Skip to main content

Así es utilizar un MiFi en el día a día: probamos el TP-Link M7450

MiFi de TP-Link

Jakub Motyka

12/06/2018 - 12:06

Con un MiFi puedes olvidarte de tener que utilizar tu móvil para compartir tu tarifa de datos: se trata de dispositivos pensados específicamente para crear una red WiFi y compartirla con tantos dispositivos como quieras. Probamos uno de los modelos que hay en el mercado.

¿Alguna vez te has planteado vivir con una única tarjeta SIM para todos tus dispositivos? ¿No hay ocasiones en las que te gustaría tirar de datos a la hora de navegar desde la tablet o escribir en el portátil, que son dispositivos que por lo general no tienen ranura para tarjetas de datos? Entonces sería interesante que conocieras el concepto de MiFi.

Un MiFi es un dispositivo WiFi portátil (o móvil, de ahí la "M" de "Mobile") que permite compartir la conexión de datos de una tarjeta SIM con otros aparatos a su alrededor. Es como compartir datos desde el móvil, pero en lugar de hacerlo desde tu smartphone lo haces desde un aparato cuya única función es la de proporcionar Internet a su alrededor. Y, como ya te estarás imaginando, un MiFi hace esta función mucho mejor que tu móvil.

Hemos tenido la oportunidad de pasar unos días con el TP-Link M7450, un MiFi 4G/3G de doble banda que por un precio de unos 150 euros te permite compartir tu tarifa de datos con hasta 32 dispositivos de forma simultánea. Por sus características, es un dispositivo que no se queda nada lejos de lo que puede ofrecer un router cualquiera del mercado:

  TP-Link M7450 TP-Link AC1350 (ejemplo de un router barato)
Bandas 2,4 + 5 GHz 2,4 + 5 GHz
Velocidad máxima de descarga Hasta 300 Mbps Hasta 1.350 Mbps
Velocidad máxima de subida Hasta 50 Mbps -
Estándares de WiFi 802.11 a/b/g/n/ac 802.11 a/b/g/n/ac
Dispositivos simultáneos Hasta 32 Hasta 256 (teóricamente)
Precio 150 euros 50 euros

En la versión que nosotros hemos probado –una de las de más alta gama de todas las que hay disponibles, por debajo de la que alcanza 600 Mbps de velocidad–, este TP-Link M7450 alcanza unas velocidades de navegación suficientes incluso para consumir películas y series en streaming (con 5 Mbps es suficiente para ver una serie en HD en Netflix, por ejemplo). 

Las ventajas de un MiFi están claras: es un dispositivo portátil que te puedes llevar a cualquier parte y que, con una única tarjeta SIM, te permite tener conexión en todos los dispositivos que quieras: el móvil, la tablet, el ordenador, la Smart TV... la única condición es que tu tarifa de datos tenga gigas suficientes para soportar todo eso. Y eso, a falta de más alternativas de tarifas de datos ilimitadas, a día de hoy es un problema.

En nuestro caso hemos utilizado una tarjeta de Jazztel con 8 GB contratados y 4G. Lejos de querer sustituir nuestra tarifa de fibra óptica en casa con este dispositivo, simplemente hemos querido comprobar cómo es cargar a diario con un MiFi para descubrir las ventajas/desventajas de un aparato así. Veamos lo mejor y lo peor tras nuestra experiencia.

¿Podrías vivir sin Internet fijo en casa? La tarifa móvil como sustituto

Antes de hablar de nuestra experiencia, permitidnos que os resumamos en pocos puntos las especificaciones técnicas del TP-Link M7450:

  • 50 gramos de peso
  • WiFi de doble banda (2,4 + 5 GHz)
  • 4G LTE de hasta 300 Mbps
  • Ranura para tarjetas microSIM (con adaptador para nanoSIM incluido)
  • Batería extraíble de 3.000 mAh (hasta 15 horas de uso)
  • Carga por microUSB
MiFi de TP-Link

Así se configura por primera vez un MiFi

La primera cuestión que se le puede pasar por la cabeza a alguien que se esté planteando comprar un MiFi es: ¿cómo se configura por primera vez uno de estos dispositivos? ¿Es complicado? ¿Requiere alguna configuración previa? En el caso del TP-Link M7450, es tan fácil como insertar la tarjeta SIM en una de las dos ranuras que hay bajo la batería (la otra ranura es para una microSD de hasta 32 GB, por si quieres compartir contenidos desde la tarjeta), encender el dispositivo y, atención a este paso, descargarte una aplicación desde el móvil para introducir el PIN de la tarjeta.

La aplicación de tpMiFi

En el caso de TP-Link, tanto en la App Store como en la Google Play hay una aplicación llamada tpMiFi que te permite conectarte al dispositivo para configurar todos sus ajustes. El proceso de conexión, tal y como lo hemos seguido nosotros desde un iPhone, es el siguiente:

  • Te descargas dicha aplicación en el móvil.
  • Después, te conectas a la red WiFi del MiFi (puedes ver tanto el nombre de la red como la contraseña desde los ajustes del dispositivo).
  • Te vas a la aplicación de tpMiFi, pones la contraseña de inicio de sesión por defecto (en el caso de TP-Link, es admin) y, acto seguido, introduces el PIN de la tarjeta SIM.
  • A partir de este momento, el MiFi ya estará desbloqueado y listo para compartir la tarifa de datos con todos aquellos dispositivos que se conecten a él. Desde la aplicación puedes controlar el estado de la batería, el número de usuarios conectados o la cantidad de MBs que has consumido.

¿Qué velocidades de navegación se consiguen con un MiFi?

MiFi de TP-Link

La velocidad que consigas con un MiFi depende en gran medida de la cobertura que haya disponible en cada momento. En el modelo que hemos probado para este artículo, el dispositivo nos permitía elegir tanto si queríamos activar por defecto la red 4G en la tarjeta –o dejarlo en la 3G– como si queríamos compartir la conexión mediante la banda de 2,4 o la de 5 GHz; dentro de un piso, las velocidades que conseguimos compartiendo la conexión con el móvil rondaron los 20 Mbps.

En un caso ideal, dado que este TP-Link M7450 es compatible con redes 4G de hasta Cat. 6 (es decir, hasta 300 Mbps de descarga), cualquier dispositivo conectado a él por WiFi debería ser capaz de alcanzar esas velocidades si las condiciones de la red lo permiten.

Los mejores MiFis 4G que hay en Amazon

A partir de aquí, en manos de cada usuario queda configurar los ajustes concretos del MiFi. En este modelo podíamos activar o desactivar el modo de ahorro de batería, activar o desactivar el roaming o, como decíamos antes, seleccionar las preferencias de la red. Todo esto se podía hacer tanto desde el propio aparato (con los dos botones que tiene en la parte delantera) como desde la aplicación en el móvil.

¿Y qué hay de la autonomía? En el caso de este modelo en concreto, con 3.000 mAh de capacidad de la batería la compañía habla de una autonomía oficial de hasta 15 horas de uso. Lo normal es que los dispositivos de este tipo ronden entre las cinco y las diez horas de autonomía –este modelo de D-Link certifica hasta cinco horas, por ejemplo–. Suficiente para que te lo lleves a la playa y sigas conectado al mundo; además, en el peor de los casos siempre podrás cargarlo desde una batería externa.

Podéis comprar el TP-Link M7450 al mejor precio en Amazon en este enlace. Y si buscáis alternativas más baratas, echad un vistazo a estas otras opciones.

Sobre el autor

Jakub Motyka

Web Manager

Jakub es un redactor especializado en tecnología.

Te recomendamos