Skip to main content

Xbox Series X y PS5 prometen gráficos cinematográficos: las claves de Unreal 5, el motor next gen

Unreal Engine 5

14/05/2020 - 09:50

Por fin hemos tenido un vistazo a uno de los motores gráficos que dará vida a los juegos de nueva generación, y os contamos las claves de Unreal 5 para PS5 y Xbox Series X.

Las consolas de nueva generación están llamando a nuestra puerta, pero de momento no hemos visto nada que sea... ilusionante. Hasta ahora. Y es que, PS5 y Xbox Series X prometen gráficos de película gracias al motor Unreal Engine 5.

En diciembre del año pasado, durante la gala de los TGA, Microsoft mostró tanto el diseño como el primer vídeo de algunos de los juegos que tendremos en Xbox Series X. El que más llamaba la atención era Hellblade 2, juego que, desde entonces, hemos tenido como el abanderado de los gráficos de nueva generación.

También vimos material de PS5 en forma de una tímida demo de Godfall, que parece un juego de esta gen adaptado con ray tracing... y poco más. Ahora, sin embargo, Epic Games ha mostrado la demo de Unreal Engine 5 corriendo en tiempo real en PS5. Y es realmente impresionante.

¿Cómo os quedáis? Tras el anuncio de la demo técnica de Unreal 5, por fin hemos visto el nivel al que aspira la nueva generación de consolas, pero hay que hacer un par de aclaraciones. Esto no es un juego, simplemente... eso, una demostración de la tecnología y de lo que se puede conseguir con el hardware en ciertos juegos. 

Hay que tener en cuenta que en un juego habrá elementos de inteligencia artificial y otros aspectos que también consumen recursos, por lo que este nivel se alcanzará con los años, aunque al principio podemos ver juegos más... cinematográficos con este nivel.

Dicho esto, vamos a ver las claves de Unreal Engine 5.

Unreal Engine 5 en PS5 y Xbox Series X

Una de las cosas más importantes es que, aunque el motor se ha mostrado corriendo en una PS5, evidentemente también dará vida a juegos de Xbox Series X. De hecho, el mencionado Hellblade 2 está siendo desarrollado sobre este motor, como ha confirmado el mandamás de la división Xbox de Microsoft.

Algo interesante es que hemos visto el motor en tiempo real. La forma de presentar los motores gráficos, tradicionalmente, era la de hacer un vídeo y listo. Ahora hemos visto el motor corriendo en tiempo real en una PlayStation 5 a una resolución de 1.440p sin ray tracing y a una tasa de 30 frames por segundo.

Esta demo aprovecha a fondo el hardware de la consola y ha sido optimizada para la máquina de Sony, sobre todo para aprovechar la velocidad de su SSD y una arquitectura que los desarrolladores consideran interesantísima.

En Xbox One X habría que adaptarla para aprovechar la mayor potencia de la máquina de Microsoft, compensar la menor velocidad de SSD y quién sabe si utilizar los núcleos de la GPU del sistema para conseguir ray tracing.

Las 5 claves de Unreal 5, el motor de la nueva generación

Dicho esto, y visto el impecable apartado visual, y sonoro, de la demo vamos con las cinco claves de Unreal Engine 5. Las dos primeras tienen nombre propio:

  • Nanite: es una tecnología incorporada en el motor que permitirá crear una geometría con miles de millones de polígonos (Epic Games habló de billones, pero nuestros billones son diferentes). Con esto se logra que los modelados de personajes sean más ricos que nunca, pero también crear infinidad de detalles, como rocas, que sean diferentes unos de otros para componer una escena más rica.
  • Lumen: esta tecnología tiene que ver con la iluminación. Los desarrolladores podrán conseguir una iluminación global dinámica en la que cada material reaccione de forma realista. De hecho, en la demo se puede ver una gran cantidad de polvo (no las partículas de polvo, sino la iluminación volumétrica), lo que da un aspecto impresionante al conjunto.
  • Texturas 8K: además de la resolución general de la imagen, una de las claves para que la imagen sea más realista es la resolución de las texturas, y con Unreal 5, Epic promete texturas a 8K, una resolución asombrosa.
  • LOD y recursos "de películas": Epic Games habló de algo que suena a fantasía, pero que ya no está tan lejos: utilizar recursos CG de películas para utilizar en videojuegos. No es como coger algo de Avatar, por ejemplo, y jugar ahí, sino utilizar la potencia y velocidad de SSD de las nuevas consolas para conseguir mundos abiertos sin LOD (nivel de carga de objetos basado en la distancia de la cámara). De este modo, no habría esos “saltos” en el nivel de detalle de un objeto a medida que nos acercamos o alejamos de él. También, se pueden exportar recursos de herramientas CAD sin que los desarrolladores tengan que pelearse para adaptarlos.
  • Adaptable y versátil: es lo más importante de un motor gráfico, que sea lo más polivalente posible para funcionar en una gran cantidad de sistemas con potencias diferentes sin necesidad de pelearse con el código. No nos referimos solo a Xbox Series X y PS5, que tienen arquitecturas muy optimizadas para priorizar el ancho de banda, sino desarrollos en los que el móvil o el PC estén planteados.  Además, otra de las claves será la fácil adaptación de juegos actuales al nuevo motor. Uno de los primeros ejemplos será Fortnite en 2021.

Ahora que ya conocemos lo que puede dar de sí la nueva generación, habrá que estar muy atentos a junio. Y es que, parece que Sony y Microsoft realizarán eventos propios en los que mostrarán sus juegos first y third party para sus nuevas máquinas, que siguen planeadas para finales de este año.