Skip to main content

Qué es la conducción defensiva y cómo la puedes poner en práctica

Coche

06/05/2019 - 21:30

Seguro que has oído hablar de la conducción eficiente, pero ¿conoces la conducción defensiva? ¿No? Bueno, no hay problema, en las siguientes líneas te contamos qué es, por qué puede ayudarte y te resumimos cómo practicarla en 10 pasos.

La conducción defensiva es aquella que busca anticiparse a las situaciones de riesgo en la carretera para evitar un posible accidente o, si esto no es posible, minimizar sus consecuencias. Los expertos hablan de ella como un conjunto de técnicas que permiten al conductor depender de su propio comportamiento para evitar un peligro.

La conducción defensiva es, por tanto, aquella que puede ayudar a evitar accidentes a pesar del comportamiento de otros conductores y de factores externos como carreteras en mal estado, mala señalización.

10 pasos para practicar conducción defensiva 

  • Observa todo lo que ocurre a tu alrededor
    La clave para anticiparse a un peligro es advertir que puede ocurrir. La clave está en no mirar solo al centro de la calzada, hay que prestar atención frecuente a los espejos retrovisores y tratar de controlar los ángulos muertos
  • Reduce la velocidad
    Este punto es clave para tener más visión y ganar tiempo para maniobrar y reaccionar ante posibles imprevistos
  • Desconfía
    No des nada por hecho, piensa que, en cualquier momento, otro conductor se puede saltar un STOP o un semáforo en rojo
  • Mantén la distancia de seguridad
    Esta máxima es tanto para con el coche que te precede como con el que va detrás de ti. 
  • Conoce tu vehículo
    Es importante saber de qué sistemas de seguridad activa y pasiva dispone el coche, pero también cómo utilizarlos correctamente. 
  • Aprende técnicas de conducción
    No está de más pasar por un curso de conducción segura en el que te enseñarán cómo actuar ante determinados imprevistos: aquaplaning, frenada de emergencia (con o sin obstáculos)...
  • Mantén ambas manos sobre el volante
    Los expertos señalan dos posiciones como correctas: imaginando que el volante es un reloj, tus manos deben marcar las diez menos diez o las tres menos cuarto. De esta forma estaremos preparados en todo momento para actuar en caso de emergencia
  • No bebas alcohol antes de conducir
    Lo mismo sobre el consumo de drogas y, ojo, de medicamentos. Es importante tener claro qué medicinas pueden afectar a la conducción.
  • Evita distracciones
    Ya sabes, nada de teléfono móvil y si vas a necesitar el navegador configúralo antes de iniciar la marcha
  • Y, por supuesto, respeta siempre las normas de circulación (señales, velocidad...)

Ver ahora: