Skip to main content

Los 5 errores que evitar a la hora de comprar un coche híbrido enchufable (PHEV)

Híbrido enchufable

Unsplash

07/09/2022 - 13:30

Sobre todo, los coches con combustión híbrida suelen generar dudas en los usuarios y muchas veces lo que se consigue es cometer errores a la hora de comprarlos. Vamos a intentar que eso no ocurra conociéndolos de antemano.

Si ya te toca cambiar de coche y lo que quieres es comprarte uno con los nuevos sistemas de motorización que existen, puede que hayas elegido adquirir un híbrido enchufable.

Evidentemente, nos parece una brillante idea, ya que vas a conseguir tener muchas ventajas en cuestión de consumos y de autonomía, además de poder beneficiarte de ayudas gubernamentales y de todas las ventajas que te dará la etiqueta CERO de la DGT.

El problema que tiene este tipo de motorización es que es algo desconocido para bastantes usuarios, por lo que hay veces en los que se cometen errores a la hora de comprarlos y nos damos cuenta cuando ya es demasiado tarde.

Mientras que antiguamente lo teníamos bastante claro con los sistemas de combustión que había, es decir, la gasolina era para los que hacían pocos kilómetros al año y los motores diésel para los que su cuentakilómetros reflejaba un buen número de ellos cuando terminaban los 365 días. Pero ahora, con los motores híbridos y eléctricos puede que eso no esté tan claro.

Los motores híbridos enchufables tienen ciertas particularidades que los hacen un tanto especiales y, por lo tanto, todo ello hay que tenerlo en cuenta antes de comprarlo, sobre todo porque no suelen ser vehículos precisamente baratos.

Por eso nosotros hemos creído que lo mejor sería que conozcáis aquellos posibles errores que se pueden cometer a la hora de comprar este tipo de coche, para que no os ocurra y sobre todo que tengáis más claro si este tipo de vehículos cuadran con vuestra forma de vida.

Lo primero es tener claro que es un híbrido enchufable (PHEV)

Antes de meternos en cualquier tipo de materia debemos tener muy claro qué tipo de coche queremos comprar, lo que significa entender que es un vehículo híbrido.

Este tipo de vehículos se componen de un motor principal, gasolina o diésel, y uno secundario compuesto por baterías. Existen dos tipos de vehículos híbridos, aquellos que tienen un motor eléctrico que se recarga de manera automática y, los que hoy nos ocupan, que son los que hay que enchufar para poder cargar sus baterías.

Esto quiere decir que estamos ante vehículos que tienen todos los componentes de uno eléctrico y todos aquellos que llevaban los coches de combustiones tradicionales. Esto ya puede darnos una pista bastante solvente, como es la de que vamos a contar con todo lo bueno de la combustión y la electricidad, pero también con sus inconvenientes.

Híbrido enchufable

Unsplash

Errores al comprar un híbrido enchufable

Vamos ahora a analizar aquellos errores que se suelen cometer a la hora de comprar este tipo de vehículos, que suelen estar centrados principalmente en todo lo referente a la autonomía y el coste, además de algún que otro detalle más.

Sí, procuramos no cometer dichos fallos, seguro que tendremos el coche ideal para nosotros y no nos vamos a arrepentir.

Nuestra situación

Lo primero que debemos analizar antes de comprar un vehículo de estas características es la situación en la que nos movemos en nuestro día a día, pero también a medio o largo plazo.

Esto significa que debemos saber cuántos kilómetros hacemos al mes y sobre todo al año, además de analizar en qué tipo de situaciones nos vemos envueltos a lo largo del día en cuanto vamos en nuestro vehículo.

Dejándolo muy claro, este tipo de vehículos híbridos enchufables son ideales para aquellas personas qué hacen un trayecto corto y repetitivo todos los días a no muy alta velocidad, pero que con este mismo coche también van a hacerse alguna que otra escapada de fin de semana o marcharse de vacaciones.

También sería aconsejable para aquellos que hacen muchos kilómetros al año o para los que durante el día recorren grandes distancias para después circular por una gran ciudad.

No caigas en el error de pensar que si haces pocos kilómetros al año o no sueles coger demasiado el coche en la ciudad, como siempre vas a circular con el motor eléctrico, vas a ahorrar dinero. Esto no es así, ya que los vehículos híbridos enchufables tienen un precio muy superior a su homónimo de combustión.

Ayudas del Gobierno

Otro de los errores que suele caer mucha gente es el de creer que gracias a las ayudas que concede el Gobierno, el vehículo va a salir mucho más barato y, por lo tanto, será mucho más sencillo amortizarlo.

No podemos decir que esta afirmación sea falsa, pero sí que tiene ciertos detalles que no se deben olvidar.

El primero de ellos es que estas ayudas no son directas, es decir, las vas a recibir una vez hayas comprado el coche. Significará que si lo financias, la cuota será equivalente al total del valor del coche y que una vez que recibas el dinero gubernamental lo podrías utilizar para bajar dicha cuota adelantando dinero.

La otra parte negativa de todo este proceso es que durante el tiempo que tardas en recibir dichas ayudas vas a pagar una cuota muy superior a la que pagarás una vez hayas usado dicho dinero.

A todo esto, debemos sumar que las ayudas no llegan excesivamente rápido y pueden incluso tardar un año en hacerse efectivas.

Eso sí, en plan Moves III contempla una ayuda de 5.000 euros para aquellos que manden su coche de más de 7 años al desguace, mientras que, si no tenemos un vehículo de esa antigüedad, lo que recibiremos serán 2.500 euros.

Potencia del motor eléctrico

Aunque en un principio la potencia del motor eléctrico en un vehículo híbrido es algo en lo que la gente no se suele fijar, esto lo podemos considerar como otro error.

Hay que tener en cuenta que el motor eléctrico es el que va a mover el coche cuando estemos sobre todo en ciudad y que estamos hablando de vehículos que suelen pesar al menos 1.500 kg, por lo que deberíamos tener un propulsor que fuese capaz de mover semejante tonelaje con cierta soltura.

Por eso en este sentido es importante que el motor eléctrico tenga una potencia de al menos 80 caballos o más, para no tener ningún tipo de problema en cuestión de fluidez de marcha.

Autonomía en modo eléctrico

El hecho de tener bastante autonomía cuando circulamos en modo eléctrico tiene dos vertientes que podemos considerar como sumamente interesantes para nosotros y que suelen pasar desapercibidas por la mayoría de los compradores de este tipo de vehículos.

Por un lado, debemos ser conscientes de que dicha autonomía sea suficiente para el tiempo que nosotros vamos a pasar en modo eléctrico en nuestro día a día, es decir, si necesitamos una autonomía de 65 km, no es de recibo adquirir un coche que tenga solamente 50. Después de estos 50km pasaríamos a funcionar en modo híbrido normal con el motor de gasolina arrancado.

Pero también debemos de ser conscientes de que el mínimo que deberíamos aceptar como autonomía de nuestro vehículo híbrido enchufable es de 50 km, aunque nosotros necesitemos menos, ya que de esta manera vamos a poder conseguir la etiqueta CERO de la DGT, la cual nos va a proporcionar las mismas ventajas que tienen los vehículos totalmente eléctricos.

Sistema de recarga

Alguna que otra vez cuando ha salido la conversación de comprarse un híbrido enchufable, hemos oído la opinión de que no es necesario tener un punto de recarga en nuestro domicilio y que podríamos aprovechar simplemente lo que es un enchufe normal de corriente.

Nosotros consideramos qué la inversión que hay que hacer para poner un punto de recarga, algo que por cierto ya hay marcas que te lo colocan dentro del precio del propio vehículo, es sumamente aconsejable de cara al futuro.

Podremos conseguir que nuestro vehículo cargue de manera mucho más veloz que si lo hacemos con un enchufe de casa, por lo que siempre estará listo para poder usarse en modo eléctrico ante cualquier tipo de emergencia que nos surja.

Pero también, ya tendremos un sistema para cargar el coche totalmente eléctrico que todos nos vamos a tener que comprar a medio o largo plazo, según nos están informando nuestras autoridades.

Esperamos que todo lo que acabáis de leer os sirva para poder tener el vehículo híbrido enchufable que mejor se adapte a vuestra situación y a vuestras necesidades.

A partir de aquí ya es decisión vuestra, algo que nos podéis contar en nuestras redes sociales, puesto que nos interesaría saber por qué vehículo os habéis decidido.

SAMEBIKE Bicicleta de montaña eléctrica

SAMEBIKE Bicicleta de montaña eléctrica

Esta bicicleta eléctrica plegable es perfecta para los que buscan un paseo suave por el campo. Dentro del ámbito del trekking, esta bicicleta plegable es de las mejores gracias a su ligero peso de 24 kg y su alta autonomía. Puede alcanzar los 25 km/h sin problemas con la fuerza de su motor y podrás ver la velocidad a la que vas sin problemas gracias a su pantalla LCD.

Y además