Skip to main content

Renting a particulares: todo lo que debes saber si te lo estás planteando

Renting

08/11/2018 - 21:30

El renting a particulares está más de moda que nunca. Pero, ¿sabes cómo es y cuáles son las ventajas? El alquiler a largo plazo conocido como renting es una fórmula cada vez más extendida entre particulares que buscan una fórmula sencilla que les permita disfrutar de un determinado coche sin tener que pagar entrada, y sin preocupaciones.

¿Te suena bien? Sigue leyendo; te lo contamos todo sobre el renting a particulares, para que sopeses si prefieres conducir tu coche con esta solución, o recurrir a la compra tradicional.

Antes de desgranar los pros y los contras del renting a particulares, pasemos a hacer un breve repaso de qué es y cómo funciona este alquiler a largo plazo de coches. Cabe destacar que el renting se pueden beneficiar tanto particulares como autónomos y empresas. En este artículo vamos a hablar de las características, ventajas y desventajas del renting a particulares.

1. Qué es el renting a particulares

El renting destinado a particulares es, como ya adelantábamos al inicio de este artículo, un alquiler a largo plazo de un coche, que puede (o no) incluir una cláusula final por la cual, el usuario puede decidir comprar el vehículo al finalizar el contrato.

Renting o compra directa, ¿qué es más barato?

El coche es, en todo momento, propiedad de la empresa arrendataria; el particular lo alquila por un tiempo determinada que se estipula en el contrato (y que suele oscilar entre los dos y los cinco años) mediante el pago de una determinada cuota mensual. Esta incluye los gastos derivados del uso del vehículo (estos se suelen ampliar en función del tipo de plan que se contrata): impuestos, mantenimiento, posibles averías, seguro, neumáticos... Con el renting, el particular solo tiene que correr con los gastos de gasolina, peajes y multas.

El contrato del renting a particulares también suele incluir un kilometraje máximo anual; ojo, porque si esta cifra se supera, te cobrarán una penalización (esto tendrá que venir estipulado en el contrato de renting a particulares que firmes como particular).

2. Ventajas del renting a particulares

Preguntas para hacer en un concesionario coche eléctrico

Para un particular, el renting puede ofrecer una serie de ventajas nada desdeñables:

  • No necesitas dar ninguna cantidad económica a modo de entrada.
  • Es una opción muy cómoda de disfrutar de un coche, ya que no tendrás que con el renting, el particular no tiene que preocupñarse de nada: ni impuestos, ni seguro, ni averías...
  • Podrás cambiar cada cierto tiempo de coche, eligiendo el que más se ajuste a tus necesidades de cada momento.
  • El coche que un particular conduce por renting suele venir muy bien equipado, con más sistemas de seguridad y ayuda a la conducción.
  • Durante ese tiempo, el coche te saldrá más barato (se calcula que un 15% menos que con soluciones como la compra tradicional o la financiación).
  • Al ser una cuota fija, para el particular es fácil planificar el gasto que supone el renting.

3. Desventajas del renting para particulares

Toda moneda tiene una cara, y una cruz. Y el renting a particulares no iba a ser menos. Allá van sus peros...

  • Con el renting, el particular nunca llega a ser el propietario del coche (con lo que ello implica).
  • No se puede superar el kilometraje estipulado en el contrato, ya que supone una penalización económica.
  • El particular no puede rescindir el contrato de renting antes de lo estipulado, ya que de lo contrario le pueden penalizar.
  • Los particulares no pueden beneficiarse de la desgravación del IVA del renting (algo que sí pueden hacer empresas y autónomos). Esto no es una desventaja en sí mismo, pero es cierto que para los particulares, el renting es menos ventajoso que para las empresas o autónomos.

Con todos los pros y los contras del renting a particulares en tu mano, ha llegado el momento de decidirte: ¿esta solución, o compra directa? Tú decides.

Ver ahora: