Skip to main content

The Last of Us 2 es la demostración de que el mejor juego del año también puede ser accesible

The Last of Us 2

Naughty Dog

19/06/2020 - 21:47

Hay veces en las que no basta con hacer uno de esos juegos que pasarán a la historia. Tan importante como poner toda la carne en el asador para crear el mejor juego posible es asegurarse de que todo el mundo, casi literalmente, puede jugarlo. Eso es lo que ocurre con The Last of Us Parte II, que no solo es un magnífico videojuego, sino uno de los más accesibles de la historia.

No importa que seas el mejor si no compartes tu arte (o conocimientos, habilidades, lo que sea). En el terreno de los videojuegos, los grandes títulos son los que acaparan todas las miradas, los que eclipsan bien por sus gráficos, por sus actuaciones, por los millones de marketing que hay detrás de ellos... y muchas veces hay obras enormes en calidad, pero que no conoce nadie porque no se han promocionado bien debido a falta de medios, desconocimientos... etcétera.

De nada vale que tu juego sea buenísimo si, al final, no puedes seguir creando títulos así porque los jugadores no lo conocen y no lo han comprado. Es una situación que, por desgracia, he visto en más de una ocasión a lo largo de los años en los que llevo dedicándome a informar sobre videojuegos, pero como maestro de profesión, hay veces que pienso en esos grandes videojuegos que destacan sobre los demás, pero que debido a sus condiciones impiden que todo el que quiera pueda acercarse a ellos.

Acaba de llegar The Last of Us Parte II, un juego secuela de uno de los títulos considerados por muchos como uno de los mejores juegos de la historia. No era un juego divertido (algunas fases, de hecho, eran tremendamente tediosas), pero no solo construyó un mundo creíble, sino una historia apasionante protagonizada por personajes que parecían de carne y hueso, y no precisamente por su diseño, sino por el comportamiento.

Nuestros compañeros de Hobby Consolas ya os han ofrecido el análisis de The Last of Us Parte II y, como dicen ellos y decenas de compañeros de la prensa, es uno de esos juegos 'must have', un imprescindible que cualquier poseedor de una PS4 debe jugar. 

Y ahora sí es posible, ya que The Last of Us Parte II no es solo uno de los mejores juegos de la historia, sino uno de los más accesibles jamás creados.

Principal objetivo: que todos puedan disfrutar de los videojuegos

Antes de hablar de las opciones de accesibilidad de The Last of Us Parte II, voy a mentar a Microsoft. Antes de nada, todas las empresas se crean para ganar dinero, y que alguien haga un mando especial o un videojuego con muchas opciones de accesibilidad es debido a que quieren ganar más dinero.

Y es, por cierto, totalmente válido. Que se hagan acciones inclusivas para ganar dinero me parece genial, ya que la empresa gana (cosa que importa a sus accionistas), pero también los jugadores que antes no podían disfrutar de los videojuegos y que, con estas opciones o mandos, sí están en el mismo 'rollo' que sus amigos.

Ya había juegos con opciones de accesibilidad que se resumían en diferentes opciones para resaltar elementos que permitieran a personas con diferentes grados de diversidad visual (daltonismo) disfrutar del videojuego, pero hace un par de años Microsoft fue un paso más allá con el Xbox Adaptive Controller.

Como os contamos en su día, se trata de un mando muy especial formado por dos enormes botones y un montón de conectores a los que podemos acoplar prácticamente cualquier periférico sea por USB Tipo-A o Jack de 3,5 mm. Esto permite que cada jugador personalice su experiencia, y la verdad es que me es imposible no ver vídeos de personas con diversidad funcional de cualquier tipo disfrutando de los videojuegos... y no soltar una sonrisa.

Xbox Adaptive Controller

Están jugando al mismo videojuego que yo, de forma diferente, pero disfrutando incluso más que yo porque doy por sentado que los videojuegos se juegan con cierto mando y no he tenido que adaptarme a dicho mando. Ahora, es ese mando el que se adapta a las características de cada persona, y eso es genial.

Microsoft, en este sentido, se ganó mi respeto de por vida, ya que sí, volvemos a lo de antes, lo han hecho porque así amplían el número de jugadores que pueden comprar su hardware y videojuegos, pero... ¿qué más da? Esos jugadores van a ser felices porque sus amigos se van a poner a jugar a Fortnite en cualquier plataforma y ellos también van a poder hacerlo.

The Last of Us Parte 2, el camino a seguir por el resto de la industria debido a sus opciones de accesibilidad

Eso es una pieza de hardware, pero las opciones de software también son esenciales. Hasta ahora, como decía, habíamos visto un vago intento por ampliar el espectro de jugadores, con opciones como ampliar el tamaño de los subtítulos o el adaptar ciertos elementos a los diferentes tipos de daltonismo.

The Last of Us Parte 2 va más allá. Naughty Dog, el estudio responsable del juego, ha estado trabajando no solo en crear su mejor juego posible, sino en hacerlo muy accesible e inclusivo. En cuanto empezamos, vemos que el juego es especial. No vamos a entrar en spoilers, desde luego, pero The Last of Us Parte II no empieza con una espectacular cinemática.

The Last of Us Parte 2 análisis

Empieza con un menú en el que nos deja activar el HDR... y con otra pantalla en la que empezamos a ver atisbos de las más de 60 opciones de accesibilidad que han introducido. Si no sabías de qué iba la cosa (nosotros partíamos con ventaja, ya que no nos pillaba de nuevas), puedes pensar que son opciones para daltonismo, subtítulos más grandes y poco más, pero no.

La primera opción es un "texto a voz" que, básicamente y como conocéis muy bien los amantes de la tecnología, es una opción de accesibilidad puesta desde hace bastante tiempo en algunos sistemas operativos. Todo lo que sea texto y aparezca en pantalla, se traduce a voz. Y no solo texto, también los iconos y botones del mando.

Esto permite que personas con diversidad visual puedan disfrutar del título asociando sonidos especiales a acciones, así como recorriendo los mapas sin tener que forzarse para leer, ya que una voz (en castellano) nos va traduciendo la escena. Es realmente genial, pero no se queda ahí.

Además de las ayudas sonoras, el estudio ha introducido una serie de ayudas de alto contraste para identificar mejor a los personajes y, así, poder jugar de manera más segura.

También, y para mí esto es lo mejor, hay opciones de lupa. Es algo que, de nuevo, hacen los sistemas operativos móviles y de escritorio y, básicamente, se produce un aumento de la escena, el HUD o cierta parte de la imagen para que no haya que forzar la vista.

A estas opciones se le suman un montón de personalización en los subtítulos y un modo antimareo, ya que la simulación de movimiento 3D puede ocasionar mareos a algunos jugadores. Ahora bien, ¿solo hay opciones de accesibilidad si tenemos alguna discapacidad visual? La respuesta os la podéis imaginar por el tono utilizado. Si alguien con discapacidad auditiva quiere jugar, hay diferentes iconos y elementos de percepción que suplen a los sonidos.

Aparece información en pantalla para que la información que debería llegar por el canal auditivo llegue a través de la vista. Y si tenemos diversidad funcional o limitación de movimientos por el motivo que sea, el estudio se ha asegurado de que también podamos jugar incluyendo resolución de situaciones de manera automática, controles personalizables y muchas opciones de accesibilidad en combate (como ser invisibles en el suelo, y otra serie de ajustes que podéis consultar aquí).

Al final, es intentar cubrir el mayor espectro posible de perfiles y jugadores, dando la opción a prácticamente todo el mundo de disfrutar de tu videojuego. "Si todos jugamos, ganamos todos". Esa frase se dijo en la presentación del Adaptive Controller de Microsoft a la que pude asistir, y la verdad es que es de las mejores que ha dado la industria del videojuego en los últimos años.

Y es que, los videojuegos van de pasarlo bien, de generar sonrisas y lágrimas de emoción. 

Un juego llamado a hacer historia, ya que este es el camino a seguir

Llegado a este punto, es complicado seguir escribiendo porque realmente, si te toca de cerca aprecias más todos los esfuerzos de algunas compañías por crear juegos o hardware para todo el mundo, pero vayáis a usar las opciones de accesibilidad o no, os recomendamos encarecidamente jugar a The Last of Us Parte II.

De nuevo, os remito al análisis de mi compañero Álvaro en el que desgrana todos los aspectos del juego, pero además de ser un juego muy accesible (como decimos, de los más accesibles de la historia) y de toda la violencia y el gore, es un juego que va de mostrar cómo los odios entre humanos no llevan a nada. A nada bueno, al menos.

Y eso por no mencionar la temática LGBT, cosa que también ocurre en el juego y que es fabulosa, ya que es un título que va a vender lo que no está escrito y que da visibilidad a algo que no debería ser tabú en estos tiempos.

Como decimos, el juego acaba de llegar y si tenéis una PlayStation 4, os lo recomendamos con fuerza. Disfrutad, porque es de esos momentos especiales en el universo de los videojuegos que no vemos, precisamente, cada mes. 

Más:

#Destacado