Skip to main content

Opinión de PS5 tras dos meses de uso

Análisis PS5 Computerhoy
A.A.H.

06/01/2021 - 10:00

Os contamos nuestra experiencia en esta opinión de PS5 tras dos meses de uso. Hemos estado probando prácticamente todos los juegos de nueva generación creados para el sistema de Sony y, tras muchas horas tanto con la consola como con el DualSense, os contamos si nuestra opinión ha cambiado desde que la analizamos en noviembre.

Parece mentira, pero el tiempo vuela y llevamos dos meses con PS5. Sí, la consola se lanzó el pasado 19 de noviembre, pero igual que con Xbox Series X -análisis- y Series S -análisis-, tuvimos una unidad antes de tiempo para poder realizar diferentes pruebas, mediciones y, en definitiva, hacer el análisis de la nueva consola de Sony.

Un análisis así se realiza midiendo todo lo que está en nuestra mano, pero cuando de verdad descubres una consola es cuando pasas más tiempo con el sistema, cuando te da tiempo de pasarte más juegos, de experimentar más, de tener más sensaciones con el mando y, en definitiva, de conocerlo mucho más a fondo.

Por eso, ahora queremos daros nuestra opinión de PS5 tras dos meses de uso en los que hemos jugado prácticamente a diario tanto a los juegos nuevos como a los retrocompatibles.

Índice de contenidos:

El hardware: genial disipación y muy potente, pero con un chasis creado para ahorrar

Antes de nada, debéis saber que mantengo cada una de las palabras que dije en el análisis de la consola. Como digo, esos análisis los hacemos jugando muchísimas horas y midiendo muchos, muchos datos, por lo que se publicó cuando estuvo listo y no rascando solo la superficie.

Lo que ahora volcaré es una reflexión tras un uso más prolongado. Voy a empezar hablando del hardware tanto interno como externo porque, además, tengo la perspectiva del usuario que cuenta con dos PS5

Igual que ocurre con Series X, tengo la personal pagada con mi dinero y la de la web y mientras en el caso de Xbox Series X las dos son idénticas (sin problemas de temperatura, más ruido, apagones, etc), en el caso de PS5 la cosa varía.

Voy a empezar esta opinión de PS5 hablando de la parte externa. Me sigue gustando la consola, sus líneas y el elegante LED de estado al que nos hemos acostumbrado con Sony desde la PS4 de 2013. 

Las dos placas blancas me parecen elegantes, sigo 'flipando' con que la textura interior sean los logos del mando de PlayStation y me gusta mucho que se puedan quitar fácilmente tanto para ampliar el almacenamiento como para personalizarla. De hecho, pienso pintar estas placas de color rojo 'Spider-Man' en cuanto expire la garantía.

La parte central no me gusta demasiado porque su acabado es brillante y se quedan las huellas muy marcadas, pero sobre todo porque es un plástico blando que se raya con mirarlo. De hecho, por meter-sacar el USB-C para cargar el mando ya tiene marcas.

En el análisis dije que la peana me generaba muchas dudas. De hecho, hice pruebas y, como mostramos en vídeo, en horizontal es muy fácil que se suelte, pudiendo ocasionar la caída de la consola.

Como la tengo en vertical, no he tenido ningún problema, ya que de este modo la consola está anclada a la base con un tornillo. Como digo, al estar en vertical no hay problema, pero no todo el mundo puede tenerla en esa posición y creo que, sin duda, es algo que Sony debe mirar de cara a una revisión de la máquina.

Por lo demás, los puertos están bien ubicados y la disipación sigue siendo excelente. Es uno de los mejores puntos de una consola que es enorme por fuera debido a que tiene un disipador tremendamente grande por dentro.

En estos dos meses, con las dos PS5, no he tenido problemas de calentamiento ni he notado más calor de lo normal en la parte trasera, que es por donde se expulsa, así que, bien en este sentido. Tanto el disipador activo como la disipación por metal líquido funcionan a la perfección.

Me sigue pareciendo una consola muy bien construida, pero hay dos peros nuevos que debo poner. El primero es que el lector me parece más ruidoso cada vez que lo utilizo. Esto no es nuevo porque ya lo dije en el análisis, y evidentemente es una exageración porque no hace más y más ruido, pero se nota, y mucho, cuando está funcionando.

Análisis PS5 Computerhoy
A.A.H.

El nuevo 'contra' es que mi PS5 personal tiene coil whine. Se trata de un ruido eléctrico que emiten algunos dispositivos y que, básicamente, es causado por la electricidad pasando a través del regulador de potencia.  La frecuencia de esto suele ser inaudible, pero hay veces que sí se nota... y en mi PS5 particular, se nota.

Jugando no lo noto, pero sé que está ahí y, por lo que se ha ido leyendo estos últimos meses, es un problema bastante común de PS5. En cualquier caso, no afecta en absoluto al rendimiento.

El mando: sigue siendo lo mejor de PS5, sin duda

Además de la potencia del sistema, una de las principales, y mejores, novedades de PS5 es el DualSense. Se trata del mando que acompaña la experiencia de nueva generación de Sony y es, realmente, espectacular.

El diseño me parece muy superior al del DualShock 4 y, aunque el de Xbox sigue siendo un mando más cómodo, al menos en mi opinión, está claro que el nuevo mando es mucho más ergonómico y se ajusta mejor a un amplio abanico de manos.

Los sticks son precisos, los gatillos hápticos son una auténtica gozada en juegos compatibles y aunque los botones triángulo, equis, cuadrado y círculo me siguen pareciendo algo duros, al final me he acostumbrado y no he tenido mayor problema en juegos de lucha o plataformas 2D.

Hablando de plataformas, la cruceta me parece espectacular y la verdad es que todos los sistemas funcionan al unísono para transmitir cada paso de los videojuegos... siempre que sean compatibles, claro.

En ciertos títulos, el mando vibra de manera especial haciendo uso de la tecnología háptica para transmitir mejor las sensaciones. Esto es algo que el sonido del altavoz acompaña a la perfección y que los gatillos con diferente resistencia complementan de maravilla, creando una experiencia ciertamente única a los mandos de una consola.

Hay juegos que solo aplican un poco de esta tecnología, como Fortnite, otros que hacen que sintamos las armas distintas, como Call of Duty, y la maravilla de Astro'ss Playroom que ponen todos estos sistemas a funcionar. Ahora bien, no es algo cómodo en todos los juegos, ya que en FIFA lo he tenido que desactivar porque era incomodísimo jugar, sobre todo online, con todo activado.

¿Lo malo del DualSense? Exactamente lo mismo que dije cuando lo analicé: la batería dura lo justo y es cierto que todos los sistemas de vibración, el altavoz y el giroscopio, además de la comunicación inalámbrica, es algo que 'come' batería, pero agradecería, al menos, que la carga fuera más rápida. Unas tres horas por USB Tipo-C es demasiado tiempo... y tarda en cargar una pequeña batería de 1.500 mAh casi un tercio de lo que dura jugando.

El sistema: rápido, intuitivo y una experiencia de nueva generación

El mando me sigue pareciendo espectacular y el sistema, al contrario de lo que pensaba en un principio, no me aburre y me da lo que necesito. PS5 inicia muy rápido gracias al SSD. es algo más lenta en esto que Xbox Series X, pero aun así sigue siendo una mejora sustancial respecto a la generación anterior.

Sin embargo, una vez estamos en el menú principal, el dashboard, la cosa cambia y, sin duda, es la consola más rápida hasta la fecha gracias a un sistema en el que no tenemos ningún menú secundario más allá de los de configuración y almacenamiento.

Esto me sigue pareciendo buenísimo porque tanto los juegos del PS Plus como la Store y mi biblioteca están integrados en el propio dashboard, sin tiempos de carga ni sentir que entras en 'apps', algo que pasa en Xbox y en PS4.

Es un sistema muy, muy rápido y me gustan tanto los atajos del menú rápido que aparece cuando pulsamos una vez el botón 'PS' del mando como el hecho de tener pistas, guías, trofeos y complementos en los juegos de nueva generación.

Análisis PS5 Computerhoy
A.A.H.

Me resulta comodísimo poner Spotify mientras estoy en Spider-Man, FIFA o NBA y controlar la reproducción en segundo plano y me gusta, además, que en los juegos de aventura programados para PS5 me diga qué porcentaje, más o menos, llevo de nivel o cuánto me queda para terminar una misión.

Es algo estimado, pero ayuda mucho si tienes un tiempo limitado para jugar. Como digo, es un sistema que pese a su aparente simpleza no me ha cansado aún, y eso es bueno. Lo único que me gusta menos es que hay juegos que tienen versión para PS4 y PS5... y hay veces que no está del todo bien señalado. Pero bueno, solo hay que prestar algo de atención.

Ah, y odio que Konammi haya bloqueado P.T., el juego de Hideo Kojima. vale que acabaron a malas, pero es una joya que no se puede jugar en PS5 y que me obliga a conservar mi PS4 Pro, donde sí puedo echar alguna partida.

Los juegos: la única con un juego next gen, pero faltan muchos parches

Ahora bien, lo importante de una consola, y de una nueva generación en concreto, son los juegos. En este sentido, he de decir que tanto en Xbox como en PS5 tengo los últimos títulos y casi todos los que cuentan con mejoras para la nueva generación, por lo que he ido probando en un sistema u otro y viendo diferencias. Y aquí hay algo de tela que cortar.

Para empezar, los juegos de PS4, en su inmensa mayoría, funcionan en PS5. La nueva consola es perfectamente retrocompatible y si tenéis una gran biblioteca de PS4 tanto digital como física (de hecho, los juegos físicos se instalan muy, muy rápido), vais a poder jugar sin problema.

Hay juegos que tienen actualización gratuita si contamos con la versión de PS4 como FIFA 21 o  Assassin's Creed Valhalla. Sin embargo, otros como NBA 2K21 o los de Sony nos obligan a comprar la versión de nueva generación porque no tienen parche gratuito.

Prácticamente todos los juegos de PS4 se van a jugar mejor en PS5 y los que tienen resolución y frame-rate desbloqueado irán a lo máximo posible. Sin embargo, hay dos cosas que no me gustan y que, precisamente, no tienen que ver con Sony.

Hay relativamente pocos desarrolladores que han lanzado parches gratuitos para juegos de PS5 y Xbox Series X/S. Muchos de los más interesantes llegarán en algún momento, sin fecha, de 2021, pero lo peor es que la retrocompatibilidad bebe de las versiones de PS4 Pro... y en esto sale perdiendo respecto a Series X.

Cyberpunk 2077 es un juego para nada recomendable hoy día por los numerosos problemas que tiene, pero en términos visuales, es un juego borroso en todas las consolas que no sean Series X. En PS5 no es una excepción por lo que he comentado, bebe de la versión de PS4 Pro que tiene una resolución bastante pobre, aunque 60 fps.

Otro ejemplo es el último Dragon Quest que es, básicamente, la versión de PS4 Pro a 1.080p mientras que en Xbox One y Series X va a 4K. Vale, tiene culpa Sony porque PS4 Pro es mucho menos potente que One X, pero los desarrolladores podrían habérselo currado un poco y, por lo menos, desbloquear la resolución, que no deja de ser una línea de código.

Eso sí, a día de hoy, PS5 es la única consola que cuenta con un juego que única y exclusivamente se puede jugar en dicho sistema. Bueno, dos si contamos Astro's Playroom. Se trata de un Demon's Souls que es espectacular en todos los sentidos, un remake a la altura del original de From Software que cuenta con detalles visuales de auténtica locura. 

Por cierto, me gusta mucho que los responsables de Spider-Man hayan seguido trabajando en el sistema. El juego salió con un modo a 30 fps con ray tracing, que se ve espectacular, y otro a 60 fps, pero sin ese ray tracing.

Tras el lanzamiento del juego, lanzaron un parche con un modo más a 60 fps con ray tracing. El truco está en bajar un poco la resolución, pero realmente es algo imperceptible que nos permite disfrutar de lo mejor del modo 'calidad' y lo mejor del modo 'rendimiento'.

El almacenamiento: rapidísimo, pero muy escaso

Se han hecho memes sobre el almacenamiento de última generación de PS5, pero la verdad es que es impresionante. En los juegos retrocompatibles hay mejora, pero lo cierto es que en Xbox Series X|S van más rápido. Esto habla muy bien de una Microsoft que lleva años de ventaja a Sony en esto de la retrocompatibilidad.

Sin embargo, hay otros aspectos en los que se nota que el SSD de PS5 es, realmente, muy rápido. En el dash todo va de maravilla, sin tiempos de carga ni ningún retardo, los juegos se instalan muy rápido y por fin vamos a poder descargar en un sistema de Sony a la velocidad de nuestra línea. Si tenemos 600 MB, vamos a bajar a 600 Mbps, impensable en las máquinas anteriores.

Ahora bien, donde realmente se nota el SSD de la consola es en los juegos como Demon's Souls, Astro's Playroom y, sobre todo, en Spider-Man. Los tiempos de carga son nulos, el viaje rápido es rápido de verdad y si tenemos los juegos "guardados" en el inicio rápido, vamos a acceder de cero a ellos sin tener que ver los logos del comienzo de cada juego.

La multitarea es fluida y, realmente, estoy deseando ver más juegos exclusivos que saquen partido al tremendo ancho de banda de este SSD.

Análisis PS5 Computerhoy
A.A.H.

Ahora bien, es un almacenamiento realmente escaso que nos deja apenas 700 GB para juegos. Vamos a poder instalar un HDD/SDD externo mediante USB tanto Tipo-C como Tipo-A, pero en estos sistemas solo vamos a poder guardar juegos de PS4, no las versiones de PS5.

Es algo similar a lo que ocurre en Xbox Series X|S, pero ahí, aunque carísima, Microsoft ofrece la solución de las tarjetas de expansión que analizamos hace unas semanas.

Entiendo que un SSD así, personalizado y al gusto de una compañía, es caro para ellos, pero en una futura revisión es algo que tendrían que tener en cuenta para ofrecer, al menos, TB y medio. Realmente, la cantidad de espacio es una de las mayores pegas que pongo a las tres consolas de nueva generación.

Lo que me encanta y lo que hay que mejorar

Y llegamos al final de esta opinión de PS5 tras unos meses de uso con la misma sensación, o muy, muy parecida, que tuve cuando analicé la máquina. 

Análisis PS5 Computerhoy
A.A.H.

Se trata de una consola tremendamente potente y que puede dar muchas alegrías gracias a los elementos personalizados por Sony (tanto del SoC como del SSD), pero que se ha enfocado mucho en esto descuidando otros aspectos, como la calidad de algunos materiales, la atería del DualSense o la puesta a punto de las fuentes de alimentación.

Mi mayor problema con PS5 es el tiempo de carga del mando, algo que encuentro muy tedioso, el hecho de que el almacenamiento sea tan escaso y, sobre todo, el ruido del lector, que realmente suena mucho a la hora de ver, por ejemplo, una película.

Sin embargo, estamos ante un sistema muy bien diseñado por dentro que  disipa muy bien el calor, que rinde genial en juegos optimizados y que puede dar muchas alegrías de cara al futuro. Ahora, a ver si las compañías empiezan a sacar partido a una PS5 que, realmente, es un salto generacional importante comparado con PS4 Pro. 

Análisis PS5 Computerhoy
A.A.H.

Y sí, esto mismo va por una Series X|S en las que estoy deseando ver juegos que solo salgan en ellas y no en las 'viejas' One. Sin duda, con unos meses de ambas consolas, te das cuenta de que hay potencia para rato. Solo hace falta que la aprovechen... y que llegue más stock a las tiendas para que todos los que queráis una podáis haceros con ella.

PlayStation 5

PlayStation 5

La consola estrella de la nueva generación de Sony ya está disponible. Con almacenamiento SSD y un extenso catálogo de exclusivos, promete volver a arrasar durante años.