Skip to main content

Mercedes Clase A (2018), probamos su tecnología

Mercedes Clase A 2018

20/12/2018 - 10:48

El Mercedes Clase A (2018) ofrece la última tecnología de Mercedes, y nosotros lo hemos probado para descubrir de primera mano qué funcionalidades tiene en apartados tales como la seguridad, la comodidad o el entretenimiento. Te lo contamos en este reportaje.

El Clase A de Mercedes protagonizó muchos titulares entre la prensa tecnológica a comienzos de este año tras su paso por el CES 2018, la que está considerada como una de las mayores ferias de tecnología del mundo. Fue así porque estrenaba una tecnología nunca vista hasta la fecha en los coches de Mercedes, y con el sistema de MBUX (Mercedes-Benz User Experience) por bandera consiguió despertar el interés de todo el mundo tech. El nuestro también lo despertó, y por eso hemos probado este coche.

El Mercedes Clase A (2018) equipa la tecnología que ahora mismo la marca alemana está trasladando ya a otros modelos recién salidos del horno como el nuevo Clase B (2019), y que sin duda seguirá llevando al resto de su catálogo. La tecnología de Mercedes empieza desde la raíz de este coche: está presente ante todo en la seguridad, con infinidad de sistemas activos y pasivos que entran en marcha desde el mismo momento en que pulsamos el contacto, y se extiende hasta otros aspectos como la comodidad, el entretenimiento a bordo o la navegación.

En esta prueba de la tecnología del Clase A (2018) te mostraremos a fondo todo lo que ofrece este coche desde el punto de vista tecnológico. Lo analizaremos a fondo para que sepas cómo funciona cada uno de sus aspectos tecnológicos más destacables, y así sepas lo que te vas a encontrar en el momento en que te vayas a subir a bordo de él.

El propio nombre de Mercedes-Benz User Experience, o MBUX abreviado, ya dice mucho sobre el enfoque que Mercedes ha querido darle a la tecnología que traerán sus coches durante estos años: todo está enfocado hacia la experiencia de usuario, para conseguir que se sienta lo más cómodo posible a la hora de interaccionar con el sistema. Es algo que os podemos adelantar que se nota en el momento en que te sientas a bordo del Mercedes Clase A (2018).

Además, no debemos olvidar que estamos a las puertas del CES 2019, el evento en el que Mercedes ya ha confirmado que estará presente entre los gigantes tecnológicos de la feria para mostrar su nuevo CLA. Mientras eso llega, vamos a conocer la tecnología de Mercedes que actualmente te encontrarás en el concesionario si entras decidido a comprar uno de sus coches.

Mercedes Clase A 2018

Todo empieza en el sistema de MBUX. Cuando Mercedes lo empezó a mostrar a los medios –tuvimos la oportunidad de conocerlo en primera persona, os lo contábamos hace unos meses–, lo hizo mostrándonos un concepto de un coche conectado en el que, como no podía ser de otra forma, la inteligencia artificial iba a jugar un papel cada vez más importante dentro (y fuera) del vehículo. Antes de hablar de lo que nosotros hemos probado, no está de más que os presentemos primero esta tecnología.

La plataforma de MBUX se hizo realidad con el Clase A de este año, y se trata de una combinación de todas las tecnologías que Mercedes ofrece ahora mismo en sus coches: desde las pantallas que protagonizan el interior del habitáculo, hasta un sistema de control por voz que va mucho más allá de los simples comandos que es capaz de entender cualquier otro coche del mercado. "Revolution in the cockpit" fue el nombre que la marca utilizó para presentar en sociedad esta plataforma.

  Mercedes Clase A (2018)
Pantalla

Tres combinaciones:

  • 7 + 7 pulgadas
  • 7 + 10,25 pulgadas
  • 10,25 + 10,25 pulgadas (1.920 x 720 píxeles)
Interfaz del cuadro de instrumentos Totalmente digital, personalizable con diferentes modos de vista
Interfaz del navegador Totalmente digital
Procesador y gráfica

Procesador de seis núcleos (2 Denver y 4xA57)

Tarjeta gráfica NVIDIA Reilly PX (básica)/ NVIDIA Parker 128 (avanzado)

Rendimiento: 59,300 DMIPS, 500GFLOPS

RAM 8 GB (DDR4)
Sistema operativo Linux
Tipo de control

Pantalla táctil (en el navegador)

Controles táctiles (x2) en el volante

Touchpad central

Head-up Display Sí, hasta 12.000 cd/m² de brillo
Control por voz

¿Parecen las especificaciones técnicas de un móvil o un ordenador portátil, verdad? Pero no: es la lista de características de la tecnología del Mercedes Clase A (2018). Ahora que están hechas las presentaciones, vamos allá con nuestra prueba de su tecnología.

Mercedes Clase A 2018

Pese a que en nuestra Zona Motor de ComputerHoy.com no acostumbramos a analizar tan en detalle las características del hardware que da vida a los sistemas de navegación e interfaz de los coches, normalmente porque suelen ser especificaciones muy humildes en cuanto a rendimiento –sobre todo comparado con la máquina tan potente que todos llevamos en el bolsillo: el móvil–, en este Clase A de Mercedes sí es importante conocer esas características ya que eso explica la diferencia que vosotros mismos vais a apreciar respecto a la tecnología que hayamos probado hasta la fecha en cualquier otro coche.

Para dar vida a su tecnología interior, Mercedes ha contado este año con la inestimable ayuda de Nvidia, con un acuerdo a través del cual ambas marcas han trabajado codo con codo para dar vida a salpicaderos adaptados a la tecnología que hoy en día demandan los usuarios.  Ahora sí, veamos en qué se traduce todo esto en la realidad.

La tecnología del Mercedes Clase A (2018)

Mercedes Clase A 2018

Mercedes ha optado por unificar en un mismo diseño las dos pantallas más importantes hoy en día de cualquier coche: la del cuadro de instrumentos, y la del navegador. Ambas están integradas en un mismo diseño, aunque son independientes la una de la otra. Lucen una buena resolución las dos, pero solamente es táctil la del navegador. Y como indicábamos en la tabla que hay adjunta más arriba, este apartado del coche se puede configurar en tres opciones diferentes:

  • Cuadro de instrumentos digital de 7" (17,78 cm) + Navegador de 7" (17,78 cm)
  • Cuadro de instrumentos digital de 7" (17,78 cm) + Navegador de 10,25" (26 cm)
  • Cuadro de instrumentos digital de 10,25" (26 cm) + Navegador de 10,25" (26 cm), con una resolución de hasta 1.920 x 720 píxeles (200 ppi de densidad de píxeles)
Interior del Mercedes Clase A 2018-2019
Interior del Mercedes Clase A 2018-2019
Interior del Mercedes Clase A 2018-2019

Lo que se ve en el cuadro de instrumentos se controla desde el volante, tanto a través de las superficies táctiles que hay a ambos lados como desde los botones físicos que tenemos al alcance de las manos. El navegador, en cambio, se puede controlar de tres formas diferentes: táctil (pulsando la pantalla), con el touchpad o a través de la voz.

Empecemos por el cuadro de instrumentos. Estamos ante una pantalla de máxima resolución que sustituye a los relojes analógicos de toda la vida, y por supuesto cuenta con diferentes modos de vista para todo el mundo: además de poder elegir el diseño de los relojes (deportivo, más clásico, o mucho más sencillo), también podemos elegir qué queremos ver en cada parte de la pantalla. Podemos tener por ejemplo el mapa abierto en el reloj de la derecha, y en el de la izquierda podemos ver nuestro consumo medio. O incluso podemos abrir el navegador a pantalla completa.

Cuadro de instrumentos del Mercedes Clase A 2018
Cuadro de instrumentos del Mercedes Clase A 2018
Cuadro de instrumentos del Mercedes Clase A 2018

No penséis que se trata de una interfaz compleja que requiere toda la atención para poder movernos por ella. A poco que pases unas horas con el coche, enseguida serás capaz de moverte por los menús del cuadro de instrumentos sin necesidad de pararte a mirar dónde está cada opción. El funcionamiento de las superficies táctiles del volante es muy cómodo e intuitivo, y facilita mucho la navegación por esta interfaz.

Interior del Mercedes Clase A 2018

Luego está el navegador. Lo primero que sorprende al empezar a utilizar el navegador del Clase A (2018) es lo absolutamente fluida que funciona la interfaz. Pero además de eso, se trata de una interfaz con unos gráficos dignos de un smartphone. Acostumbrados como estamos a que los coches incorporen navegadores con menús anclados al pasado, siempre unos años detrás de lo que se lleva en cuanto a tecnología en el mercado de consumo, aquí se nota (para bien) la mano que Nvidia ha tenido en el desarrollo de la tecnología interior de este coche.

Pero más allá de lo que os enseñamos en el vídeo que tenéis insertado al comienzo de este reportaje, del navegador vamos a destacar dos aspectos: los perfiles personalizables para cada usuario (con funciones de inteligencia artificial) y el control por voz.

Touchpad del Mercedes Clase A 2018

Lo primero, los perfiles personalizables para cada usuario, resultará especialmente interesante para aquellos hogares en los que este Clase A (2018) lo vaya a conducir más de una persona. En lugar de andar peleándote con tu mujer o tu hijo porque el asiento está en otra posición o el cuadro de instrumentos tiene una interfaz diferente, Mercedes ofrece la posibilidad de crear perfiles de usuario en los que podemos dejar guardados a nuestro gusto todos y cada uno de los parámetros del coche.

En caso de que el coche lo coja otra persona y cambie algo, simplemente cargamos de nuevo el perfil y todo volverá a estar como antes. Así no habrá más discusiones (al menos por el coche).

Esta es la propuesta de Mercedes-Benz para la movilidad del futuro

Luego está el control por voz. Diréis, ¿control por voz? ¡Pero si eso lleva años presente en los coches! Sí, pero el control por voz de Mercedes es diferente: bajo el sistema de LINGUATRONIC, es capaz de reconocer órdenes de voz naturales, y no solamente los típicos comandos robóticos de "poner navegador a Burgos" o "reproducir música"; a este coche le puedes decir, "Hey Mercedes, ¿mañana necesitará paraguas al salir de casa?", y te dirá si va a llover al día siguiente en tu ciudad.

Mercedes Clase A 2018
Mercedes Clase A 2018
Mercedes Clase A 2018

Además de activarse pulsando el botón que hay en el volante, el sistema de reconocimiento de voz de Mercedes me puede ponerse también en marcha simplemente diciendo "Hey Mercedes". En esta época en la que los asistentes de voz parecen ser el futuro, no está de más que incluso nuestro coche incorpore ya la tecnología necesaria para poder controlar buena parte de sus funciones con la voz. Desde luego, cómodo es.

Dice Mercedes que este coche, a través de sus funcionalidades de inteligencia artificial, también es capaz de aprender del conductor para mostrar información (y funciones) relevante a cada situación. En la semana que estuvimos con él no pudimos ponerlo a prueba a fondo, pero sirve para funciones tales como por ejemplo recomendarte las canciones que más escuchas en los trayectos cotidianos o para buscar por sí solo una ruta alternativa a tu camino al trabajo si ese día coincide que hay una retención inesperada.

Y hay muchas más cosas que contar sobre la tecnología de este coche. De nuestra prueba, destacaríamos también la opción de cámara de gran angular a la hora de dar marcha atrás en un aparcamiento (permite ver el tráfico cruzado), las opciones de personalización de la luz ambiental interior (hasta 64 colores disponibles) o lo práctico que resulta el touchpad (panel táctil) a la hora de introducir texto o números en el navegador, además del opcional de la llave digital, que permite abrir y arrancar el coche tan solamente con llevar el móvil encima. En resumen, tecnología hasta decir basta.

Por supuesto, el Mercedes Clase A (2018) funciona tanto con Android Auto como Apple CarPlay (siendo además compatible con la conectividad inalámbrica para esta plataforma, cosa que muy pocos coches ofrecen en la actualidad), y es curioso comprobar que, en lugar de puertos USB de toda la vida, lo que incorpora son puertos USB de Tipo-C, el estándar del futuro (o ya del presente, mejor dicho). También hay carga inalámbrica (estándar Qi, es decir, compatible con la inmensa mayoría de móviles que tienen esta función), en una base que además es compatible con la tecnología de NFC.

Mercedes Clase A 2018

Desde el punto de vista de la seguridad, a este Clase A de 2018 se le pueden configurar tecnologías como el reconocimiento de señales de tráfico, la frenada de emergencia o, esto último realmente interesante, un sistema de asistente activo de cambio de carril. Y decimos interesante porque, pese a que ya lo traen muchos coches, en este caso es diferente en el sentido de que si detecta que te sales del carril no aplica fuerza sobre el volante, sino que utiliza la frenada de una u otra rueda para corregir la trayectoria. Las primeras veces asusta, pero desde luego consigue su propósito: además de devolver el coche al carril, te despierta enseguida.

Mercedes Clase A 2018

El Mercedes Clase A de este año se puede comprar actualmente en España por un precio que parte de los 32.700 euros. Y si buscáis una prueba de este coche desde el punto de vista del motor, echad un vistazo a lo que os tienen que decir nuestros compañeros de AutoBild.es.

Tags:

#Destacado, #sync

Ver ahora: