Skip to main content

7 películas que nunca llegaron a rodarse a pesar de ser muy prometedoras, y que todos deseamos ver

7 películas que nunca llegaron a rodarse a pesar de ser muy prometedoras y que todos deseamos ver

07/05/2022 - 13:01

Desde una tan explícita que Hitchcock no pudo lanzar, pasando por una nueva de Batman dirigida por Aronofsky, hasta Tarantino mezclando Star Trek con gánsteres. Os dejamos 7 películas que nunca se llegaron a rodar y que lanzaron un hype a la población que nunca se va a resolver.

Muchas películas no pasan de la fase de preproducción. Ya sea por falta de financiación o por misteriosos retrasos, algunas películas están destinadas a convertirse en la nada. En estos casos hablamos incluso de simples proyectos que quedaron en firmes propuestas y alguna con un avance que otro, pero ya.

Y es que, por cada película que se estrena, hay otras innumerables que nunca llegan a estrenarse y nada tiene que ver con quien las dirigen o protagonizan. Por ejemplo, las que vamos a ver en este reportaje iban a estar dirigidas por algunos de los mejores directores del mundo.

No es frecuente que una película llegue hasta el conocimiento del público, para luego no estrenarse. Sin embargo, para algunos esta pesadilla se hizo realidad y las historias que hay detrás de ellas son sorprendentes.

A continuación te dejamos con grandes películas por las que muchos mataríamos por ver y que, desgraciadamente, ni se comenzaron a rodar y ya no vamos a disfrutarlas en la gran pantalla. Quién sabe si con el boom de las plataformas como Netflix o HBO Max encuentren un trampolín para alguna de ellas.

7 películas que nunca llegaron a rodarse a pesar de ser muy prometedoras:

Batman: Año Uno, de Darren Aronofsky

batman año uno

Darren Aronofsky ha coqueteado a menudo con grandes películas de superhéroes como Lobezno, con Hugh Jackman, o Watchmen, antes de que Zack Snyder hiciese la suya propia. 

Sin embargo, la que se lleva la medalla de oro es sin duda alguna Batman: Año Uno. En el año 2000 se anunció que Aronofsky dirigiría una adaptación del cómic de Frank Miller, con Miller como guionista, y el director de fotografía habitual de Aronofsky, Matthew Libatique. Para aquellos que somos fans de Miller y este cómic, el hype estaba más que asegurado.

Ahora bien, bienvenidos los problemas. Aronofsky venía de dirigir Pi y Réquiem por un sueño e iba a debutar en el estudio con la película de Batman respaldada por Warner Bros, ya que el estudio tenía la intención de reiniciar la franquicia del murciélago después de la mala recepción de Batman y Robin, de 1997.

san andrés

7 películas que avisan sobre lo peor que puede ocurrir con el cambio climático

Con todo esto, Aronofsky acabó abandonando el proyecto por conflictos de agenda y todo el boom creado fue aprovechado por otro gran director para reconvertirse en Batman Begins, de Christopher Nolan, que daría pie a su gran trilogía que todos amamos. 

Sin embargo, ¿qué hubiese sido mejor: la película de Aronofsky y habernos perdido las de Nolan, o al revés?

Caleidoscopio, de Alfred Hitchcock

Caleidoscopio

Inspirada en un caso real de asesinato en serie, la visión de Hitchcock para Caleidoscopio (Kaleidoscope), se consideró demasiado impactante y sexualmente explícita para su época.

Y es que, pese al impacto que generó Psicosis en los 60, en el que gran parte de la población quedó algo traumatizada, no era el último cartucho de este gran director. Hitchcock tenía planeada una película aún más impactante unos años después. Se llamaría Calidoscopio.

Decidido a ponerse a la altura de los directores más innovadores de Europa, Hitchcock quería aplicar sus métodos radicales a una de sus narrativas más oscuras. Caleidoscopio fue considerada tan transgresora que ni siquiera el hombre detrás de Psicosis fue autorizado a rodarla.

Amazon Prime Video

Prueba gratis Amazon Prime Video

Ya puedes probar gratis durante un mes y sin compromiso de permanencia Amazon Prime Video. En esta plataforma puedes ver series como American Gods, Hanna y Jack Ryan, además de cientos de películas en exclusiva.

Sumémosle que Hitchcock esperaba que la película se produjera en 1967. Acababa de recibir un Oscar honorífico, el premio Irving G Thalberg, y se acababa de publicar el libro de entrevistas con él de François Truffaut, por lo que estaba más que claro que la película al menos iba a ser vista.

Sin embargo, sus dos últimos estrenos, Marnie y Telón de acero, habían sido decepcionantes y si lo unimos a una época muy poco permisiva, quedó en la nada.

Ojalá haber podido disfrutarla y juzgar si realmente era tan explícita y truculenta como anunciaban.

Halo, de Peter Jackson, Neill Blomkamp y Guillermo del Toro

Halo

Después de deslumbrar al mundo con su trilogía de El Señor de los Anillos, Peter Jackson quiso estar al mando la adaptación cinematográfica de la popularísima serie de videojuegos Halo. 

Como se propuso, Jackson se encargaría de la producción ejecutiva de la película a partir de un guion de Alex Garland, que más tarde obtendría un gran éxito en el género de la ciencia-ficción con la dirección de Ex Machina y Annihilation.

6 películas y series basadas en videojuegos que tienes disponibles ahora mismo

7 películas y series basadas en videojuegos que tienes disponibles ahora mismo, y 4 que se están rodando

Los directores fueron y vinieron de la película de Halo, incluyendo a Guillermo del Toro y Neill Blomkamp, que podría haber hecho su debut como director de largometrajes con esta gran película.

Cabe destacar que Halo está ahora en desarrollo como serie de televisión para el nuevo servicio de streaming Paramount+.

Ronnie Rocket, de David Lynch

Ronnie Rocket

David Lynch empezó a trabajar en Ronnie Rocket poco después del éxito de su primer largometraje de 1977, Erasherhead (Cabeza borradora).

El proyecto de la película seguiría a un detective con una sola pierna que entra en otra dimensión y es acosado por un enano de un metro de altura que puede controlar la electricidad. Muy al estilo David Lynch, desde luego.

Sin embargo, Lynch tuvo dificultades para encontrar un estudio que se arriesgara con una historia tan extraña. El director dejó en suspenso Ronnie Rocket y se decantó por un proyecto más convencional con El hombre elefante, aunque siempre ha seguido esta película en su mente.

Tras conseguir no uno, si no dos compañías de producción y decantarse por Michael J. Anderson, de Twin Peaks, como actor protagonista, finalmente Lynch nunca consiguió que Ronnie Rocket pasara del desarrollo.

Star Trek: El Planeta de los Titanes, de Quentin Tarantino

star trek

Como ya sabemos, Tarantino juega en su propia liga y dentro de sus fetiches, siempre ha preferido trabajar en proyectos originales, pero una oportunidad como la de dirigir Star Trek, es incluso irrechazable hasta por el mismísimo Tarantino (además de que era un absoluto fan).

Ahora bien, en 2019, se anunció que este estaba trabajando en su propia película de Star Trek inspirada en A Piece of the Action, un episodio de la serie original que tiene lugar en un planeta que basa su cultura en los gánsteres de Chicago de los años 20. Toda una locura.

The Strangers

7 películas de terror Home Invasion que te harán poner en duda la seguridad de tu casa

Tarantino, que estuvo pensando en dirigir el proyecto y que probablemente habría sido clasificado como R (solo para adultos), finalmente decidió no hacerla como su última película.

Sin embargo, la idea de que Tarantino realizara una película de Star Trek que combinaría aspectos de la ciencia ficción y del cine de gánsteres ha hecho que los más fans se pregunten "¿qué hubiera pasado si?..." durante años.

El corazón de las tinieblas, de Orson Welles

El corazón de las tinieblas

En 1939, tras saltar a la fama con su producción de Julio César y su versión radiofónica de La guerra de los mundos, Orson Welles presentó a RKO Pictures un guion adaptado de la novela de Joseph Conrad, El corazón de las tinieblas.

Sin embargo, tras unos meses de debate, el presidente de la RKO, decidió retirar el proyecto. ¿Por qué? por una simple razón: se consideraba un riesgo en tres frentes como el financiero, estilístico y político. 

A esto había que sumarle, que pese a que ahora estamos acostumbrados a ver adaptaciones de libros en el cine (y fijaos que muchas de ellas son de bastante dudosa calidad), en aquella época el miedo era mayor, así como el respeto.

Disney Plus logo

Date de alta en Disney+

Disney+ sigue estrenando novedades, como su canal STAR. Si te das de alta en la suscripción anuales, ahorrarás el equivalente a dos meses con respecto a la suscripción mensual.

En las primeras fases de la preproducción quedó claro que la película costaría más de un millón de dólares y planeó rodar la película en 165 largos planos panorámicos en primera persona, siendo la cámara los ojos del personaje principal, algo que quería romper con la aburrida narrativa del cine.

Sumémosle que Welles adoptó una postura firme contra el fascismo y, teniendo en cuenta que hablamos de 1939, la cosa estaba muy caliente. 

La combinación perfecta para recibir un NO como una catedral.

Napoleón, de Stanley Kubrick

Napoleón de Stanley Kubrick

El cineasta Stanley Kubrick escribió un guion sobre Napoleón Bonaparte que nunca vio la luz. Este pretendía que Napoleón fuera su novena película, que se estrenaría a principios de la década de 1970 (tras Espartaco, su primera película de gran presupuesto).

El guion constaba de 148 páginas y relataba toda la vida de Napoleón Bonaparte, desde su nacimiento en 1769, hasta su muerte en 1821. Sin embargo, el alcance de Kubrick superó su capacidad. Y es que, era demasiado ambiciosa y costosa para que cualquier estudio la financiara.

Eso sí, cabe destacar que en 2016, Cary Fukunaga fue contratado para dirigir una miniserie que adaptaba el guion de Kubrick. La miniserie sigue en marcha, actualmente prevista para ser estrenada por HBO y producida por Steven Spielberg.

Además, existe incluso un libro llamado Stanley Kubrick's Napoleon: The Greatest Movie Never Made,  que recopila el guion con las notas manuscritas de Kubrick, volúmenes de investigación, el vestuario y las fotos de búsqueda de localizaciones de la preproducción de la película.

Y además