Skip to main content

Marvel: de no apostar nadie por ella a ser la reina de la industria del cine

Vengadores Infinity War juegos

17/06/2018 - 12:03

Marvel fue fundada en 1939, y desde entonces ha pasado por varias etapas a lo largo de su historia. En este reportaje analizamos cómo ha conseguido convertirse en la referencia del mundo del cine en tan solo unas pocas décadas.

Si al usuario más cinéfilo le dices la palabra ''imperio'', automáticamente pensará en ''El Imperio contraataca'' y, puede que incluso que antes que en la cinta de Lucas, en ''Disney''. La compañía fundada en 1923 es uno de esos ejemplos claros de empresa cuyos tentáculos tocan prácticamente todos los palos, de esas a las que hay que pedir permiso para hacer ciertos movimientos, y la que controla, además, el Universo Cinematográfico Marvel.

Marvel es la gran compañía de los superhéroes. Fundada en 1939, ha pasado por varias etapas a lo largo de su historia. Es muy complicado mantenerse siempre en la cresta de la ola, y cuando tocas tantas ramas del entretenimiento, más aún. Marvel ha estado involucrada en cómics, novelas, videojuegos y, cómo no, cine y televisión. 

Aunque ahora solo podemos pensar en el binomio Disney-Marvel como una máquina de imprimir dinero, no todos los tiempos fueron buenos y, de hecho, Marvel estuvo a punto de desaparecer en la década de los 90. Los días más oscuros de la compañía no los ocasionó Thanos, sino la ambición.

A finales de los 80, el cómic estaba en todo lo alto en cuanto a popularidad se refiere. Las ''grapas'' causaban furor y Marvel vivía una época muy dulce. Sin embargo, como siempre cuando una empresa tiene éxito, llegó un tiburón mayor que la devoró. Ese tiburón fue Andrews Group, y el ''Thanos'' particular de Marvel fue Ron Perelman.

Con Perelman a la cabeza, la ambición fue el lema de una compañía que pasó de ser la gallina de los huevos de oro a un pollo sin cabeza. La distribución siempre funciona, o casi siempre, en la dirección ''compañía, intermediario y tienda''. Hay una serie de beneficios, y estos actores se los reparten. Perelman quiso romper el saco y asesinó al intermediario.

Marvel quería controlarlo todo sin llegar a estar preparada para ello. Básicamente, no fueron capaces de distribuir los cómics de forma correcta y, a principios de los noventa, los mayores artistas de la compañía abandonaron el barco, seguramente aterrados por un futuro de esos que Doctor Strange vio. Las condiciones de venta enfurecieron a las tiendas, quienes pusieron su granito de arena para poner a Marvel bajo la espada de Heimdall.

Las 15 mejores películas para ver en Netflix

Tras esto, pasó el tiempo y Marvel empezó a recuperarse. No fue el cine el actor que salvó a la compañía, pero en estas líneas vamos a centrarnos en ello y, aquí, hay que agradecer a Fox y a Sony que ''salvaran'' a la compañía. A finales de los 90, Marvel tenía que lanzar lastre y vendieron unos preciados activos, los derechos cinematográficos de sus superhéroes.

Así, entre Sony y Fox lanzaron las películas de Spiderman, los X-Men y Los Cuatro Fantásticos (dos películas para olvidar, ciertamente). Fueron las que empezaron a volver a labrar el campo de Marvel, mejorando la reputación de la compañía y llevando a los superhéroes al gran público. De personajes para ''nerds'' pasaron a algo que, ahora, es parte de la cultura popular.

2008, llega Stark... y Disney

Como siempre, la avaricia rompe el saco, y las continuaciones de las películas de Sony y Fox no fueron lo buenas, por decirlo de manera suave, que podrían haber sido. Empezó esa época de ''vaya, otra película de superhéroes, a ver cómo la fastidian''. La popularidad volvió a bajar, pero entonces llegó el primer Vengador.

Necesitarás esto para no perderte en el Universo Marvel

Sí, el Capitán América es el ''Primer Vengador'', pero Iron Man es el que puso el primer ladrillo del castillo actual de Marvel. En 2008, Paramount lanzó la primera película de Iron Man, una cinta madura, consciente de sí misma y del personaje. No trataba al superhéroe como un humano con un traje ''guay'' y ya está, sino como algo complejo.

Y, bueno, para qué nos vamos a engañar, estaba Tony Stark. Robert Downey Jr., un actor bastante polémico, se comió el personaje. Él es Tony Stark y, si no es él, debe ser Elon Musk, pero eso es otra historia. El actor hizo un papel tremendo interpretando a Iron Man, algo que ha repetido en numerosas películas desde entonces. 

Las películas de superhéroes parece que cogían otro tono, y poco después llegó El Increíble Hulk y... Disney. Sí, Disney entró en 2009 como un elefante en una cacharrería y se hizo con todos los derechos de Marvel con los que podía. Fox y Sony no soltaron algunos, pero a Disney no le hacía falta, tenía de sobra con lo que se compró como para formar su liga de superhéroes.

¿Existe Iron Man?

Aunque estaban producidas por terceros, se notaba que había algo en el ambiente que resultaba especial y olía muy bien para el fan. Los años posteriores vimos, El Capitán América, Thor, la secuela de Iron Man y, sobre todo, el final de la primera fase de Marvel.

Los Vengadores cierran el primer ciclo de Marvel

Ese aroma especial era el que desprendía la idea de ver a Los Vengadores. En 2012, finalmente, se estrenó la primera gran película de Marvel. Grande de verdad, de esas producciones que dan vértigo, el GTA o Destiny en videojuegos, pero en cine. 

Dejando de lado la calidad de la cinta y ciñiéndonos a los fríos números, Los Vengadores fue el primer ''business angel de Marvel'', con más de 1.500.000.000 dólares recaudados. Se dice pronto, pero es una cifra que han repetido, prácticamente, las películas de ''héroes reunidos'' posteriores, como La Era de Ultrón (Vengadores 2) o Civil War (a.k.a Vengadores entre 2 y 3).

Las películas más taquilleras de verano, desde 1975

Los Vengadores no solo funcionaron comercialmente, sino como el tabique central de la casa que comenzó a construir Tony Stark en 2008. Tras la ''fase 1'' del Universo Cinematográfico Marvel... ¿qué pasó? Sí, la avaricia rompió el saco, como siempre.

Seis películas se estrenaron dentro del UCM en la fase 2, pero solo dos de ellas consiguieron replicar la calidad de las de la fase 1. Y no, Los Vengadores 2 no fue una de ellas, pese a los más de 1.100.000.000 millones que consiguió rápidamente en taquilla.

No todo es acción real, la animación también mola lo suyo

Solo Guardianes de la Galaxia, con unos 770.000.000 millones de recaudación y Ant-Man, con poco más de 500.000.000 millones, consiguieron salvar los muebles en cuanto a calidad se refiere. Y sí, parece que recaudaron poco, pero realmente eran licencias menos conocidas.

Eso sí, Marvel, ahora, no corría ningún peligro. Y, para demostrarlo, se estrenaron en la fase 3 con una producción espectacular.

Da comienzo la Fase 3...

Capitán América: Civil War fue una superproducción con todas las letras, y no una película de un solo héroe para abrir la nueva fase del UCM. Reunió prácticamente a todos los Vengadores e introdujo a Spider-Man (del que ahora hablaremos) como uno de los personajes más interesantes de la Marvel actual. ¿Seguimos hablando de dinero? 1.100.000.000 dólares recaudados, más o menos, de la ''tercera'' película del Cpaitán frente a los menos de 400.000 millones de la primera.

Al igual que en la fase 2, Marvel ha ido lanzando varias películas por año, pero la calidad de estas no tiene nada que ver con las de la fase anterior. Doctor Strange, Thor Ragnarok, Guardianes de la Galaxia 2 o Black Panther son películas que se acercan en recaudación a la primera de Los Vengadores, pero la guinda ha sido, como podéis imaginar, Infinity War.

Estrenada hace pocos meses, Infinity War no es una película de superhéroes. Al menos, claro está, en el sentido ''nerd'' que comentamos hace unas líneas. Es un ''El Retorno del Rey'', un ''El retorno del Jedi'', una cinta de esas que marcan un antes y un después en el cine, un ejemplo de cómo hacerlo todo bien, desde el marketing hasta el estreno.

Estas son las pelícuas de Marvel que no están en el UCM

2.000.000.000 dólares lleva recaudados Infinity War. Es la cuarta película más taquillera de la historia y la que pone la chimenea de la casa (ahora Mansión) Marvel. Han pasado 10 años desde Iron Man e Infinity War es una celebración en todos los sentidos, y Marvel está viviendo, de la mano de Disney, el momento más dulce de sus 80 años de historia.

Spider-Man, el eslabón perdido y Sony

Un momento, Spider-Man Homecoming se estrenó antes de muchas citadas, ¿dónde están?'' Bien, hasta aquí, hemos visto cómo Marvel no ha parado de ganar año tras año, y Disney, también. Pero no solo gana Disney. Sony no soltó una de las licencias de Marvel que poseía y, tras algunos fracasos con el personaje, relanzó a Peter Parker al estrellato.

Spider-Man Homecoming era un reinicio para el personaje, algo necesario tras las cintas protagonizadas por Andrew Garfield (y, sobre todo, la última de Raimi). El rejuvenecimiento del personaje le ha sentado genial a la franquicia y, aunque había miedo por ser de Sony y no de Disney, la cinta llegó con ese ''sello de calidad'' de la compañía de Mickey.

Ahora, esperamos una secuela para el año que viene, producida por Sony, pero dentro del universo Marvel de Disney, y, de nuevo, tendremos un juego de un héroe de Marvel que esté a la altura. Y es que, desde el lanzamiento de Iron Man hemos visto algunos juegos basados en las películas, títulos de dudosísima calidad lanzados con el único objetivo de engancharse al éxito de las películas correspondientes para vender.

El Spider-Man de PS4 será algo totalmente diferente, un juego con una historia aparte, basada en el universo del personaje, pero que muchos encuadramos dentro de ese plan que Disney y Marvel (y Sony, en este caso) tienen para dominar el mundo.

Fase 4 del Universo Cinematográfico Marvel

Volviendo al cine, aún faltan dos películas para cerrar la fase 3 del Universo Cinematográfico de Marvel. Ant-Man y La Avispa llegará este año, estando prevista Capitana Marvel para el siguiente y, en mayo, Los Vengadores 4, la película que cerrará la fase 3. 

Después comenzará una fase 4 del UCM, donde ya tenemos tres películas confirmadas, y lo más importante es que, pese a la saturación, Disney y Marvel lo están haciendo tan bien que los ingresos solo van a más.

UCM, Carol Danvers, Kree

Están creando una estrategia perfecta, una malla de películas interconectadas en las que todos los movimientos están muy medidos. Son películas de estudio y no de directores (salvo algunas licencias que cada uno toma en un momento dado, sobre todo los hermanos Russo) y todo está bien planeado para que Marvel no deje de dar dinero.

En 20 años, han pasado de estar arrastrándose por el fango a mirar por encima del hombro al mundo del entretenimiento. 

Más:

#Destacado

Ver ahora: