Skip to main content

¿Cuánto dinero se ahorra realmente con un coche híbrido?

motores híbridos enchufables peugeot

15/12/2018 - 13:00

Acompáñanos en este repaso a los diferentes puntos a tener en cuenta a la hora de conocer cuánto ahorramos realmente con un coche híbrido en comparación con uno de combustión.

El éxito de los coches híbridos es una realidad innegable. Según los datos de Anfac (Asociación Española de Fabricación de Automóviles y Camiones), la venta de híbridos durante el mes de noviembre de 2018 llegó a las 6.298 unidades matriculadas, lo que supone un incremento del 14% respecto al mismo mes de 2017.

De hecho, las matriculaciones de estos vehículos en lo que va de 2018 han mantenido una tendencia al alza, con 70.071 híbridos vendidos en nuestro país y un crecimiento del 37% en comparación con el mismo periodo del año pasado.

¿Se debe esto al ahorro que supone conducir un coche híbrido con respecto a uno diesel o gasolina? Vamos a ver cuánto se ahorra realmente con un coche híbrido en función del tipo de vehículo, del tipo de viaje y de su mantenimiento entre otras cosas.

Diferencia entre híbridos e híbridos enchufables

Para empezar, debemos distinguir entre dos tipos de híbridos: por un lado los híbridos (“a secas”) y los híbridos enchufables. Ambos son vehículos con un motor de combustión ya sea gasolina o diesel, y con uno o varios motores eléctricos.

La principal diferencia es que el primero, el coche híbrido, tiene una mayor “tirada” por parte del motor de combustión. Es decir, este es el que realiza la mayor parte del trabajo de movilidad. En este caso, la batería de la parte eléctrica "apoya" al motor de combustión, aprovechando la energía que pierde al decelerar para recargarse.

Esto consigue que se consuma bastante menos combustible que en un coche tradicional, por lo que es ideal para moverse por ciudad. Ojo, no tanto en carretera porque este “apoyo” que supone la batería para el motor no puede darse durante un periodo de tiempo demasiado largo. Recordad que estos coches NO hace falta cargarlos en una toma: como decimos, se alimentan de la deceleración del coche, de la energía de las frenadas.

Por otro lado, los híbridos enchufables o PHEV (Plug-in Hybrid Electric Vehicle) tienen la característica de que sus motores eléctricos son más potentes que los anteriores, teniendo más “peso” dentro del vehículo. Además, su batería tiene más capacidad y pueden recorrer más kilómetros únicamente con el modo eléctrico. Y aquí está la principal diferencia: como su propio nombre indica, este tipo de coches SÍ hay que enchufarlos a la corriente.

El precio de mantener un coche híbrido

Una vez tenemos clara la diferencia entre los dos tipos de híbridos que tenemos en el mercado vamos directamente al asunto, comenzando por saber cuánto cuesta mantener uno de estos vehículos.

Este es nuestro análisis de la tecnología del coche híbrido de Ford

Aunque ha habido cierta confusión al respecto, la realidad es que mantener un coche híbrido es bastante más económico que mantener un diesel o un gasolina, obviamente siempre que lo hagamos la comparación pertinente con dos modelos de gama media.

Quizás somos demasiado categóricos afirmando que tendrán menos averías, pero lo que sí es cierto es que los híbridos enchufables (o “full hybrid”), seguro no tendrán averías de elementos tan reconocidos como el embrague, el alternador, la correa de distribución o el motor de arranque. ¿Por qué? Porque sencillamente no tienen.

También es cierto que los neumáticos suelen durar más tiempo que en un coche de combustión tradicional, sobre todo gracias a que la frenada no es tal en gran parte de las ocasiones, sino deceleración, con lo que nos “ahorramos” ese desgaste. Por supuesto, ni que decir tiene que los frenos, pastillas, etc., también se ven menos desgastados y por consecuencia con menos necesidad de cambios o reparaciones. 

taller mecánico coche eléctrico

También encontramos grandes leyendas en torno a la duración de la vida útil de la batería. Si bien es importante el modo de conducción y el “cuidado” que le damos al coche, las baterías tanto de híbridos como de híbridos enchufables están programadas para durar aproximadamente el mismo tiempo de vida que el vehículo. Mínimo, 8 o 10 años.

Siempre hay excepciones y podemos tener algún problema, lo sabemos, pero la realidad es que no debería darnos ningún tipo de problema durante los años que tengamos el coche si mantenemos un cuidado adecuado y un modo de conducción eficiente. Aún así, cambiar la batería de un híbrido ronda los 3.000 euros.

En el estudio “Vehículo y ahorro según motorización” realizado por la consultora Audatex, el mantenimiento de un coche híbrido es hasta un 50% más económico que cualquiera de las dos opciones de combustión.

Para llegar a esta conclusión se analizaron el Toyota Auris hybrid y el Yaris hybrid que, al prescindir de gran parte de los elementos con los que cuenta un coche de combustión tradicional son bastante más económicos de mantener. Concretamente, el Auris hybrid en 120.000 kilómetros u 8 años tiene unos ahorros de mantenimiento de 2.833 euros comparado con el diesel y 1.385 euros con el modelo de gasolina. En el caso del Yaris hybrid implica un ahorro de alrededor de 2.093 euros con respecto al diesel. Si lo comparamos con gasolina, el ahorro es de 1.784 euros.

Un ahorro más que importante .

Ciudad, carretera o tramos interurbanos: ¿en qué tipo de viaje ahorras más? 

Cuando conducimos un vehículo híbrido en ciudad, normalmente el motor de gasolina se mantiene apagado, por lo que únicamente “tira” de la parte eléctrica. Lo hace hasta que se alcanzan aproximadamente los 50km/h, con lo que conlleva un gasto de gasolina 0.

También dependerá de si hablamos de un híbrido tradicional (frenada regenerativa) o uno enchufable, en cuyo último caso aunque tendríamos que tener en cuenta el precio de la recarga, también deberíamos “descontarlo” por el lado que nos asegura un mayor ahorro en gasolina por más tiempo que su compañero no enchufable. El ahorro en ciudad con respecto a un coche de combustión es de alrededor de un 50%, por lo que si lo quieres para este tipo de uso, es una opción maravillosa.

conducir coche

En el caso de salir a carretera o a tramos interurbanos de manera frecuente, el ahorro también es una realidad con respecto a los coches diesel y gasolina, pero no tan evidente como en ciudad, ya que el coche usará gran parte del tiempo el motor de combustión en lugar del eléctrico en el caso de los híbridos tradicionales. En el caso de los híbridos enchufables la realidad es que la mayoría cuenta con una autonomía que ronda los 50km en su modo puramente eléctrico, algo que disminuye más si cabe en rondas de circunvalación, tramos interurbanos y, por supuesto, carretera.

Aún así, la casa Toyota asegura que sus híbridos (pioneros en el mercado) ahorran en carretera hasta un 36% de combustible con respecto a un gasolina, y de hasta el 12% en comparación con un coche diesel.

También debemos mencionar el ahorro que supone en las grandes ciudades aparcar de forma gratuita y evitarse los protocolos de alta contaminación buscando otras alternativas de movilidad de forma constante.

Cuándo empieza a ser rentable un híbrido

Ahorro banco hucha

Para concluir y teniendo en cuenta todos los datos anteriores de ahorro de mantenimiento, gasolina en función del tipo de trayecto, etc., hemos de tener claro que siempre lo amortizaremos antes si lo usamos para tramos urbanos que si lo hacemos únicamente para grandes recorridos. Como también se ahorra más con un híbrido enchufable que un híbrido tradicional de tipo “medio”.

Aun así, los coches híbridos son una alternativa muy a tener en cuenta para empezar a introducirnos en el mundo de la movilidad eléctrica, con un ahorro que empieza a ser rentable a partir de los 10.000 / 15.000 km de media si lo comparamos con un diesel.

Tags:

#Destacado, #sync