Skip to main content

Me quiero comprar un aire acondicionado portátil, ¿qué debo tener en cuenta?

Aire acondicionado

13/07/2019 - 09:00

Instalar un aire acondicionado portátil es una solución perfectamente válida si no quieres hacer obra, o deseas usarlo en diferentes habitaciones. Vamos a explicar todo lo que necesitas saber para comprar uno de estos equipos.

Creías que podrías aguantar todo el verano sin aire acondicionado, pero la primera ola de calor te ha hecho replantearte el asunto. Instalar el aire acondicionado convencional te resulta problemático, así que has decidido optar por uno portátil. ¿Merece la pena? ¿Cuáles son sus posibilidades? Vamos a ver todo lo que debes tener en cuenta a la hora de comprar un aparato de aire acondicionado portátil.

Lógicamente, la solución ideal sería instalar un aparato de aire acondicionado convencional, pero tiene muchos inconvenientes. Cuestan bastante dinero, hay que pagar la instalación aparte, y hay que hacer obra. Literalmente, un agujero en la pared para sacar el tubo a la calle, así como agujeros y acondicionamientos para colgarlo en el techo y llevar la corriente hasta ahí.

Quizá la compra e instalación te resulta demasiado caro, o vives en una casa de alquiler y el casero no te deja hacer obra. O a lo mejor quieres usar el aire en diferentes habitaciones, según el día u otras circuntancias. En todos estos casos, un modelo portátil puede resultar suficiente.

¿Necesito permiso para instalar mi aire acondicionado en la fachada?

Los aparatos de aire acondicionados portátiles funcionan igual que los convencionales. Suelen ser un poco menos potentes porque son más pequeños, pero el funcionamiento es el mismo: generan aire frío a costa de extraer el aire caliente de la sala. La diferencia es que, en lugar de sacar el tubo de aire caliente por un agujero en la pared, se saca por la ventana. Esto tiene ventajas obvias (facilidad de uso, portabilidad), pero también inconvenientes, que tenemos que minimizar.

Que no te engañen: si no hay un tubo que extrae el aire al exterior, no es aire acondicionado.

Vamos a ver todo lo que tienes que tener en cuenta a la hora de comprar un aparato de aire acondicionado portátil.

Índice de contenidos

Antes de adquirir el dispositivo de aire acondicionado móvil hay que hacer una serie de comprobaciones previas, y conocer sus características, para comprar un modelo que se ajuste a nuestras necesidades.

Antes de elegir tu aire portátil

¿Está tu sala preparada?

Aunque un aparato portátil puede usarse casi en cualquier sitio, conviene tener en cuenta algunas cosas.

Como hemos comentado, estos aparatos sacan el aire caliente al exterior por una ventana, así que lógicamente la sala en donde lo vas a colocar tiene que tener una ventana que de a la calle. No puedes instalar un aparato de este tipo en habitaciones sin salida de aire al exterior.

netatmo ficha

Netatmo termostato inteligente

El termostato inteligente de Netatmo crea un programa de calefacción basado en tu rutina diaria para que puedas ahorrar unl 37% en el consumo de energía. Compatible con Alexa, Google Assistant y Siri.

También tienes que intentar colocar el tubo lo más cerca posible de la ventana. El tubo que saca el aire suele ser de plástico y se calienta bastante. Si el aparato está lejos de la ventana el tubo va a recorrer toda la sala y, además de molesto y antiestético, va a estar caliente, así que va a calentar el ambiente que el aire acondicionado portable está intentado enfriar, aumentando el gasto energético, y por tanto, la factura de la luz.

Aire acondicionado portátil

Haz un hueco en la estancia para colocarlo lo más cerca posible de la ventana. Compra el tubo lo más pequeño posible, o encógelo (algunos son extensibles) para que ocupe lo mínimo posible.

La forma de la ventana

Si la ventana solo se abre por arriba, o solo una pequeña rendija por la que no cabe el tubo, puede ser un problema. Así que hay que comprobarlo antes.

Aire acondicionado

La mayoría de los aires acondicionados portátiles, especialmente los baratos, suelen venir con el tubo tal cual, a veces con un adaptador cuadrado para las ventanas que se abren hacia arriba. Pero en la mayoría de los casos, quedará mucha ventana abierta.

Hay gente que opta por hacer un agujero en el cristal de la ventana del tamaño del tubo, para poder sacarlo sin tener que abrir la ventana. Cuando no usan el aire, ponen una tapa aislante.

Otra opción es colocar una cubierta aislante de tela. Se trata de una tela que cubre toda la ventana abierta excepto el tubo, impidiendo que entre el calor:

Aire acondicionado portátil

Se adapta a todo tipo de ventanas, y funciona bastante bien. Además son baratas. En Amazon apenas cuestan 18 euros.

En qué características debes fijarte

¿Cuántas frigorías necesito?

Antes de comprar un un aparato de aire acondicionado, necesitas saber cuántos frigorías debe tener, en función de la estancia en donde lo vas a colocar.

Las frigorías por hora miden la capacidad que tiene el equipo de aire acondicionado para absorber el calor ambiental en una hora. Como más frigorías tenga más rápido enfría una sala y mantiene la temperatura con más facilidad, pero el aparado de aire es más caro.

Aire acondicionado

Las frigorías dependen del tamaño de la sala, pero también si existen paredes o techos acristalados, la orientación de la habitación, la temperatura exterior, nuestra ubicación geográfica, la época del año, los materiales de construcción de la casa, etc.

No es fácil calcularlas, por eso se toma como valor medio 100 frigorías por metro cuadrado. Esto significa que, si quieres enfriar una sala de 15 metros cuadrados, tendrías que comprar una aparato de aire acondicionado con un mínimo de 15 x 100 = 1500 frigorías. Si vives en una zona muy calurosa o a tu casa le da el sol constantemente, o los materiales de construcción son de baja calidad, es aconsejable aumentar las frigorías a 110 o 115 por metro cuadrado. Puesto que un modelo portátil rinde menos, lo más sensato es usar 140 frigorías por metro cuadrado.

Este es el aire portátil mejor valorado en Amazon

Sin embargo, algunos expertos recomiendan reducir el valor total a la mitad porque la tecnología ha mejorado mucho (los aparatos nuevos enfrían mejor con menos frigorías), y también para aumentar la eficiencia energética. El equipo enfriará más lento, pero mantendrá el confort durante más tiempo y consumirá menos.

Aire acondicionado portátil

Ojo porque estos cálculos es para una sala vacía. Si hay gente mientras enfría, hay que añadir al total 100 frigorías por cada adulto en la estancia, y 30 frigorías por cada niño.

Si has calculado 1600 frigorías y en la sala hay 2 adultos y un niño, el total será: 1600 + 100+ 100 + 20 = 1820 frigorías hora.

En resumen: 100-140 frigorías por metro cuadrado, un poco más si tu casa es especialmente calurosa, 100 más por adulto y 30 más por niño, y reduce el valor a la mitad si quieres mejorar la eficiencia energética y ahorrar en la factura de la luz.

Otro método que usan los expertos, más preciso, es multiplicar la superficie de la sala por su altura, y por 50. Si tenemos una sala de 15 metros cuadrados con altura al techo de 2,2 metros, las frigorías necesarias serían 15 x 2,2 x 50 = 1.650 frigorías.

Son valores aproximados. Puedes comprar un aparato de 1300 o 1400 frigorías, o uno de 1800 frigorías. Pero si lo compras muy por debajo de la cifra que has calculado tardará mucho en enfriar la sala, y si está muy por encima te saldrá caro, consumirá mucho, y le costará mantener la temperatura estable, porque es demasiado potente.

¿Y qué es eso de los BTU?

Algunas marcas de aire acondicionado en lugar de usar las frigorías, usan una medida llamada BTU, o Unidades Termales Británicas. El concepto es el mismo: como más BTU tenga un aparato, más calor puede extraer.

Para calcular esta cifra, Samsung recomienda esta fórmula: (longitud x ancho x alto de la sala) /2.

Por ejemplo, con una sala de 6 metros de largo por 3 metros de ancho y 2 metros de alta, sería:  (6x3x2) / 2 = 18. La cantidad mínima sería 18.000 BTU.

La conversión de BTU a frigorías es sencilla, solo hay que dividir entre 4. Por ejemplo, 12.000 BTU son aproximadamente 3.000 frigorías.

Ha llegado el momento de conocer algunos consejos para tener en cuenta a la hora de comprar un aparato de aire acondicionado portable.

Todos los equipos móviles suelen tener una forma y diseño similar, así que este no es un aspecto importante. Pesan bastante, sobre los 25 o 30 Kilos, pero llevan ruedas, así que son fáciles de transportar.

Vamos a ver las diferentes características a considerar.

Los mejores aires acondicionados portátiles que puedes comprar

El ruido

El principal elemento externo que diferencia a los aparatos más caros y más baratos, es el ruido de aire acondicionado portátil que emiten cuando enfrían la sala.

Los más baratos suelen ser los más ruidosos, pero ojo, lo mismo ocurre con los más potentes. Si vas a usarlos mientras hay gente en la estancia haciendo tareas en donde el ruido puede molestar (por ejemplo estudiar o trabajar), es un factor que debes considerar.

En las especificación de los aparatos indican el ruido que hacen, medido en decibelos (db). Como más baja sea esta cifra, mejor. 40 o 45 db suele ser lo mínimo. Algunos suben hasta los 65 db.

Las frigorías

Hemos visto ya cómo calcular las frigorías que necesitamos. Un último apunte a este respecto: a los equipos portátiles les cuesta un poco más enfriar que a los fijos. Así que conviene coger uno un poco más de potencia que las frigorías que hemos calculado, sobre el 20% más.

Aire acondicionado portátil

Clasificación energética

Como todos los electrodomésticos, los aparatos de aire también tienen una clasificación de eficacia energética, que puedes ver en la etiqueta que se muestra en la caja, o en la web del fabricante:

Aire acondicionado portátil

Conviene comprar uno con una clasificación A o A+, que indica que ofrece un buen rendimiento con un consumo moderado.

En la etiqueta también aparece el consumo eléctrico anual, normalmente medido en Kw hora al año. Divide por 12, y tendrás el consumo mensual. Consulta este enlace para calcular lo que representa en la factura de la luz:

Consumo del aire acondicionado: ¿cuánto voy a pagar en la factura de la luz este verano?

¿Uno o dos tubos?

Los equipos más baratos utilizan un único tubo –si buscas uno que de verdad enfríe, no encontrarás un aire portátil sin tubo–, por donde extraen el aire. Esto tiene un problema: antes de extraerlo, tienen que absorberlo de algún lado, bien de una rejilla o del propio aire de la estancia.

Aire acondicionado portátil dos tubos

Los modelos más avanzados vienen con dos tubos. Uno extrae el aire, y el otro lo coge del exterior, en lugar de la sala. Son más eficientes, pero también más caros. 

La longitud del tubo

Ten en cuenta también la longitud del tubo. Lógicamente debe llegar desde donde quieres colocarlo, hasta la ventana. Si lo vas a poner lejos, mídelo, o comprueba las especificaciones.

La salida del agua

El funcionamiento del aire acondicionado hace que condense agua. Algunos modelos exigen vaciar un depósito de agua cada cierto tiempo. Otros la evaporan y la sacan automáticamente por el tubo del aire.

¿Qué funciones puede tener este equipo de aire portable?

Funciones

Aunque cualquier equipo barato ofrece la función básica de enfriamiento, mando a distancia y programación, no es igual en todos.

aire acondicionado portátil daitsu

Es recomendable que tenga diferentes modos de funcionamiento (nocturno, solo ventilador, inteligente o ultrarrápido) para usar el que más nos conviene en cada momento.

Comprueba que el programador no es un simple temporizador. Lo ideal es que puedas programar encendidos y apagados varias veces al día.

18 trucos para ahorrar en tu factura de la luz en 2019

Los extras

Algunos elementos extra encarecen el producto, pero pueden resultarte útiles.

Muchos aires acondicionados móviles además de enfriar, purifican el aire, e incluso aceptan el uso de esencias con diferentes olores.

Aire acondicionado portátil olimpia

Otros poseen humidificador o deshumidificador, que puede ser útil según la zona en la que vivas. O una función que controla la humedad al mismo tiempo que el calor, para aumentar el confort.

Los más avanzados incluyen una bomba de calor que permite usarlos como una estufa en invierno (es decir, también calientan la sala, además de enfriar). Son más caros, pero puedes darles un uso en invierno.

Ya has adquirido tu equipo de aire. ¡Enhorabuena! Pero antes de correr a abrir la ventana para colocarlo, conviene que leas estos consejos de uso del aire acondicionado, porque te permitirán sacarle el máximo provecho, y ahorrar dinero en la factura de la luz.

La colocación

No basta con poner el aire en cualquier lugar de la sala, y a otra cosa... Es importante el lugar donde lo ponemos, para conseguir la máxima eficacia.

Conviene colocarlo en un lugar que no le de el sol directamente (si es posible), ni al aparato ni al tubo.

Aire acondicionado

Ten en cuenta también la puerta. Intenta que el aire acondicionado no quede frente a la puerta de salida, porque va a generar un cambio de presión que hará que entre aire caliente desde el exterior hasta dentro de la sala, incluso con la puerta cerrada, a través de las rendijas.

Pon el aire de manera que la puerta de salida quede a un lado, no enfrente.

Si quieres reducir el ruido, no lo pongas en una esquina, y coloca una alfombra debajo.

Trucos para ahorrar con el aire acondicionado portátil

Con un consumo responsable y un correcto uso el sistema, se puede ahorrar hasta un 30% en el gasto del aire acondicionado, sin pasar calor. Sigue estas indicaciones:

  • Si no hay nadie en la habitación apagar el aire acondicionado, o activar el modo ahorro
  • La temperatura ideal varía entre los 22 y 25 grados, en función de las personas. En verano, en zonas de mucho calor no conviene bajarlo de 25 grados, porque no es bueno para el cuerpo que haya mucha diferencia con respecto al exterior
  • Como más humedad haya, más hay que bajar la temperatura. En equipos con control de humedad, debe mantenerse entre el 40 y el 60% con respecto al aire
  • Cada grado que bajes la temperatura supone un 8% más en la factura de la luz
  • Es importante que el sistema de aire acondicionado esté limpio, sobre todo los filtros. Si no filtran bien consumirá más. Limpia los filtros al menos una vez al mes
  • Si el aire acondicionado no tiene termostato o es muy básico, intenta instalar uno más avanzado con programación según las horas del día, modo noche, etc.
  • Poner una temperatura inferior a la que quieres no hará que la sala se enfríe más rápido, pero sí consumirá más. Programa siempre la temperatura correcta.
  • Si aislas la sala del calor (pon toldos, cierra las persianas y las cortinas) el aire acondicionado trabajará y gastará menos
  • No abras puertas y ventanas de la sala refrigerada para enfriar otras habitaciones sin aire acondicionado. No conseguirás el efecto deseado y gastarás mucho más
  • Cuando el aire esté encendido, cierra puertas y ventanas de la sala para que climatice mejor
  • En verano ventila la casa al amanecer o por la noche, en las horas de menos calor
  • Utiliza los electrodomésticos que producen calor (el horno, la plancha, el ordenador) en las horas menos calurosas del día
  • Si pones el aire acondicionado mientras usas el horno, el lavavajillas o el microondas y nunca se va la luz, quizá tengas más potencia contratada de la que necesitas. Reducirla puede suponer hasta un 30% de ahorro en la factura. Descubre cómo reducir la potencia contratada

Ya sabes todo lo que hay que tener en cuenta para comprar uno de estos aparatos.

Tags:

#sync