Skip to main content

¿Cómo influyen los puntos de carga en el desarrollo del coche eléctrico en un país?

Puntos de carga y el desarrollo del coche eléctrico

Vanesa Matesanz

02/06/2018 - 13:03

Cuando se habla de los retos que quedan por resolver en el coche eléctrico, mucha gente coincide en que es necesario que haya más puntos de carga en la calle. Pero, ¿es eso realmente decisivo en el desarrollo de la movilidad eléctrica? ¿O se trata de un simple añadido?

A la hora de comprarnos un coche eléctrico son muchas las dudas que se nos plantean: precio, autonomía, amortización, puntos de carga… y precisamente este último punto tiene mucho de “mito”.

Hay quien piensa que lo único importante para tener un coche eléctrico es tener un punto de carga en su casa o trabajo. Así, podrá mantenerlo siempre con la batería cargada. Pero, ¿qué pasa con los puntos de carga que se encuentran en la calle? ¿Por qué no les damos aún la suficiente importancia?

En este artículo vamos a ver cómo los puntos de carga influyen en un mayor o menor desarrollo de los coches eléctricos en un país. Qué hacen (o dejan de hacer) por ellos. Te aseguramos que te vas a sorprender.

¿Y si estamos todos equivocados al pensar en carga rápida para coches eléctricos?

Según un estudio de Revoolt, una startup española especialista soluciones sostenibles (ZeroCO2) para la logística de la última milla, contar con una buena red pública de recarga es fundamental para el crecimiento de los vehículos eléctricos en las ciudades.

Una buena red pública de recarga influye en el desarrollo del coche eléctrico en las ciudades

Los puntos de recarga públicos, dependientes generalmente de los diferentes ayuntamientos, son escasos para las necesidades de las grandes ciudades y especialmente útiles para nuestro sector, el del reparto de mercancías, donde la autonomía de estos vehículos se suele quedar algo corta”, explica Diego Salazar, Director de Operaciones de Revoolt.

De hecho, hace muy poquito que la Comisión Europea junto con 8 de las ciudades más importantes de Europa (también Madrid), se han aliado para sacar adelante la iniciativa FREVUE. ¿En qué consiste? Es un proyecto que promueve la introducción de los vehículos eléctricos para el reparto de mercancías y soluciones innovadoras para la logística urbana.

Es un proyecto en el que no se podrá avanzar si no se cuenta con las instalaciones de carga adecuadas”, dice Diego Salazar. Por lo que es fundamental para el desarrollo de este tipo de iniciativas que respaldan la movilidad sostenible, que nos pongamos manos a la obra con la mejora de la red de recarga en las grandes ciudades. Es ahora o nunca.

Qué fue antes: el huevo o la gallina

coche eléctrico

Es entonces cuando nos planteamos qué hace falta: ¿más coches eléctricos para fomentar la creación de más puntos de carga? ¿O más puntos de carga para que se vendan más coches eléctricos?

La respuesta ya la hemos visto este último estudio de Revoolt y otros publicados anteriormente: sin duda, el desarrollo de la red de puntos de carga es sencillamente fundamental para la expansión del vehículo eléctrico. Sin eso, no podremos avanzar.

La situación de España deja mucho que desear

En nuestro país nos vamos quedando atrás con respecto a puntos de carga. Sí, como podrás imaginar estamos a la cola de Europa. Apenas contamos con 3,8 puntos por cada 100.000 habitantes. Es decir, una cantidad ínfima. Sobre todo si nos comparamos con el líder en puntos de carga para coches eléctricos: Noruega con 175 puntos. Le sigue de cerca Países Bajos con 173,6 puntos.

¿Por qué estos países tienen tantos puntos de carga? Por “pequeños” detalles tales como que tienen una mayor conciencia medioambiental que nosotros, más ventajas fiscales y menos costes de mantenimiento. Y, “casualmente”, estos países con más puntos de carga, son también los países con mayor penetración de coches eléctricos. Interesante... ¿no te parece?

Qué pasaría si un edificio entero de viviendas decidiera electrificar su garaje

De hecho, si nos centramos en Madrid veremos que cuenta con unos 300 puntos privados de carga, pero apenas 24 públicos. Estos, están gestionados por GIC e IBIL y de ellos, solo 2 son de carga rápida (carga completa en 20 minutos). Para cargar nuestro coche en el resto de puntos, deberemos enchufarlo alrededor de 3 horas más o menos.

Obviamente, para Revoolt (que además ha comenzado a operar hace muy poquito en la capital) esto es totalmente insuficiente. Por eso depositan su esperanza en el Plan de Calidad del Aire, en el que se ampliarán los puntos de recarga en la ciudad.

Somos conscientes de la gran inversión que supone una buena infraestructura para entidades públicas y privadas, pero eso no debe frenar el compromiso con la sostenibilidad. En países de nuestro entono se ha llegado a un excelente nivel de confort eléctrico gracias a soluciones imaginativas y a una normativa favorable”, sentencian desde Revoolt.

Tipos de puntos de recarga: privados, públicos en ciudades y en rápidos en carreteras

Antes de acabar, no podíamos dejar de recordar las posibilidades que tenemos para cargar nuestro coche. ¡Por si se te escapa alguna! Tenemos la posibilidad de la carga en nuestro garaje privado o comunitario, la más utilizada (en el 90% de las ocasiones). Puedes informarte con tu comunidad de propietarios o ver por cuánto te saldría si tienes una casa con garaje propio.

Por otro lado, uno de los más demandados: los puntos de recarga de oportunidad públicos. Estos se ubican en la calle, en los hoteles, supermercados, centros comerciales... Y por último están los puntos de recarga rápida en las carreteras, que nos permiten realizar trayectos más largos sin tener que esperar toda una eternidad a que se recarguen. Aunque ya hemos visto que para esto todavía queda. Y mucho.