Logo Computerhoy.com

Cómo funciona realmente la energía eólica

Energía
Energía aeólica

Todos hemos escuchado alguna vez que la energía eólica es el futuro y que cada vez está más cerca de ser una realidad para todos. Pero ¿realmente conocemos de qué estamos hablando, sabemos cómo funciona y porqué es tan ventajosa? Vamos a resolver todas estas dudas.

La energía eólica es aquella de la que nos llevan hablando muchos años como la que va a resolver el problema de la luz, además de suponer un cuidado del medio ambiente por encima del actual.

La verdad es que puede ser que necesitemos conocer un poco más de qué estamos hablando para entender mejor este tipo de energía y tener una opinión más sólida hacía todo este tema.

Llevamos tanto tiempo escuchando que España es el país perfecto para la energía eólica y que será la manera en la que tendremos una luz más limpia y barata.

Pero es indudable que cuantos más conocimientos tengamos acerca de la energía eólica, más comprenderemos por qué es tan necesaria e importante.

¿Qué es la energía eólica?

Se sabe que en el siglo VI antes de Cristo, ya existían mecanismos similares que empleaban el viento para algunas tareas como la de moler grano. Todo esto apareció en Europa en el siglo XIII después de Cristo, popularizándose en los albores de agricultura.

Sin embargo, el uso de esta energía para generar electricidad no se considera hasta el siglo XX, potenciándose cada vez más en la actualidad.

Cuando hablamos de lo que entendemos por energía eólica hoy en día, lo hacemos de un tipo de energía renovable que se genera por medio de la fuerza del viento y de los aerogeneradores instalados en los llamados parques eólicos.

La energía eólica utiliza la fuerza del viento para transformarla en energía mecánica gracias al movimiento que provocan en las palas de los distintos molinos que conforman un parque. 

Seguidamente, esta energía mecánica se convierte en electricidad por medio de un generador que tiene una turbina de imanes con la que consigue crear el voltaje eléctrico.

La energía eólica en España supone prácticamente un 22% de la electricidad que se consume. Esta es una cifra que, pesa a estar estancada en los años de la crisis financiera, ahora parece que vuelve a crecer y así poder conseguir el objetivo que se marcaron las autoridades españolas y europeas de la descarbonización de nuestro país de manera total.

En la actualidad existen más de 1.200 parques eólicos en España, siendo Castilla y León, Castilla-La Mancha y Galicia las tres comunidades donde más hay. A nivel mundial solo China, Estados Unidos, Alemania y la India tienen más que nuestro país, por lo que puede que esa sensación de que aquí hay pocos no esté tan fundada como parece.

Por qué la electricidad es tan cara: lo que nadie te había contado sobre el precio de la luz

Por qué la electricidad es tan cara: lo que nadie te había contado sobre el precio de la luz

En España pagamos una de las facturas de la luz más altas de Europa. ¿Por qué es así? ¿Es cierto que las compañías eléctricas usan trucos legales para cobrarnos más por la luz? Vamos a intentar averiguarlo.

Lee el reportaje

¿Cómo funciona la energía eólica?

Como ya hemos comentado, se necesita un aerogenerador para convertir el viento en electricidad. Pero todo depende de la fuerza del viento, por lo que los parques eólicos deben estar situados en zonas donde haya una presencia de viendo lo más continuo posible durante todo el año.

Como es normal, los aerogeneradores estarán orientados al viento, haciendo que se pongan en funcionamiento las tres partes principales de este:

  • El rotor: la función de esta parte es la de captar la fuerza del viento y convertirla en energía mecánica de rotación, gracias a sus tres palas y el buje.
  • La multiplicadora: esta parte se encarga de elevar la velocidad de giro de 30 revoluciones por minuto a 1500 rpm.
  • El generador: como indica su nombre, es la parte que se encarga de generar energía eléctrica a partir de la energía mecánica que recibe.

Todos los generadores de un parque eólico están unidos entre sí por medio de cables, con los que se lleva la energía eléctrica de cada aerogenerador a una subestación transformadora.

Desde ahí es donde se distribuye donde haga falta, es decir, a una fábrica, una vivienda, etc.

Turbina eólica

factorenergía

Tipos de energía eólica

Los tipos de energía eólica dependen de donde se instalen los aerogeneradores, puesto que es lo que marca la gran diferencia.

Se pueden colocar en dos lugares, de los cuales uno puede que te sorprenda.

  • Terrestre: es de la que ya te hemos hablado anteriormente, aprovechando el viento de zona, haciendo que al final se extraiga una buena cantidad de electricidad que se pasa a las distribuidas para que llegue después a los hogares.
  • Marina: en este caso se aprovecha de la fuerza del viendo que se produce en alta mar. La potencia que genera es enorme en esta zona, por lo que se construyen unas estructuras muy grandes que se asientan sobre el lecho marino para mayor seguridad.
Electricidad, a un lado: el hidrógeno será la energía del futuro

Electricidad, a un lado: el hidrógeno será la energía del futuro

La electricidad es una de las energías más limpias, pero no es perfecta. Los expertos están convencidos de la que la energía del futuro es el Hidrógeno. Y no se trata de algo excluyente. De hecho se usará el hidrógeno para producir electricidad.

Lee la noticia

Las ventajas e inconvenientes de esta energía

Existen múltiples ventajas por las que este tipo de energía debiera estar todavía más extendida de lo que está en la actualidad.

Son numerosos los beneficios por lo que no podemos esperar a que las autoridades den el visto bueno a una mayor inversión y colocación de este tipo de energía:

  • Limpieza: se trata de una energía que tiene muy bajas emisiones, por lo que se cuida el medio ambiente de una manera más eficiente.
  • Impacto en la naturaleza: los parques eólicos siempre se ponen fuera de zonas pobladas, pero además de eso, el estudio medioambiental que se necesita es muy riguroso en todos sus aspectos.
  • No se agota: el viento es una fuente que no se agota, por lo que la materia prima siempre está operativa, no como en otras formas de energía.
  • Barata: el coste de producir electricidad es menor que el de otras energías, bajando cuanto más viento haga.
  • Empleos: la energía eólica ya emplea a más de 1,2 millones de personas y como parece que esta es la forma energética del futuro, dichos empleos deberían aumentar de manera exponencial.
  • Compatible: es totalmente compatible con actividades como la ganadería y la actividad agrícola, puesto que no se interrumpe este tipo de actividad. 

Pero como todo en esta vida, también tiene ciertos inconvenientes que se deben afrontar en este tipo de energía.

Hablamos de:

  • No se puede almacenar: este es el principal de sus inconvenientes, puesto que se debe consumir en el momento en el que se genera. Esto hace que aún no podamos prescindir de otro tipo de energías.
  • El viento: al igual que es un punto positivo, porque siempre hay viento, se puede dar el caso de que, durante unos días, este no aparezca o no en las cantidades necesarias, por lo que se estaría perdiendo dinero. Los aerogeneradores únicamente funcionan correctamente con ráfagas de viento entre los 10 y los 40 Km/h.
  • Aves: el impacto para las aves puede ser bastante importante, ya que no son capaces de visualizar las aspas (giran hasta alcanzar los 70 Km/h), lo que provoca que muchas choquen fatalmente contra ellas.

Con toda esta información ya seremos más conscientes de que es la energía eólica, su función, además de lo bueno y lo malo que acarrea.

Ahora sí que podremos tener una opinión fundada cuando se hable de este tema.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además