Logo Computerhoy.com

Meta acepta pagar 725 millones de dólares por el escándalo de Cambridge Analytica... y a otra cosa

Se cierra uno de los capítulos más bochornosos de la historia de Facebook, a la manera habitual. 

Meta acepta pagar 725 millones de dólares por el escándalo de Cambridge Analytica... y a otra cosa
Foto del redactor Juan Antonio Pascual Estapé

El juicio a Meta, antigua Facebook, por el escándalo de espionaje de Cambridge Analytica, termina con un acuerdo extrajudicial, por el que Meta pagará 725 millones de dólares a repartir entre los 280 millones de usuarios de Facebook que firmaron como perjudicados. Después de quitar el 25% para los abogados, claro... 

Pese a aceptar la multa, Facebook no reconoce su culpabilidad ni da a entender que haya hecho algo mal. Paga porque "es lo mejor para los intereses de nuestros usuarios y de los accionistas", según ha explicado un portavoz de Meta a Reuters. Ya pagó más de 1.000 millones de dólares como multa oficial por este mismo tema. Este juicio era una denuncia de los usuarios.

Se cierra así uno de los escándalos más graves de la historia, relacionado con la privacidad de los datos. Como ocurre siempre con las todopoderosas compañías tecnológicas: sin aceptar la culpa, sin dimisiones, sin inhabilitaciones, y pagando una multa que para ellas es calderilla, las monedas sueltas que les estorban en el bolsillo.

El escándalo de Cambridge Analytica

Seguramente recuerdas la historia. En 2018 se descubrió que una empresa británica llamada Cambridge Analytica había estado recopiliando datos de forma ilegal y sin permiso de 87 millones de usuarios de Facebook, destinados a firmas de consultoría supuestamente asociadas a Donald Trump.

Cambridge Analytica había obtenido permiso de Facebook para analizar datos con fines estadísticos a través de una app que solo descargaron 270.000 personas, según Ars Technica. Pero la empresa británica supuestamente usó los permisos de esa app para acceder de forma ilegal a los datos privados de 87 millones de personas, que no habían dado permiso a Facebook para acceder a ellos.

Supuestamente esta información privada se usó para lanzar campañas políticas personalizadas asociadas a Donald Trump. Decirle a la gente lo que quiere escuchar, sabiendo sus inclinaciones políticas y sus gustos.

Scraping

La denuncia acusa a Facebook de mercadear con información privada, porque al parecer este permiso dado a Cambirdge Analytica lo obtuvieron también otras firmas. Y, lo más grave, de no vigilar los datos privados que estas firmas extraían de la red social.

Con el pago de estos 725 millones de dólares, que para una empresa como Facebook, que ingresó más de 120.000 millones de dólares en 2022, es una propina, se cierra el escándalo de Cambridge Analytica. En todo este tiempo, Facebook ha seguido ganando usuarios de forma constante. Aquí no ha pasado nada, circulen...

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Etiquetas: Facebook