Skip to main content

Los ambiciosos planes de Mark Zuckerberg con su propia criptomoneda, GlobalCoin

mark zuckerberg

07/06/2019 - 14:30

Mientras se deteriora la imagen de Facebook y sus distintas plataformas, Mark Zuckerberg destina gran parte de sus ambiciones hacia un cambio en el modelo de negocio que gira en torno al lanzamiento de la criptomoneda. A la vez que crecen los rumores sobre su anticipada salida, también empiezan a filtrarse unos planes que superan lo esperado.

El periódico The Information ha publicado que Facebook puede anunciar su criptomoneda durante este mes de junio, mucho antes de lo que se venía discutiendo desde que se anunció el plan de la empresa de usar su propio sistema de pago. Parece que GlobalCoin, como se ha bautizado, va a llegar a lo grande.

Este es uno de los grandes proyectos de Mark Zuckerberg desde que en febrero empezó a contratar a expertos en criptomoneda y blockchain con la idea de impulsar un proyecto que trasciende en ambiciones lo previsto en un inicio.

Dentro del proyecto Libra, tal y como se ha denominado a los trabajos que giran en torno a la salida de la criptomoneda propia, existe una creciente expectación. Lo que se anunció en un primer momento como una moneda para hacer compras y transacciones en sus redes, va mutando en un proyecto que parece aspirar más allá de donde han llegado otras criptomonedas, a ser de uso cotidiano en el sistema financiero y nuestros bolsillos.

Instagram es el nuevo objetivo de los ataques de phishing

GlobalCoin, tan valiosa como una moneda nacional 

Antes de que se supiese sobre estos planes de Facebook, la empresa prohibió el año pasado los anuncios de Bitcoin. Pocos se esperaban que el objetivo de Zuckerberg fuese superar a la criptomoneda en un futuro cercano. Con una base de posibles clientes tan grande como los usuarios que tiene en sus distintas redes sociales, este no es un proyecto que se reduzca a las compras en las futuras tiendas online que se transformarán sus plataformas, sino que busca un objetivo a una escala muy superior.

Anteriormente anunciamos los planes que tiene WhatsApp para que se pueda navegar y comprar sin salir de la aplicación y se entendía que, al igual que Paypal, podrían hacerse transacciones desde Facebook Messenger, pero no se había hablado de la intención de la empresa por exportar su criptomoneda a países en desarrollo con monedas propias de baja confianza o frágiles a los tiempos.

Estamos ante el principio del fin de WhatsApp

Con el objetivo de lograr este objetivo, Facebook ha solicitado el asesoramiento del Banco de Inglaterra y el Tesoro de los Estados Unidos y quieren que GlobalCoin sea una moneda de divisas establecidas para ahuyentar los vaivenes que sufren las criptomonedas, como el Bitcoin y sus explosiones y descalabros de valor.

Una criptomoneda para el uso diario

Otro de los planes más avanzados pasa por tratar de llevar sus planes a terminales físicos, como pueden ser los cajeros automáticos. Aunque no se han dado muchos detalles respecto a cómo funcionaría. En ese aspecto, es previsible que Facebook también anuncie socios en busca de una mayor fiabilidad y respaldo en todos los aspectos, igual que Apple repitió en múltiples ocasiones el acuerdo con Goldman Sachs de cara a promocionar Apple Card.

Sin haber aclarado si GlobalCoin será una moneda de transacción directa entre personas o usará Facebook como intermediaria, la promoción será grande para romper los límites que suelen imponer los usuarios al establecer el sistema financiero dentro de sus propio marcos: la tarjeta del banco para el uso diario y Paypal, a pesar de lo asentada que está, solo en transacciones digitales y compras online.

Llegar a los ciudadanos de todos los países donde está permitido Facebook (China no, por ejemplo), supone un previsible bombardeo publicitario que llegará en cuanto se active definitivamente el uso de GlobalCoin. Entonces comprobaremos cuáles son las vías que se transitarán para llegar a nuestro día a día.

Un duro camino por delante

Uno de los aspectos que juegan en contra de la rapidez que le gustaría a Facebook son los permisos para trabajar en distintos países y el cumplimiento de los estándares de seguridad requeridos. La prevención de fraudes y el control de la criptomoneda debe ser fiable y para lograrlo también hay que luchar contra la imagen cada vez más negativa que tiene Facebook por mucho que trate de hacer lavados de imagen.

En el último F8 se anunciaron múltiples novedades que irían en pos de promover el comercio electrónico en todas sus vertientes. Sin embargo, son importantes las voces que muestran cautela respecto a la criptomoneda o el nuevo modelo de negocio que se plantea. Entre ellas, las de los directores de operaciones y finanzas, Sheryl Sandberg y David Wehner.

Al igual que Elon Musk o, en menor medida, Steve Jobs, Mark Zuckerberg es una persona dada a llevar una línea de proyectos muy personal. Queda por ver si esta criptomoneda llega tan pronto como se empieza anunciar, pero, sobre todo, si los resultados se acercan a sus aspiraciones.

Ver ahora: