Skip to main content

Qué es el Dropshipping o cómo crear una tienda online sin tener un solo producto: ¿es verdaderamente rentable?

Dropshipping

Getty images

20/06/2021 - 07:30

¿Te imaginas montar una tienda online con miles de productos a la venta, sin tener local ni stock, y sin invertir ni un solo euro? Eso es lo que ofrece el Dropshipping.

Internet nos ofrece la oportunidad de montar nuevos tipos de negocios. Aunque el Dropshipping no es nada nuevo. Ya se usaba en el siglo XIX para vender libros y almanaques, y la propia IKEA lo utilizó en sus inicios, hace casi 100 años.

Con el Dropshipping puedes vender miles de productos en tu tienda online y enviarlos en tu nombre, sin haber visto nunca físicamente ese producto.

Es una forma barata y sencilla de montar un comercio online, en donde de lo único que tendrás que preocuparte es de encontrar clientes que compren esos productos.

Como vamos a ver, el Dropshipping tiene muchas ventajas, pero también unos cuantos inconvenientes. Es importante conocer las dos caras de la moneda, para decidir si es un negocio que te interesa.

Todo sobre el Dropshipping

¿Qué es el Dropshipping?

Dropshipping

El Dropshipping, también llamado dropship, drop shipping o drop shipment, y en español, triangulación de envíos, es un tipo de venta de productos en donde el vendedor no ha comprado stock de productos, ni los tiene almacenados. Tampoco hace envíos.

Este vendedor o minorista casi siempre es una tienda online, pero a veces se usa la venta telefónica, e incluso presencial, a domicilio o en un local.

Cuando un cliente compra un producto al vendedor, lo pide a un mayorista o proveedor, que se lo envía directamente al cliente. En muchos casos el mayorista usa un empaquetado con la dirección y el logo del vendedor, así que el cliente no sabe que se está usando el dropshipping. Para él es como si el producto se lo hubiese enviado directamente el vendedor.

Como decíamos en la introducción, no es una práctica nueva. Hace casi 100 años el fundador de IKEA,  Ingvar Kamprad, inició su negocio comprando cerillas a mayoristas, que vendía casa por casa. Pero pronto aprendió que podía ofrecer un catálogo con productos, y hacer que los enviase directamente el mayorista al cliente.

Es un tipo de venta que se usaba incluso antes, en el mercado de los libros. Vendedores del siglo XIX vendían casa por casa, o a librerías, enviaban el pedido a la editorial, y ésta enviaba los libros directamente al cliente.

La diferencia es que ahora existen miles de proveedores de Dropshipping internacionales que te permite crear una tienda online en segundos con millones de productos, y vender a todo el mundo.

Así funciona el Dropshipping

Imaginemos que quieres montar una tienda basada en el Dropshipping. Lo único que necesitas es una página web en forma de tienda online, que incluso puedes crear gratis.

Contratas a proveedores de Dropshipping y pactas con ellos los precios de los productos que venden, y los gastos de envío que cobran. Entonces recibes un fichero XML con su catálogo de productos para colgar directamente en tu tienda online. O puedes hacerlo manualmente.

Lógicamente debes poner precios un poco más caros que los que te cobra el mayorista, contando los gastos de envío que tienes que pagar, para poder tener una ganancia.

Sin necesidad de almacen y sin invertir en stock, tienes en tu tienda online miles de productos listos para vender.

El cliente entra en tu tienda, y decide comprar uno de esos productos. ¿Qué es lo que ocurre a partir de entonces? Puedes verlo en este dibujo:

Qué es Dropshipping

Recibes el pedido en tu tienda, y se lo envías al proveedor. Hay aplicaciones que lo hacen automáticamente, aunque también se puede usar un simple email.

El proveedor recibe el pedido, te cobra el precio pactado, y envía el producto directamente al cliente. Según el proveedor, ofrecerá la posibilidad de usar cajas o etiquetas con el logo de tu tienda. Lo que si pondrá siempre es tu dirección, ya que tu te vas a encargar de la atención al cliente, si hay algún problema.

Triangulación de envios

El cliente recibe el paquete con el logo y dirección de tu tienda, como si se lo hubieses enviado tú. Hoy en día los proveedores de Dropshipping son rápidos enviando, y pueden servir un pedido en 24 horas, así que para un cliente no hay diferencias con respecto a comprar en una tienda que tiene el producto en su almacén.

Viendo este esquema de funcionamiento es fácil darse cuenta de sus ventajas, pero también de sus posibles problemas. Así que vamos a verlo en detalle.

Ventajas del Dropshipping

Existen miles de tiendas y vendedores online que usan este sistema de venta, porque sus bondades son muy interesantes.

Inversión mínima

La Triangulación de envíos es la forma más barata de montar una tienda online. La inversión necesaria es casi nula.

No necesitas almacén, ni local, ni empleados, ni comprar productos para tenerlos en stock. Tan solo un portátil, y crear una tienda online, que se puede conseguir gratis, o por unos pocos euros al mes.

Qué es el Dropshipping

Contactas con proveedores de Dropshipping, y añades sus productos a tu tienda. Se puede poner todo en marcha en menos de un día. No tendrás que pagarles nada hasta que vendas, y solo si vendes. El riesgo es muy bajo.

Puedes vender millones de productos en todo el mundo

Hoy en en día es una práctica muy extendida, así que existen miles de proveedores de Dropshipping, especialmente en China. Es posible vender millones de productos de todo tipo y enviarlos a cualquier país del mundo, desde tu ordenador.

Xiaomi Mi 11

Xiaomi Mi 11

El nuevo buque insignia de Xiaomi viene con Snapdragon 888, conexión 5G y carga rápida a 55W, además de otras prestaciones que lo convierten en un gama alta de primer nivel.

Ganar dinero depende únicamente de tu habilidad para encontrar compradores y productos que interesen, ya que no tienes límites a la hora de elegir productos a la venta, o en dónde puedes venderlos.

Trabajas desde cualquier lugar

Qué es Dropshipping

Al no tener un local ni productos físicos, el Dropshipping te permite trabajar desde casa, desde una oficina compartida, al aire libre, mientras viajas... No estás atado a nada, salvo al portátil y al móvil.

Esto es una ventaja si lo compaginas con otros negocios o trabajos, algo bastante habitual.

Ahorras tiempo y dinero en la gestión

Gestionar una tienda online con este sistema es mucho más sencillo y lleva menos tiempo que un comercio tradicional. Y más barato.

No tienes que estar pendiente de hacer inventario, de ordenar productos, o de preparar y enviar pedidos.  Tampoco pagas luz, alquiler, y otros gastos derivados de usar un almacén o una tienda física.

Qué es Dropshipping

Gestionar compras solo implica pasarle el pedido al proveedor, y olvidarse de todo.

Ahorras mucho tiempo, por eso mucha gente combina un negocio de este tipo con un trabajo convencional, o con una tienda online convencional.

Puedes cambiar de productos siempre que quieras

La ventaja de no tener stock, es que no estás atado a nada: puedes ir probando con diferentes tipos de productos, e incluso de tiendas online.

Vendes ciertos productos una temporada, y si ves que no funcionan cambias a otro, cambiando incluso el nombre de la tienda.

Es una forma interesante de aprender los entresijos del comercio online. Mucha gente lo usa como aprendizaje, antes de abrir una tienda online con stock propio.

Vende en Amazon, eBay, AliExpress...

Puedes usar el Dropshipping para montar una tienda online que opere como vendedor externo de Amazon, eBay, AliExpress, FNAC, etc.

Así tus productos llegarán a millones de clientes. Pero debes tener en cuenta que estos comercios cobran tarifas por usar sus tiendas como escaparate.

Si no funciona, apenas hay pérdidas

Si el negocio no marcha bien, cerrar es tan sencillo como desmantelar una página web. No tienes que revender stock a bajo precio, comerte material invendible, o hacer mudanza.

Desventajas del Dropshipping

Si has llegado hasta aquí, parece que el Dropshopping es el Santo Grial de las ventas online ¿Cómo es que no lo está usando todo el mundo?

Por desgracia, sus inconvenientes también son importantes, aunque muchos de ellos se pueden superar.

Los márgenes de ganancia son bajos

Montar una tienda con este sistema es muy barato... pero también aumenta el precio del producto, porque lo compras a precio de minorista, no de mayorista, y tienes que pagar un extra al proveedor por preparar el pedido en tu nombre, y enviarlo.

Ganas menos que con una tienda tradicional, aunque puede compensarse si encuentras productos atractivos, y vendes muchos.

La competencia es grandísima y agresiva

Qué es Dropshipping

Que sea tan sencillo y barato montar una tienda con Dropshipping hace que... existan miles, cientos de miles de negocios de este tipo. Sea cual sea los productos que vendas, vas a encontrar mucha competencia.

Y es una competencia muy agresiva con los precios, porque al no tener casi gastos puede vender con un margen mínimo de ganancia.

Hay que buscar formas de competir.

Es difícil diferenciarse

Con el Dropshipping tienes acceso a millones de productos... que también venden cientos de tiendas, porque tienen el mismo proveedor.

En este negocio es difícil diferenciarse de otras tiendas por el catálogo o los precios, así que tendrás que dar valor a tus productos.

Quizá diseñando una tienda online atractiva, ofreciendo atención personalizada, el montaje gratis, traducción de manuales, personalizaciones, etc.

Es complicado fijar stock

Los productos de Dropshipping aparecen en tu tienda con un determinado stock. Pero ese proveedor seguramente los está vendiendo a docenas de vendedores minoristas, y a veces hay desajustes de stock si varios vendedores hacen pedidos a la vez.

Es habitual tener que lidiar con clientes enfadados porque compraron un producto en stock, y les acabas de decir que ha sido un fallo del ordenador (la típica excusa), y no hay stock.

Dependes de la profesionalidad del proveedor

Dropshipping

Con la triangulación de envíos el proveedor se encarga de todo... y esto hace que estés en sus manos. Si tarda en enviar, envía los pedidos equivocados, o mal envueltos, el cliente te pedirá explicaciones a tí.

Es muy común que un dropshipper tenga muchos proveedores, incluso más de una docena para prevenir fallos de stock, así que la posibilidad de errores que no son culpa tuya, se multiplican. Y eres tú el que tendrás que responder por ellos.

Tú eres el responsable de todo

Si algo falla en el envío o el producto, eres tú, y no el proveedor, el que tendrá que dar la cara. E incluso pedir disculpas al cliente, pese a que tú no has hecho nada mal.

Esto es bastante desagradable si los fallos se producen a menudo. En ese caso, te conviene cambiar del proveedor.

La atención al cliente corre de tu cuenta

Qué es Dropshipping

El proveedor prepara el pedido y lo envía, pero aquí termina su trabajo. Si el cliente lo recibe y queda contento, la venta está hecha.

Pero si el paquete se pierde, está dañado, o el producto no gusta, eres tú el que debes hablar con él y gestionarlo todo.

La mayoría de los proveedores aceptan devoluciones o te devuelven el dinero si el pedido se pierde, pero todo el proceso de recuperación del envío o posibles compensaciones al cliente, corre de tu cuenta.

Si aceptas recibir devoluciones corres el peligro de acumular productos en casa, a falta de local... Lo más común es facilitar la dirección de devolución del fabricante.

Cuidado con los cambios de divisa

En este negocio es normal tratar con proveedores de diferentes países, que ponen precios según su moneda local.

Como los margenes son pequeños, una subida o bajada del yuan u otras divisas, puede hacer que tus ganancias se conviertan en pérdidas.

Servicios profesionales de Dropshipping

Shopify

Nada te impide montar un negocio de Dropshipping por tu cuenta: contactas con vendedores chinos a través de AliExpress, que venden muy barato y tienen millones de productos, y pactas un acuerdo.

Después tu mismo con una base de datos, vas gestionando los pedidos, enviándolos al proveedor por email.

Pero es un proceso lento y complicado. Resulta mucho más sencillo usar una plataforma de Dropshipping profesional.

Estos servicios ya tienen en cartera cientos de proveedores, y puedes añadirlos a tu catálogo al instante, sin negociar con ellos uno a uno. Además te ofrecen crear la tienda online, o software diseñado para el dropshipping que enviará los pedidos de los clientes al proveedor de forma automática.

Y ofrecen servicios adicionales como plataformas de pago, traducción de la tienda o el catálogo a otros idiomas, etc.

Te facilitarán mucho las cosas, tendrás proveedores serios y profesionales, y millones de productos. Pero lógicamente, estas empresas cobran una tarifa mensual por estos servicios.

Algunas plataformas profesionales de Dropshipping y proveedores son:

Consejos para iniciarse en el Dropshipping

Qué es Dropshipping

Si, después de conocer los pros y los contras, decides probar con un negocio de este tipo, estos consejos de Dropshipping te serán de ayuda:

  • Contrata a varios proveedores de un mismo producto. Así reducirás las posibilidades de quedarte sin stock.
  • Si tienes varios proveedores elige al más cercano al cliente, en cada producto.
  • Pide muestras de sus productos a los proveedores. Así verás la calidad, y el tiempo que tardan en enviar.
  • Añade valor al producto. Solo así podrás diferenciarte de otras tiendas. Ofrece al cliente la configuración gratis, o un curso de aprendizaje, personalizaciones, cupones de descuento, sorteos, promociones...
  • Usa ganchos para atraer gente a tu tienda (productos muy solicitados), y luego ofréceles otros diferentes, que son los que te interesa vender.
  • No te obsesiones con ciertos productos. A veces tendrás que vender cosas que no quieres. Quizá querías vender ropa, pero te has dado cuenta de que ganas más dinero vendiendo pintalabios, o juguetes para fiestas de cumpleaños...
  • Publicidad, promoción y marketing. La clave para tener éxito en el Dropshipping, es que conozcan tu tienda. La mayor parte del tiempo debes pasarlo haciendo promociones, publicidad en redes sociales, campañas de marketing, etc.

Como ves, abrir una tienda con Dropshipping es muy fácil. Lo díficil es atraer clientes y ventas. Si lo consigues, realmente se puede vivir de ello. ¿Te animas a probar?