Skip to main content

Qué mirar al comprar un ordenador portátil gaming en 2018

Qué mirar al comprar un ordenador portátil para jugar

24/06/2018 - 08:30

¿Qué hay que tener en cuenta para elegir el mejor portátil gaming? Más que el tamaño o el diseño, debemos tener en cuenta elementos tan importantes como el procesador, la gráfica o... la pantalla. A continuación, os contamos cuáles son las claves para elegir el mejor portátil gaming.

Aunque hace unos años era impensable optar por un portátil gaming como un equipo principal para jugar, siendo la consola o un PC de sobremesa la mejor opción, la miniaturización de componentes y la potencia de los mismos permite que, ahora, haya portátiles para jugar muy potentes.

Como se han convertido en una opción más que viable, tras contaros cuáles son los mejores portátiles gaming que podéis comprar, os damos las claves para comprar el mejor portátil para jugar según vuestras necesidades.

Procesador

CPU para jugar

Aunque el procesador, en términos de marketing, siga teniendo gran importancia a la hora de comprar un portátil para jugar, no es el elemento definitivo de los que tenemos que tener en cuenta a la hora de comprar un ordenador gaming. Sí, cuanto más moderno, mejor para jugar y más eficiente será, pero un procesador de sexta o séptima generación irán igual de bien que uno de los de octava generación.

Lo que realmente debemos tener en cuenta es la letra, o letras, que acompañan al nombre del procesador del ordenador portátil. Y es que, en sobremesa lo tenemos claro. Si no hay letra, es un modelo sin capacidad de overclock y si le acompaña la letra ''K'', está desbloqueado para sacarle más rendimiento. En portátil debemos fijarnos en tres letras.

''H'', ''HQ'' y ''HK'', por orden de menos a más potente, son las letras que debemos mirar a la hora de ver qué procesador tiene el portátil gaming. Si vemos que, por mucha RAM y buena gráfica que tenga, se trata de una CPU acabada en ''Y'' o ''U'', mejor no mirar este portátil si lo queremos para jugar. Sí, tendrá un gran rendimiento en otras tareas, y será más eficiente, ero no será el ideal para jugar.

Los mejores ordenadores que puedes comprar por menos de 500€

¿Ejemplos de procesadores en portátiles gaming? Los Intel Core i7-7700HQ son muy populares y los encontramos en portátiles como este Asus con una GTX 1050. Otro ejemplo es el i7-7820HK de este Omen X, un procesador de altísima gama para jugar en portátil.

La mejor gráfica para jugar en un portátil

Los juegos, debido a la influencia de las consolas, cada vez ''tiran'' menos de procesador y más de GPU (o tarjeta gráfica). Cuando cambiemos de generación, ya se verá, pero la gráfica es el elemento clave a la hora de comprar un portátil gaming. Hay bastantes modelos, pero tomaremos los de Nvidia, los más abundantes y con mejor rendimiento portátil, como baremo.

  • La GTX 1050 Ti es la gráfica de gama ''baja'' indicada para jugar a 1080p con buena tasa de frames por segundo y assets en nivel ''medio'', en la mayoría de ocasiones.
  • La GTX 1060 de 3 GB o 6 GB es una gráfica que nos permitirá contar con los valores gráficos en calidad ''alta'' y algunos parámetros en ''ultra'' con una tasa de 60 frames por segundo en resolución 1080p en la mayoría de juegos.
  • La GTX 1070 nos permite jugar en calidad ''ultra'' en resolución 1080p en todos los juegos, pero también nos permiten coquetear con un nivel de calidad muy alto en 1440p (a 60 frames por segundo) y en juegos a 4K con un buen nivel de detalle y 30 frames más que estables.

Sí, también hay portátiles con tarjetas GTX 1080, pero a no ser que cuenten con pantalla 4K, no serán necesarias, suponiendo un sobreprecio y, además, un aumento de temperatura.

Cantidad de memoria RAM para jugar

Cuanta más RAM, mejor, ¿no es así? Sí... pero no del todo. Es decir, actualmente, no se necesitan 32 GB de memoria RAM para jugar, siendo lo ideal contar con 16 GB. Podremos jugar con 8 GB de memoria RAM, pero es posible que en breve los juegos comiencen a demandar más memoria. 

Esta es la cantidad de memoria RAM que necesitáis según vuestras necesidades

La mayoría de portátiles gaming irán equipados con 8 GB y 16 GB y, si encontráis una buena oferta por un portátil con 8 GB, no dudéis en comprarlo. En el caso de necesitar más dentro de unos años, siempre podéis cambiar los módulos de memoria.

memoria ram del Lenovo Y700

La pantalla también es importante

Hay veces que pasamos por alto la pantalla de los portátiles, pero también es importante. Lo mejor es contar con un buen panel IPS, pero si no es posible, hay que fijarse en los fríos números. 

Ya hemos visto las diferentes tarjetas gráficas que pueden montar los portátiles más punteros en estos momentos. De nada vale tener un portátil con una GTX 1070 si el panel es 1080p y 60 Hz. Es decir, sí, vamos a jugar con todo en ultra, pero también podríamos hacerlo en la mayoría de los casos con una GTX 1060 de 6 GB y pagar algo menos por el portátil.

Análisis Gigabyte Aero 15X

Si tenemos una GTX 1070 y con un panel 1080p, pero con una tasa de 120 Hz, por ejemplo, la cosa cambia. Y es que, en esa situación podremos jugar al máximo y, además, con una espectacular tasa de frames por segundo.

Otros parámetros en los que debemos fijarnos es el panel (si es VA, IPS o TN), el tiempo de respuesta gris a gris (cuanto menor, mejor para jugar), o el brillo máximo (si encontramos portátiles con 400 nits, mejor que mejor).

Sistema de disipación

Si compramos un portátil gaming por Internet, es complicado ver cómo es el sistema de disipación. SIn embargo, hay numerosos vídeos y fotos que nos muestran cómo es por dentro casi cada ordenador portátil.

El calor es lo que mata los ordenadores portátiles, pero los portátiles gaming suelen contar con sistemas de refrigeración en condiciones para que los componentes no se ''derritan''. 

Es importante fijarnos en cuántas salidas de aire tiene el ordenador. Si tiene dos en los laterales o parte trasera, no está nada mal, pero si conseguís un portátil gaming con cuatro salidas, aún mejor. Asimismo, aunque un portátil debe ser fácil de transportar, cuanto más grueso sea, mejor (por norma general) será el disipador que monte.

Mira el teclado, pasa del touchpad

Por último antes de comprar un portátil gaming debéis tener en cuenta el teclado. No hagáis ni caso al touchpad. Da igual si es grande o pequeño, no lo vais a utilizar y siempre usaréis un ratón externo para jugar. Muy diferente es el teclado. Si tenéis un portátil gaming con buen teclado no tendréis que conectar un teclado externo.

Hay portátiles que montan teclados de Steelseries, pero otros montan teclados mecánicos completos y Razer, por su parte, tiene su propia solución con un teclado de perfil bajo. Si podéis, echadle un ojo al teclado del portátil gaming, mirad la marca, el tiempo de respuesta y el punto de actuación, si es público, claro.

Tags:

#Destacado

Ver ahora: