nuevos televisores de 2020 y el HDMI 2.1 es una de las actualizaciones más importantes de los últimos años en este ámbito ya que permite ampliar las características y la calidad de los contenidos que se muestran.

Para muchos esta actualización del estándar HDMI 2.1 supone un cambio tan significativo como el que supuso la llegada del HDMI en sus primeras versiones, ya que permite ampliar el ancho de banda en la transmisión de audio y vídeo, así como añadir nuevas funciones que mejoran la sincronización con consolas y dispositivos de juego.

LG ha sido pionera en la implementación de este estándar de conectividad integrándola en sus televisores de 2019. En 2020 este estándar se consolidará de forma definitiva y marcará el ritmo de adopción de tecnologías tan importantes como la llegada de las resoluciones 8K.

¿Qué significa tener un mayor ancho de banda?

Una de las principales características que permite el nuevo estándar HDMI 2.1 que integran los televisores de LG es el aumento de ancho de banda, que pasa de una capacidad de 18 Gbps que permitía el estándar HDMI 2.0 a transmitir 48 Gbps.

Esta es una diferencia lo suficientemente sustancial como para que incluso desde el propio organismo regulador del estándar se hayan tenido que modificar la composición de los cables de conexión compatibles con este protocolo para permitir ese aumento en la capacidad de transmisión.

LG será pionero en ofrecer 8K real en sus TV OLED y Nanocell certificados con el nuevo estándar

Tener un mayor ancho de banda implica poder llevar una mayor cantidad de información de imagen y sonido al televisor. Esto, en términos prácticos, se traduce en que el televisor cuenta con datos más detallados sobre cómo deben representarse las imágenes.

La primera beneficiada de este aumento de flujo de datos serán las resoluciones 8K que empezarán a llegar en 2020, de los cuales LG es pionera por ser la primera marca en disponer de un televisor OLED con resolución 8K, además de su correspondiente modelo con tecnología NanoCell.

Colores mucho más reales y precisos

El ancho de banda está estrechamente relacionado con la compresión del submuestreo de color o, dicho de otra forma, en la precisión de los colores que se muestran en pantalla.

Cada píxel de las imágenes que el televisor muestra en pantalla se representa en base a una determinada información contenida bajo la etiqueta YUV (o Y’CbCr) que agrupa los valores del submuestreo de color que se transmite desde el contenido original.

Por resumirlo de forma sencilla, YUV (o Y’CbCr) indica el valor de luminancia, intensidad del color azul y del color rojo. El resto de colores se obtienen mediante complejos algoritmo a partir de estos parámetros.

OLED LG

Gettyimages

Tal y como sucede en otros formatos como el MP3 en audio o el JPG en fotografía, para optimizar la transmisión de contenido se comprime la señal de color para emplear menos ancho de banda.

Esta optimización se obtiene reduciendo la información de los valores del submuestreo de color. En función de la tasa de compresión se eliminará más información de un valor u otro, representando un dígito para cada uno de los datos.

Por ejemplo, el formato de submuestreo de color que más información aporta es el representado por los valores 4:4:4 (4 de luminancia, 4 de valor de azul y 4 de valor para rojo), ya que ofrece la máxima información que el televisor necesita para representar los colores de la forma más fiel posible.

A medida que se va comprimiendo la información, se va reduciendo la cantidad de información, y se mostraría como 4:2:2, reduciendo la información sobre ambos colores; o con el valor de submuestreo de color 4:2:0 en el que la información del color rojo quedaría a merced de la interpretación del procesador del televisor.

Al contar con un mayor ancho de banda en el conector HDMI 2.1, los televisores LG obtienen una información de color mucho más precisa y exacta. Así, podrás ver las películas tal y como fueron creadas por sus directores o pensadas por sus creadores.

El futuro del HDR también pasa por el HDMI 2.1

El HDR ya es una tecnología implementada en la mayoría de televisores del mercado. LG ha sido una de las marcas que más fuerte apostó por esta tecnología ofreciendo soporte para el 100% de los estándares HDR.

Esta tecnología se basa en adjuntar una banda de información en forma de metadatos paralela a las imágenes, que indican al televisor cómo debe representar el contenido que se está mostrando.

LG OLED E9, análisis y opinión

El aumento del ancho de banda que facilitaron los anteriores estándares de HDMI facilitó la llegada del HDR y su sucesiva mejora integrando nuevos sistemas HDR de metadatos dinámicos, como HDR Vision o HDR 10+, en el que cada fotograma del contenido utiliza sus propios metadatos.

El aumento en la capacidad de transmisión que proporciona el estándar HDMI 2.1 permite incorporar más información en los metadatos haciéndolos más precisos.

Escucha"Episodio #22: HDR - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

El HDR se beneficia de un mayor espacio y profundidad de color en el que se representan una mayor cantidad de colores que permiten degradados más suaves y mayor rango dinámico entre las zonas oscuras y claras.

El nuevo estándar HDMI 2.1 permite representar colores más realistas ya que es compatible con el espacio de color BT.2020 utilizado en la industria del cine y una profundidad de color de 10, 12 y 16 bits.

Mejor sincronización con consolas y PC gaming

Una de las mejoras más importantes que aporta la conectividad HDMI 2.1 integrada en los televisores LG es la sincronización de la tasa de refresco con la tasa de fotogramas de las consolas de juegos y PC gaming.

Los anteriores estándares de HDMI permitían una resolución máxima de 4K a 60 Hz, mientras que HDMI 2.1 permite representar resoluciones de hasta 10K a 120 Hz.

Tecnologías de sincronización de frecuencia como VRR (Variable Refresh Rate) permiten sincronizar las imágenes que genera la tarjeta gráfica o el chip gráfico de la consola (expresado en FPS) con la frecuencia de refresco del televisor (expresado en Hz).

LG OLED E9, análisis y opinión

Simplificando, este sistema ajusta la frecuencia de refresco de la pantalla para que coincida con las imágenes que genera el dispositivo de forma que, si tu PC gaming es capaz de generar 120 FPS en tus juegos favoritos, la pantalla se ajustará a 120 Hz para que cada ciclo muestre un fotograma.

De ese modo, se evitan aberraciones y artefactos en la representación de las imágenes como el “tearing”, que se produce cuando el televisor solo puede representar una parte de los fotogramas que envía la tarjeta gráfica; o “micro stuttering” que crea interrupciones en la representación de imágenes restando fluidez al movimiento en los juegos.

Escucha"Episodio #38: Hz - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

Otra de las nuevas funciones que han mejorado con la incorporación del estándar HDMI 2.1 en los televisores LG, es el ALLM (Auto Low Latency Mode).

Esta característica permite reducir drásticamente la latencia que se produce en la conexión entre dos dispositivos. Este tiempo es apenas de unos milisegundos, pero se hace especialmente visible al controlar los personajes de los juegos, ya que produce un retraso entre el momento en el que se pulsa el botón en el mando, y se muestra la reacción en pantalla, lo cual tiene un gran impacto en la experiencia de juego.

LG OLED E9, análisis y opinión

La función ALLM (Auto Low Latency Mode) reconoce automáticamente cuando se ha conectado una consola o PC Gaming compatible al televisor, y ajusta automáticamente su funcionamiento para reducir al máximo este tiempo de latencia.

Gracias a estas funciones, disfrutar de tus juegos favoritos en una gran pantalla de televisor se convertirá en toda una experiencia de juego logrando unos resultados cercanos a los de los monitores.

La llegada del HDMI 2.1 ha permitido implementar algunas nuevas funciones que supondrán un gran avance en la experiencia de uso de los televisores y contribuirán de forma decisiva al avance de tecnologías como las que integran los nuevos televisores OLED 8K de LG.

Más:

#Branded, #noRSS