Skip to main content

Tesla Model 3 (2021) Performance: así son su tecnología, conducción autónoma y posibilidades de viajar

Tesla Model 3

08/12/2021 - 19:00

Hemos pasado una semana con el Tesla Model 3 (2021) y con él hemos recorrido más de 1.800 km, es decir, lo hemos utilizado a fondo durante ese tiempo. Ahora bien, ¿es posible viajar con él como si lo hiciésemos con un coche de gasolina?

La respuesta rápida a esa pregunta es sí, claro que sí. Es un coche, tiene cuatro ruedas y puede llevarnos a cualquier punto que lo haría cualquier coche, la cuestión es cuánto tiempo tenemos que invertir para viajar y si eso lo hace viable.

Con coches con autonomías declaradas de 200 km (que se quedan en unos 150km reales en carretera) se eternizaría un viaje de 400 km. 

Es decir, lo que podríamos hacer del tirón con un coche de combustión del tirón o con una parada, requeriría mínimo de dos paradas. Y habría que ver el tiempo necesario para cada una de ellas.

Con el Tesla Model 3 (2021) estamos en un peldaño por encima y es que tiene una autonomía WLTP declarada de más de 500 km, aunque en carretera, en verano, se puedan rascar algo menos de 400 km. En invierno, la calefacción y las bajas temperaturas bajan más ese rango, según pruebas sobre un 15-18%.

Sensaciones con el nuevo Model 3 (2021)

Tras haber probado el coche durante una semana y haber hecho más de 1.800 km puedo decir que es un portento tecnológico, no solo a nivel de conducción y prestaciones dinámicas (no veas cómo acelera y qué noble es en las curvas) sino también a nivel de equipamiento, tecnologías y adaptación del mismo de cara al futuro.

Ejemplo de ello son, por ejemplo, integración exclusiva de conectores USB-C tanto delanteros como traseros o doble soporte de carga Qi en la parte delantera. 

Conectors USB-c
Conectors USB-c

Con exclusiva, queremos decir que no hay ningún conector USB grande a excepción del que hay en la guantera que se usa para el pendrive que almacena las imágenes de las cámaras.

Su gran pantalla es igual a la de la versión anterior, hace uso inteligente para mostrar la ruta y la reproducción multimedia además de datos relacionados al estado del coche. Es cierto que ese diseño da una gran limpieza en la parte frontal pero a la hora de conducir requiere cierta atención visual para saber si pulsamos en el lugar correcto de la pantalla.

limpieza salpicadero model 3

Es decir, si tenemos una pequeña ruleta para ajustar el volumen o la temperatura del habitáculo, podemos mover la mano hacia ella, sin necesidad de apartar la vista de la carretera. Ciertos controles hardware / físicos para, por ejemplo, el control básico de la ventilación sería de agradecer.

Entre las mejoras de este modelo frente al anterior se encuentra un reestyling que cambia las partes cromadas por partes mate salvo en el logo Tesla, la integración de una resistencia para ofrecer calefacción al habitáculo.

También el soporte de cargadores Tesla versión 3, como el que está en Benavente y nos acercamos a probarlo, y sí, llega a 250kW y de ahí va bajando. 

Tesla supecargador 250kw

El tiempo de carga del 20% al 80% a esa tensión tomó menos de 20 minutos. Algo que en los cargadores versión 2 con carga máxima 150kW llevar alrededor de 30 minutos.

Lo que más me ha gustado de Tesla es que los viajes largos se convierten en un viaje de oca a oca sin necesidad de hacer ninguna preparación previa. Le dices o programas el destino y él se encarga de hacer los cálculos.

Los coches Tesla saben qué cargadores funcionan y cómo de ocupados están por lo que hacen una recomendación realista de paradas durante el trayecto.

Pantalla Tesla Model

 En nuestro viaje más largo de cerca de 400 km, usamos 15 minutos más de lo que gastaría en un coche de combustible fósil, siempre yendo a la velocidad máxima de la vía. Si el viaje lo comparamos sin parada en el coche de gasolina, esa diferencia de tiempo se va a media hora. 

Es decir, si podemos tardar 3 horas y media con una parada corta con un coche de combustión, con el Model 3 tardamos esos 15-20 minutos más de tiempo que tuvimos que estar cargando

Creo que el uso en el día a día de este tipo de vehículo es complicado si no tienes una infraestructura de carga cerca, o una instalación que permita una recarga en el domicilio porque cada 360-380 km tendrás que acercarte a un supercargador.

No están tan a mano como gasolineras para el día a día, en general, ni tampoco tendríamos el ahorro de cargar el coche en casa con tarifa valle durante la noche con la que nos sale cargar la batería por menos de 3 euros y puede llegar hasta unos 15 euros en la tarifa menos económica.

En los supercargadores el precio actual es de 0,29-0,30€/kWh, es decir una recarga completa del 0% al 100%, algo poco probable en un uso diario, tendría un coste de entre 20 y 21 euros.

Me queda claro que los coches eléctricos son el futuro. Son más sencillos mecánicamente hablando, hay menos probabilidades de que alguna pieza falle. No contaminan directamente por donde pasan y son más eficientes en general que un coche de combustión.

Con este coche tendríamos la pegatina cero para poder entrar en zonas de tráfico restringido y, según ciudades, incluso poder aparcar en cualquier zona sin necesidad de pagar parkímetro, como sucede en Madrid.

Tesla aparcado

Ahora bien, vamos tarde en adaptarnos a este cambio de paradigma, que va a llegar sí o sí. Hay que conseguir una infraestructura que pueda dar soporte al cambio de parque de automoción de combustible fósil a eléctrico y para ello hace falta una implementación de cargadores.

Siendo el país con más horas de sol de toda Europa parece mentira que no lo aprovechemos y todavía sigamos tirando de gas para generar electricidad, con la contaminación que eso provoca y el aumento del precio de la luz que conlleva y estamos aprendiendo a las malas últimamente.

¿Es Tesla el Santo Grial? No, claro que no

No todo es perfecto en el Tesla y es que, por ejemplo, nos gustaría un poco más de flexibilidad a la hora de generar rutas y poder añadir para das a nuestro antojo o bien una integración más interactiva con el teléfono como se puede conseguir con Android Auto o Apple Car.

Su pantalla y su sistema tiene muchas funcionalidades como por ejemplo Spotify, navegación web o incluso poder ver Netflix o jugar a juegos, aunque estos dos casos solo cuando el vehículo está detenido. 

Tesla

Pero, como decimos, si pruebas un coche con Android Auto o Apple Car entenderás que poder responder de viva voz a un WhatsApp y que se transcriba o simplemente que te lea las notificaciones, ya es un plus sobre el sistema de Tesla, que lo hace pero solo de SMS.

Sin embargo sí que Tesla ofrece una de las aplicaciones móviles con más controles sobre el vehículo. Podemos: abrirlo y cerrarlo a distancia, abrir los maleteros (el trasero y el frontal), encender las luces, tocar el claxon e incluso usar el móvil como llave, en lugar de tener que apoyar la tarjeta en el pilar central. 

App Tesla

También podemos convocar al coche, es decir, que salga del aparcamiento siempre y cuando estemos cerca del mismo.

Y volviendo al tema de que Tesla no es todo oro, estamos viendo cómo otros fabricantes están consiguiendo modelos mucho más eficientes con consumos más reducidos, como por ejemplo los VW id.3 e id.4 que consiguen un consumo más reducido en el día a día, aunque tengan una batería algo más pequeña.

Se puede viajar en coche eléctrico aunque todavía es algo pronto

Las cosas van avanzando año tras año y estamos viendo cómo muchos fabricantes han pasado a ofrecer su propuestas dentro del mercado eléctrico.

Tesla tiene más competencia que nunca y el haber abierto su red de supercargadores en Europa a otras marcas debería hacer que esa competencia siga impulsando el cambio hacia lo eléctrico.

Tesla model 3

Sin embargo, aunque las baterías van mejorando, nos encontramos con que el coche eléctrico sigue siendo perfecto para ciudad y el día a día pero en viajes nos encontramos algo más vendidos. 

No estamos listos aún para un cambio de paradigma si tenemos que usar un coche eléctrico para viajar a diario sin tener que cambiar radicalmente los hábitos de conducción.

cargador tesla

Durante un viaje puntual, no habrá problema, ya que nos supondrá seguramente una parada o dos paradas más en el rango de distancias de España si nos topamos con supercargadores de camino. 

Si tenemos que viajar constantemente, el coche eléctrico todavía no es una alternativa viable al coche de combustible fósil ya que seguramente nos empecemos a encontrar más paradas

Lo que sí queda claro es que estamos en la dirección correcta y en cuanto lleguen las nuevas baterías que está preparando Tesla así como también el resto de fabricantes ya tendremos autonomías reales en carretera de más de 500 km y eso, sí, marcará el principio de una nueva era eléctrica.

Tesla Cybertruck

Tesla Cybertruck

¿Obra de arte o locura? Tesla Cybertruck es una pickup enfocada al usuario norteamericano. Es versátil, potente, resistente y cuenta con un diseño nada convencional que parece sacado de películas como Blade Runner.

Y además