Skip to main content

Así es por dentro el laboratorio de 50.000 m2 en el que Telefónica ya prueba coches conectados con 5G

Parte del circuito de los 51.000 kilómetros cuadrados que ha desarrollado Telefónica en Málaga para probar el coche conectado.
M.G. / BI España.

Marta Garijo

09/02/2020 - 09:11

El gran impacto del 5G llegará cuando comience a extenderse en la industria, según apuntan los expertos. Así que, aunque el despliegue de esta red está todavía en proceso, las operadoras ya han comenzado a analizar y realizar pruebas en entornos reales para saber cuáles serán las oportunidades que puede generar esta nueva tecnología.

Telefónica presentó este lunes un gran laboratorio en Málaga de 51.000 metros cuadrados destinado a realizar ensayos de 5G relacionados con el coche conectado en circuitos exteriores e instalaciones interiores, donde destaca una cámara apuntalada que permitirá probar funcionalidades y soluciones tanto en una frecuencia 5G española, como en frecuencias de otros países. 

La operadora junto con la empresa alemana Dekra, especializada en ensayos y certificación, se ha unido a la Junta de Andalucía y al Ayuntamiento de Málaga para desarrollar un espacio en el que probar las soluciones 5G y tecnología V2X (las siglas en inglés para vehicle to everything) con la participación de Seat.

Por el momento, la inversión inicial para el desarrollo de este centro ha sido de más de 5 millones de euros y cuenta con 15 trabajadores. 

"En Telefónica apostamos por la movilidad del futuro, una movilidad conectada y en un siguiente paso, autónoma", dijo María José Almanzor, consejera delegada de Telefónica España, en un encuentro con los medios de comunicación durante la presentación de este laboratorio. “Este centro, único en Europa, es un elemento fundamental para avanzar en este camino de la conectividad estándar para hacer realidad el coche conectado”, añadió.

"En un 80% de los casos van a ser pruebas en el exterior y Málaga tiene un clima muy adecuado para esto, tiene muchos menos días de lluvia que otros países de Europa u otros lugares de España. Se ha conjugado todo: la mejor tecnología, una buena pista, el mejor clima, la parte de innovación que tenemos nosotros en el centro de innovación de La Farola”, explicó Almanzor al hablar de las características de este centro de pruebas. 

Por el momento, hay 15 proyectos ya se han presentado a la primera convocatoria para realizar pruebas en este laboratorio, apuntó Almanzor, que señaló que no se han marcado objetivos respecto al número final, pero que tienen que ser “ambiciosos”.

Entre las pruebas que ya se están realizando, hay dos startups con dos servicios relacionados con la movilidad. Por un lado, Digital Medical Services que es una empresa enfocada a implantar la tecnología en las ambulancias para ser más eficientes en la gestión del tiempo entre que el paciente hace la llamada de auxilio y llega al hospital.

Otra de las empresas emergentes que está realizando pruebas en este laboratorio es Semáforo Conectado, que busca soluciones a los problemas del tráfico aplicando soluciones de conectividad a los semáforos y otros elementos de la vía. 

Aquí estamos viendo soluciones que pueden estar ya antes del verano en el mercado”, señaló la directiva de Telefónica, aunque empezarían con la tecnología 4G y a partir de ello podrían evolucionar para implantar tecnología más avanzada cuando se vaya desarrollando como el 5G o el V2X, cuando se estandarice.

Así es el gran laboratorio del coche conectado de Málaga: 

El laboratorio tiene 51.000 metros cuadrados con intersecciones, calles rectas y curvas, zonas sin asfaltar, balizas, rotondas y túneles, todos ellos sensorizados.

Una imagen del circuito donde se prueba el coche conectado en Málaga.
Telefónica

El circuito que se ha instalado para realizar pruebas reales y probar los usos del 5G se completa con vehículos reales y simulados, además de realizarse una monitorización continua.

Es un entorno de ensayos para la conducción conectada que replica las condiciones y los comportamientos de tráfico reales, con la seguridad que ofrece ser un área de ensayos privada, explica Telefónica al hablar las características del espacio exterior. 

Este circuito exterior tiene diversas aplicaciones. Una de las pruebas que se está realizando es utilizar un vehículo conectado para ver cómo reacciona ante la presencia de otros coches y de obstáculos sensorizados.

El coche conectado en una imagen del circuito en el laboratorio de Telefónica de Málaga.
Telefónica

Este caso de uso es un ejemplo de cómo la tecnología permite que el coche “hable” con la infraestructura y el resto de los vehículos para anticipar situaciones de riesgo y así evitar accidentes.

El objetivo es medir cómo avisan estos obstáculos sensorizados y el resto de vehículos. Además, es importante para poder probar si la capacidad de respuesta es suficiente para evitar accidentes. Para hacer estas pruebas, el resto de vehículos de los test son virtuales, lo que elimina choques. 

Entre las instalaciones interiores destaca un hangar con una cámara apantallada para realizar pruebas en diferentes frecuencias.

El hangar con cámara apantallada dentro del laboratorio de Telefónica para el coche conectado en Málaga.
Telefónica

Las instalaciones se completan con una cámara apantallada, que ha desarrollado en colaboración con Ericsson como socio tecnológico. La organización señala que es “única en Europa”.

“El equipamiento consiste en dos antenas 5G; servidores; conectividad para servicios a bordo; analítica big data; servicios de geolocalización; monitorización del vehículo (CPD de gestión) y software de optimización del uso de infraestructuras", explican sobre lo que puede utilizarse en esta zona.

En la práctica, estas instalaciones permiten, por ejemplo, que la industria auxiliar del automóvil pueda probar equipamiento que quieren comercializar en otros países. 

Esta cámara permite probar frecuencias de otros países, sin tener que desplazarse hasta esos mercados. 

En la cámara también se puede imitar una situación concreta de la red, por ejemplo, que haya una escasa cobertura. Esto sirve para ver cómo reaccionan los dispositivos sin tener que recorrer cientos de kilómetros.

El coche conectado dentro de la cámara del laboratorio de Telefónica.
M.G. / BI España.

Un posible caso de uso de esta cámara es ver cómo responden tres dispositivos colocados en un vehículo conectado con el wifi del coche. En la imagen se ve el móvil del copiloto descargándose un documento. En la parte trasera habría otros dos dispositivos, uno viendo un vídeo de YouTube, y otro leyendo el periódico. 

Las mediciones quedan registradas en un ordenador externo y permiten ver si la configuración del wifi es suficiente. 

Digital Medical Services es una de las startups que están realizando pruebas en este centro tecnológico.

Medical Services Digital está realizando ya pruebas en el laboratorio de Telefónica en Málaga.
M.G. / BI España.

Esta startup desarrollada por médicos está enfocada en buscar soluciones que permitan integrar la tecnología en la asistencia médica en ambulacias.

El objetivo es, por un lado, llegar antes tras recibir la llamada del paciente y por otro, poder realizar el triaje desde la propia ambulancia para así poder llegar al centro hospitalario adecuado lo antes posible. 

En esta primera fase, Semáforo Conectado es otra de las empresas que está ya realizando pruebas en el laboratorio de Málaga.

Parte del circuito de los 51.000 kilómetros cuadrados que ha desarrollado Telefónica en Málaga para probar el coche conectado.
M.G. / BI España.

Esta empresa utiliza la tecnología V2X para ver cómo es la reacción de los coches conectados ante las señalaes de otros vehículos y también de elementos conectados como semáforos o señales. 

El circuito permite analizar la reacción de los vehículos añadiendo de forma virtual los elementos que se consideren necesarios para ver cómo reaccionaría un vehículo en una situación real y cómo sería el aviso que lanzaría.

Este artículo fue publicado por Marta Garijo en Business Insider España.