Skip to main content

Menéame: entendiendo la red social en la que los usuarios deciden

Menéame

14/04/2019 - 08:00

Menéame es una comunidad centrada en las noticias de actualidad, historias y curiosidades que los propios usuarios publican, para que los demás las voten y suban hasta la portada. Vamos a ver cómo surgió, y cuales son las razones de su éxito.

No es fácil definir a Menéame, porque es muchas cosas diferentes en una sola. La propia web se califica cómo una comunidad de noticias, "un sitio donde compartes enlaces que crees interesantes". Es una red social basada en las historias, en donde los propios usuarios votan por las noticias (menean) que quieren ver en la portada. Una web de publicación sin editores.

Menéame fue creada el 2005 por Ricardo Galli, profesor de Informática de la Universidad de Baleares (que abandonó el proyecto en 2016), y Benjamí Villoslada, que se encargaba de la imagen y los asuntos legales y financieros, pero que ya no participa en el día a día de la web, tras ser nombrado Director General de Desarrollo Tecnológico del Gobierno de las Islas Baleares. Posteriormente el creador de Jazztel, Martín Varsavsky, compró la tercera parte de la empresa.

Menéame se originó como una adaptación española del popular Digg, de similares características, pero con el objetivo de desarrollarse en código abierto. Era una época en la que tanto Google como los móviles apenas comenzaban a abrirse paso (el iPhone aún no existia). Facebook acababa de cumplir un año y Twitter aún no había nacido. La prensa profesional todavía era contraria a llevar los periódicos a Internet. Mucha gente recurría a las webs para informarse, así que Menéame fue un gran éxito desde el primer día.

Su gran mérito ha sido sobrevivir a todos estos gigantes, para caminar ya hacia los 15 años de vida. Ha podido competir con Google, el móvil, Facebook o Twitter como fuente de noticias e historias para entretenerse, y ha sabido compenetrarse con la prensa profesional para convivir con ella sin generar fricciones, ya que Menéame no crea los contenidos, solo los comparte y los da visibilidad.

Precisamente, esa sindicación gratuita y el hecho de basar su existencia en la transmisión de enlaces de terceros, a veces ha generado problemas a Menéame. Desde polémicas con partidos políticos, a amenazas de migración a otros países, por temas como la Tasa Google.

Pero Menéame ha superado todos estos escollos, hasta convertirse en uno de los sites de referencia en España.

Una cuestión de karma

Menéame, por su contenido, es una comunidad de información, pero debido a la manera en que recopila esa información, su alcance es diferente a las webs de noticias convencionales.

Menéame

Como hemos dicho fue creada en 2005 en formato código abierto, programada en PHP, MySQL y Ajax.  Pero con los años lógicamente ha ido añadiendo más funciones.

Su famoso logo del elegante Eli está inspirado en el simpático pingüino Tux de Linux:

Menéame

Menéame tiene, en su base, un funcionamiento muy sencillo. Cualquier usuario registrado puede publicar una noticia o una historia, con un resumen del contenido y la fuente de donde proviene. Esta noticia va a la cola de pendientes y puede ser votada por todo el mundo, tanto usuarios registrados como anónimos, pero hay un límite en número de votos anónimos que puede recibir una noticia, y los usuarios anónimos no pueden votar negativamente. También se puede menear la noticia, para hacerla más popular. 

Menéame

Utiliza un algoritmo que posiciona las noticias más arriba en la portada de la web, sumando el karma de los usuarios que la han votado y diferentes fórmulas que cambian a menudo. El karma es un valor que tienen los usuarios según distintos parámetros como las noticias que ha publicado, las veces que ha votado, los votos que han recibido sus noticias, etc... Pero el objetivo siempre es que los usuarios con más olfato para publicar o votar noticias interesantes, tengan más peso.

El karma también se puede perder si un usuario, o las noticias que sube, tienen muchos votos negativos.

Si una noticia recibe muchos votos negativos va a la cola de descartadas, aunque puede regresar a la cola de pendientes, o la portada, si vuelve a ser votada positivamente.

Upday: las claves del éxito de la app de noticias más leída de toda Europa

Con el tiempo, el agregador ha ido puliendo el sistema y añadiendo nuevas funcionalidades, como las categorías, que permiten seleccionar noticias temáticas, o la posibilidad de hacerte seguidor de un usuario interesante.

Menéame también acepta trackbacks, lo que permite a la fuente de la noticia saber si alguien la está meneando, e incluso añadir modificaciones o ampliaciones a la misma.

Una de sus últimas novedades es la sección de Artículos. Ahora los usuarios también pueden subir sus propios artículos a la web, no solo noticias.

Menéame, termómetro de Internet

Hemos visto cómo se organiza esta comunidad de noticias. Al tratarse de un agregador sin editores, en donde todo el contenido lo suben sus usuarios, su selección de noticias es diferente a la que podemos encontrar en una web de un periódico, una página de tecnología, o en Google News.

Menéame

Esto es, al mismo tiempo, una bendición y una maldición, pero también, lo que define a Menéame. Y quizá, la clave de que esté cerca de cumplir 15 años de vida. 

En Menéame están las noticias que más interesan a los usuarios de Internet. No las que más interesan a la prensa, los políticos, los científicos, los influencers, o la publicidad. Los temás más meneados y más votados de Menéame son un excelente termómetro de lo que se cuece en la Red. Pero al mismo tiempo, a veces se imponen los más frikis, las curiosidades, los cotilleos o las polémicas absurdas que suelen empantanar las redes sociales.

Menéame

Y aunque los gestores de Menéame siguen luchando día día contra las fake news, el contenido de baja calidad o las conversaciones poco sanas, no es sencillo cuando la última palabra la tienen los usuarios.

Este amateurismo de base no significa que no se popularicen noticias relevantes enlazadas a medios profesionales. Muchas webs, blogs, e incluso portales periódisticos ven aumentado su tráfico de noticias un 20 o un 30% cuando son mencionadas en Menéame, porque como hemos dicho una de las reglas de esta comunidad, es incluir la fuente de la información.

Bad karma

La libertad de publicar cualquier contenido de todo tipo de usuarios, con la única condición de registrarse, hace a Menéame más libre, pero también añade todo tipo de problemas.

En sus años de vida, no han faltado las polémicas con los propios usuarios, e incluso con los partidos políticos.

En 2009, cerca de 500 usuarios fueron baneados al protestar por la cancelación de una noticia cortada por los administradores de la web, que consideraban que no cumplía las normas. Humorísticamente lo llamaron Ban Day. Reclamaban que debían ser los usuarios, con su votos, quienes deciden las noticias que suben, o se van. Finalmente fueron readmitidos.

Menéame

Menéame también ha tenido episodios de astroturfing con algún partido político, que es como se llama a la promoción o la propaganda electoral encubierta. Supuestos militantes publicaban noticias positivas relacionadas con su partido, como si fuesen casuales, pero no lo eran.

Incluso han sufrido ataques DDoS por publicar ciertas noticias polémicas, pareciendo olvidar que Menéame no decide lo que se publica, sino los usuarios.

Leyes contra los agregadores

Paradójicamente, las mayores dificultades de Menéame han llegado por compartir funciones con Google, una de las compañías más ricas del mundo, pero que apenas paga impuestos en Europa. Así que los legisladores europeos han aprobado varias leyes que intentan que Google, en su función de agregador de noticias, pague un canon por cada noticia que enlaza en sus servicios.

Google te espía

El problema es que no se puede hacer una ley para un única impresa, y por eso se aplica a todos los agregadores, entre los que está incluido Menéame.

Primero fue el Canon AEDE, aprobado en 2014, en donde los agregadores tenían que pagar una tasa por enlazar a contenidos con copyright, a través de un organismo llamado CEDRO. Esto motivó el cierre de Google News en España, y Menéame incluso amenazó con irse a otro país. Sin Google la tasa dejaba de tener sentido, porque agregadores como Menéame, con una facturación de 100.000 euros en 2015, poco podían pagar. El Canon AEDE nunca llegó a aplicarse.

La excusa oficial es que iba a tramitarse una Ley Europea del Copyright, que finalmente se aprobó el pasado mes de marzo. Es una ley cargada de polémica, que ha contrariado no solo a la propia Google, sino a personalidades de Internet como el fundador de la Wikipedia.

Esta nueva ley tiene dos partes muy polémicas: los dueños de los servicios (como YouTube o Reddit) son los que pagan las sanciones, si un usuario sube contenido protegido por copyright. Y en lo que afecta a Menéame, los agregadores deben pagar por cada enlace a contenido protegido por copyright.

Es una vuelta al escenario de 2014, aunque a última hora se ha suavizado al excluirse los hipervínculos y los fragmentos de texto, que es con lo que trabaja Menéame. Pero aún no esta claro el alcance y cómo y quién pagará esos enlaces, pues la ley aún tiene que pasar varios trámites, y podría tardar hasta dos años en aplicarse.

Cómo usar Menéame

Una de las claves del éxito de esta comunidad de noticias, es que resulta sencilla de usar, y además es muy visual. En portada aparecen las noticias más meneadas, y con más votos positivos. En la parte superior hay un barra con las principales opciones:

Menéame

Si usas la web como usuario anónimo puedes menear una noticia y darle votos positivos, pero no podrás subir noticias o artículos, escribir comentarios, ni votar negativamente.

Con el registro abres la puerta a estas funciones, y comienzas a ganar karma según las cosas provechosas que haces en la web, como hemos comentado: desde publicar contenido interesantes a recibir votos. También, si votas negativamente a noticias que luego se descartan (premiando tu buen ojo para detectar el contenido de baja calidad). 

Menéame

Para subir una noticia tiene que escribir un titular, un pequeño resumen, el enlace de la fuente, y etiquetas que indican su tipo de contenido.

Las noticias nuevas va a la cola de pendientes. Solo aquellas que sean meneadas y votadas positivamente, subirán a la portada. Las noticias también se pueden comentar. Pero ojo con publicar muchas noticias de tu blog (spam), o contenido duplicado, porque te votarán negativamente.

Si llevas cierto tiempo como usuario registrado, podrás votar negativamente a las noticias que no te gustan. Para ello deberás rellenar un formulario en donde indicas el motivo del rechazo: contenido, spam, duplicada, fake new, etc.

Menéame

Las noticias con muchos votos negativos van a la cola de descartadas.

Si pinchas en un usuario, puedes ver su perfil, todo lo que ha publicado, y seguirle.

Como hemos comentado, en la parte superior de la web hay una barra con diferentes funciones. Ahí puedes crear el contenido, o acceder a la cola de pendientes (Nuevas).

Subs, de reciente creación, sustituye a las categorías. Son secciones temáticas a las que te puedes suscribir, para personalizar las noticias que te gustan. Además los usuarios pueden crear sus propias Subs, e incluso ser privadas:

Menéame

Más a la derecha, están las listas de las más populares (más votadas) y las más visitadas.

En la esquina superior derecha se agrupan las herramientas. La Fisgona es el chat, y Notéame es una especie de tablón de anuncios donde se pueden colgar pensamientos, ideas, propuestas, etc.

Menéame

Pese a algunas decisiones polémicas de sus gestores, y a las limitaciones propias del formato, Menéame ha sabido encontrar su público y mantener un meritorio equilibrio entre la información de calidad, y el frikismo intrínseco de la Red. No es una tarea fácil, y menos aún en España, por eso hay que alabar su capacidad de amoldarse a los usuarios, y su instinto para conseguir mantenerse 14 años online, pese al acoso de las redes sociales, los portales periodísticos, e incluso las leyes anti-Google. 

Tags:

#sync

Ver ahora: