Skip to main content

Las tres ruedas han cambiado mi percepción de ir en moto por la ciudad

Peugeot Metropolis 400

08/08/2019 - 13:47

¿Quién dijo que ir en moto equivalía a conducir sobre dos ruedas? La Peugeot Metropolis 400 es una scooter de tres ruedas pensada para la conducción por ciudad, y la hemos probado para ver cómo es llevar una moto así en el día a día.

Si alguna vez te has planteado comprar una moto para moverte por la ciudad, pero desde el primer momento el simple hecho de tener que ir a dos ruedas te ha echado atrás en tu decisión de compra, entonces quizás te interese descubrir lo que puede ofrecerte una moto de tres ruedas. Sí, tres ruedas: dos delante y una detrás.

El aquí firmante es conductor habitual de motocicleta, pero nunca había tenido la oportunidad de ir en una moto con tres ruedas. Para aquellos que no lo sepan, se trata de un formato de motos diseñadas especialmente para la ciudad ya que poseen –entre otras cosas– la ventaja de que se pueden mantener de pie solas.

En nuestra Zona Motor de ComputerHoy.com ya hemos probado alguna que otra moto, a cada cual más diferente: una moto eléctrica que no requiere de carné de coche, una scooter eléctrica muy asequible y, por supuesto, servicios de motos compartidas como el de eCooltra. Lo que nunca habíamos probado era una moto de tres ruedas, como la Metropolis de Peugeot que ha pasado por nuestras manos.

Peugeot Metropolis 400

La Peugeot Metropolis (400) es una más de las múltiples alternativas de scooters de tres ruedas que hay ahora mismo en el mercado. Está a la venta por un precio recomendado de 7.999 euros, y una de sus peculiaridades –además de las tres ruedas– es que, pese a que es una moto de 400 (centímetros cúbicos), se puede llevar con el carné del coche sin antigüedad.

En España, las scooters de tres ruedas cuentan con un amparo legal que permite llevar motos grandes con el carné B de coche siempre y cuando éstas sean eso, motos de tres ruedas. De esta forma, te evitas el estar limitado a una moto de 125 cc, como ocurre con cualquier modelo de dos ruedas.

Por lo tanto, ya tenemos dos peculiaridades a tener en cuenta: son motos más cómodas de llevar por ciudad (ahora veremos por qué) y, además, se pueden conducir con el carné de coche. Si nunca te has puesto a los mandos de una de estas scooters, sigue leyendo.

La primera pregunta que a uno le asalta a la hora de subirse a una moto como la Metropolis es: ¿cómo funciona el sistema de mantenimiento del equilibrio? ¿La moto siempre mantiene el equilibrio por sí sola? ¿Es algo que se puede activar o desactivar? Son preguntas que le pueden surgir a cualquiera que nunca lo haya probado, como era mi caso.

Quizás hayas escuchado alguna vez en algún semáforo de alguna ciudad una moto que, justo al detenerse o justo en el momento de salir, emitía un extraño pitido: ese sonido tiene mucho que ver con las scooters de tres ruedas, porque es la alerta sonora que emiten en el momento en el que activas o desactivas el mantenimiento del equilibrio.

En esta Metropolis, dicha opción se controla desde un botón ubicado en el manillar derecho. Si deslizas el botón hacia un lado, la moto mantendrá automáticamente el equilibrio en la posición en la que esté en ese preciso momento –cuidado con activarlo con la moto inclinada, porque después cuando se desactive puedes llevarte un susto–; si deslizas el botón hacia el otro lado, la sujeción del equilibrio se soltará.

Este sistema se desactiva automáticamente en el momento en que superas los 5 km/h de velocidad, por lo que solamente sirve para cuando estás parado o estás a punto de hacerlo. En una conducción rutinaria por ciudad, en la que constantemente inicias y paras la marcha, se agradece el disponer de esta comodidad a la hora de llegar a un semáforo o una retención.

Peugeot Metropolis 400

Una moto de tres ruedas sin el mantenimiento del equilibrio activo se convierte en una moto normal y corriente: te puedes caer si no mantienes el equilibrio, por lo que llegado el caso de nada te servirá llevar tres ruedas. La gracia está en que, con una de estas, ganas en comodidad en cosas tales como que puedes parar en un semáforo sin necesidad de sacar los pies de la moto.

Pero en una moto así no todo son ventajas. Partiendo de que su precio prácticamente duplica lo que puede costar una scooter similar de 125 cc, hay que tener además en cuenta que se trata de una moto pesada –256 kg en vacío–, por lo que para un uso exclusivo de ciudad (sin llegar a hacer aunque sean unos pocos kilómetros de autopista, el típico trayecto desde una ciudad dormitorio de la capital) puede llegar a resultar cansada de manejar.

Dado que se trata de una scooter de 400 cc con una velocidad máxima de 135 km/h, es una moto interesante para aquellos que vivan a las afueras de la capital y necesitan desplazarse a diario al centro. Para los que ya vivan en el centro, es mucho mejor opción una scooter de dos ruedas, que resultará más barata y más cómoda de manejar.

Por otra parte, de la scooter Metropolis de Peugeot también nos han llamado la atención otros aspectos tecnológicos como su llave de arranque keyless, su iluminación diurna (DRL) o el freno de estacionamiento disponible a través de un botón (como en un coche con freno de mano eléctrico, vaya).

En este caso hablamos de una moto con motor de combustión –por lo tanto, recibe la pegatina "C" (verde) de la DGT–, pero Peugeot ya ha adelantado sus intenciones de lanzar una versión eléctrica, E-Metropolis, en un futuro no muy lejano. Estaremos atentos para ver si se hace realidad este año, ya que está claro que ahora mismo las motos eléctricas mandan en el mercado.

Podéis encontrar más información sobre la Metropolis 400 de Peugeot en la web de nuestros compañeros de Autobild.es.

Tags:

#Destacado, #sync

Ver ahora: