Skip to main content

Comprar un disco SSD para tu PC, Mac, PS5 o consola: tipos, formatos y compatibilidad

SSD

Western Digital

02/01/2021 - 13:00

En esta guía te mostramos los tipos de SSD, formatos y compatibilidad que debes tener en cuenta para ampliar la capacidad de tus dispositivos.

El espacio de almacenamiento interno de los dispositivos se ha convertido en un tesoro que hay que cuidar por su escasez. En algunos dispositivos, como ordenadores, las marcas ofrecen distintas capacidades de almacenamiento interno, pero en las consolas no siempre se puede elegir la capacidad de la memoria interna.

Es el caso de las nuevas consolas PlayStation 5 y Xbox Series X y S que justo están empezando su despliegue entre los usuarios. En estos casos, la única alternativa viable es ampliar su almacenamiento con unidades externas.

A pesar de su elevado precio y su limitada capacidad, las unidades SSD (Solid State Drive) han demostrado merecer la pena por los tiempos de acceso inmediato y sus excelentes tasas de transferencia de archivos, por lo que usar una de estas unidades externas para ampliar la capacidad de tu PC, Mac, PS5 o consola siempre es una buena alternativa.

Guía para comprar un disco SSD para tu PC, Mac, PS5 o consola por apartados:

¿Por qué un SSD y no un HDD?

Existen varios motivos por los que usar discos HDD para ampliar el espacio de almacenamiento de tu dispositivo, sobre todo si lo que necesitas es almacenar archivos muy grandes y no necesitas una gran velocidad de acceso.

Sin embargo, si en ese espacio de almacenamiento van a guardarse datos que van a usar los programas e incluso juegos en el caso de las consolas, las velocidades de acceso y la latencia cobran especial relevancia ya que de ello depende la velocidad a la que se cargan los juegos.

En qué fijarte al elegir un SSD para tu ordenador portátil

No obstante, tan importante como el propio sistema de almacenamiento que se use, sea SSD o HDD, el conector o interfaz que se use también será decisivo. No es tan relevante usar un SSD o un HDD si luego se va a utilizar un conector USB 2.0 ya que será el propio conector quien limite la velocidad de transferencia quedando muy por debajo de las velocidades de transferencia que pueden ofrecer ambos sistemas de almacenamiento.

En cambio, si la ampliación del espacio va a hacerse conectando la unidad de almacenamiento directamente a la placa o a un puerto de alta velocidad como son los USB 3.2 o Thunderbolt 3 en un USB de Tipo C, lo más recomendable es optar por el sistema más rápido que tu presupuesto te permita que en la mayoría de los casos, será sin duda, un SSD.

Almacenamiento SSD: estos son sus formatos y medidas

Cuando pensamos en unidades SSD se nos viene a la cabeza en su formato “convencional” heredado de aquellas unidades HDD de 2,5 pulgadas que montaban los portátiles.

Sin embargo, hoy existe una mayor variedad de tipos y formatos de SSD diseñados para distintas necesidades. Es importante conocerlos para decidir cuál es el más adecuado en cada caso, en cada dispositivo y para cada necesidad.

Unidad SSD Kingston en un portátil

Kingston

Damos por sentado que todos conocemos el formato de SSD de 2,5 pulgadas, el más popular y “asequible” entre los SSD.

Este formato se adapta a las bahías y anclajes diseñados para las unidades HDD que durante años han montado los portátiles, por lo que se posicionan como una excelente forma para ampliar el espacio de almacenamiento disponible, al tiempo que se acelera el funcionamiento de todo el equipo.

Si te estás preguntando si tanto se nota la diferencia al pasar de un HDD a un SSD, la respuesta es simple y llanamente: Sí, mucho.

Estas unidades SSD de 2,5 pulgadas utilizan un sistema de conexión SATA 3, por lo que el límite de velocidad se fija en 600 MB/s. La parte positiva es que esta interfaz de conexión está presente en la inmensa mayoría de los portátiles y ordenadores Mac de Apple o con Windows 10.

La gran ventaja de utilizar este formato de SSD es que, gracias a tener un formato tan extendido como es el de 2,5”, son compatibles con la mayoría de cajas de almacenamiento externo USB 3.0. Esto convierte a este formato en uno de los más asequibles y prácticos para improvisar una unidad SSD externa utilizando una carcasa USB e incluso un adaptador de SATA a USB.

Tarjeta SSD

Deposit Photos

Por otro lado, los equipos más modernos cuentan con un nuevo conector en sus placas base que permite utilizar unidades SSD con formato M.2. Estas unidades son físicamente similares a un módulo de memoria RAM, aunque sus capacidades de almacenamiento son equivalentes a los SSD de 2,5 pulgadas.

Dentro de estas unidades SSD con formato M.2 existen distintas medidas de longitud, que deben tenerse en cuenta ya que por espacio disponible, es posible que solo pueda instalarse una unidad SSD M.2 de una determinada medida. En esta guía sobre cómo elegir el tipo de SSD adecuado para tu PC o consola te mostramos cómo diferenciarlos.

Para identificar cada uno de los tipos deberás prestar atención a su nombre o referencia ya que en ella encontrarás un número del tipo: 22110, 2280 o 3042. Las dos primeras cifras hacen referencia al ancho de la unidad expresado en milímetros. En los ejemplos encontramos dos unidades de 22 mm y una de 30 mm.

Por otro lado, encontrarás un segundo grupo de cifras que representan el largo de la unidad en milímetros. De nuevo, si nos fijamos en los ejemplos, encontramos que una es de 110 mm, otra de 80 mm y otra más corta de 42 mm.

Memoria SSD PNY CS2130

PNY

Los tamaños más habituales son los de tipo 2280 o 22110, pero no conviene confiarse y antes de comprar una unidad SSD M.2 es recomendable asegurarse de qué tamaños son compatibles con tu dispositivo para evitarte sorpresas al instalarlo.

SATA vs. NMVe: grandes diferencias más allá del conector

Como ya hemos comentado en el apartado anterior, las unidades SSD pueden tener el formato convencional de las unidades SSD de 2,5” e incorporar el mismo sistema de conexión SATA.

El caso de los SSD de tipo M.2 es un poco más amplio ya que admite distintas interfaces de conectividad. Los conectores M.2 pueden ser compatibles con la interfaz SATA, o utilizar los canales PCI de la placa para transportar la información a mayor velocidad.

SSD

Samsung

Es necesario tener en cuenta este detalle ya que la diferencia en velocidad es notable y el conector también es diferente. Las unidades M.2 SATA tienen dos muescas en los pines de conexión, mientras las unidades M.2 PCI NMVe, únicamente tienen una muesca.

Además de tener en cuenta el tipo, el tamaño y el conector, las últimas consolas también obligan a fijarse en la versión del protocolo de conectividad. La PlayStation 5 incluye un almacenamiento SSD interno que proporciona espacio para instalar algunos juegos y ejecutarlos de forma casi inmediata, pero también cuenta con un conector algo más accesible con el que puedes ampliar el espacio disponible.

No obstante, para garantizar el máximo rendimiento de este puerto de expansión de memoria, Sony ha establecido que únicamente se puedan utilizar unidades SSD M.2 PCIe 4.0 y tener un ancho de banda de 5,5 GB/s como mínimo, además de tener un disipador muy compacto.

Dado que el estándar PCIe 4.0 es muy reciente y no existen muchas unidades en el mercado capaces de cubrir las necesidades de establecidas por Sony, por lo que la PS5 trae desactivado este puerto de expansión en su lanzamiento. La firma nipona lo desbloqueará en los próximos meses a medida que vayan apareciendo modelos compatibles.

SSD que siguen el ritmo de las nuevas consolas

Las nuevas consolas suponen un antes y un después en cuanto a rendimiento, por lo que la velocidad del almacenamiento es un factor determinante. La forma en la que Xbox y PS5 han afrontado las opciones de expansión es muy distinta.

SSD

WD

Mientras que en PS5 han optado por un formato de alta velocidad, pero manteniéndose dentro de un formato más o menos estandarizado en el mercado como es el formato M.2, en Xbox han optado por un rediseño completo y exclusivo sacándose de la manga un nuevo dispositivo de almacenamiento externo.

Microsoft ha colaborado estrechamente junto a Seagate en el desarrollo de una tarjeta de expansión para las Xbox Series X y S –que analizamos aquí—. La primera versión de este almacenamiento ofrece compatibilidad para funciones como Xbox Velocity Architecture y Quick Resume.

Análisis Tarjeta Expansión Xbox Series X
A.A.H.

Como ya pudimos ver en su análisis, esta unidad de expansión está más cercana a las tarjetas CF Express que utilizan las cámaras de fotos y vídeo profesional que a un SSD convencional, pero es la única opción para mantener las mismas prestaciones en el almacenamiento externo que en el interno.

USB 3.0 sigue siendo la mejor alternativa para ampliar la memoria de tu dispositivo

No importa si se trata de ampliar la capacidad de un PC, mac, PS5 o Xbox. El USB continúa siendo la conexión favorita para añadir más capacidad de almacenamiento a cualquier dispositivo de la forma más sencilla.

SSD

Samsung

Tanto ordenadores como consolas soportan la expansión de su almacenamiento mediante los conectores USB que incorporan. Sin embargo, las consolas exigen algunas condiciones específicas para expandir la memoria en ese puerto.

Tanto la Xbox series X y S, como la PS5 permiten almacenar determinados juegos en una unidad externa conectada por USB. En el caso de la última PlayStation, los juegos guardados con la PS4 y PS4 Pro sí permiten usar este conector para seguir jugando en las nuevas consolas, pero los nuevos juegos para PS5 solo pueden guardarse en el almacenamiento interno y, cuando se desbloquee, en el disco SSD M.2 secundario.

SSD Xbox Series X

En el caso de la consola de Microsoft, los juegos sí pueden usar un almacenamiento externo conectado a un puerto USB, pero se renuncia a la mejora en velocidad y a las funciones propias de la última generación. 

En cualquiera de los casos, siempre es más recomendable utilizar una unidad SSD externa –aunque sea conectada por USB 3.0— que un disco HDD externo por razones obvias de velocidad de transferencia y de acceso.

Mejores SSD para tu PC, Mac, PS5 o consola

Ya sabes todo lo que necesitas saber para actualizar o mejorar el almacenamiento de tu ordenador o consola. Estos son algunos de los modelos más recomendables.

Samsung 860 EVO

Empezamos con un veterano en esto de las unidades SSD. El Samsung Evo 860 lleva años demostrando ser un SSD muy fiable al tiempo que ofrece unas prestaciones muy equilibradas.

Se trata de una de las mejores opciones para ampliar la capacidad y velocidad de tu ordenador por su excelente estabilidad y por sus buenas prestaciones.

Tipo SSD SATA 2,5”
Velocidad lectura 550 MB/s
Velocidad escritura 520 MB/s
Precio Entre 65 y 75 euros

Contar con un formato de 2,5” y una interfaz SATA lo hacen compatible con la inmensa mayoría de equipos sin importar si son PC Windows o con mac OS. Este Samsung 860 EVO se puede encontrar habitualmente con un precio comprendido entre los 65 y 75 euros.

Crucial MX500

Otra de las opciones interesantes para ampliar la capacidad y prestaciones de tu PC o consola son los Crucial MX500. Esta es otra de las unidades SSD superventas gracias a la excelente relación calidad precio que ofrece.

El hecho de tener un conector SATA y ser compatible con el estándar de 2,5” hace que pueda usarse tanto como unidad interna o como unidad externa instalándola en una caja por USB.

Tipo SSD SATA 2,5”
Velocidad lectura 560 MB/s
Velocidad escritura 510 MB/s
Precio Entre 55 y 65 euros

Esta unidad SSD Crucial MX500 de 500 GB es una de esas unidades que habitualmente se beneficia de importantes ofertas y descuentos, por lo que su precio puede variar entre los 55 y 65 euros.

WD Blue 500GB

Western Digital es una de las marcas tradicionales que llevan décadas en la fabricación de sistemas de almacenamiento. La marca divide sus productos en distintas gamas de rendimiento, siendo los WD Blue los que ofrecen una mejor relación calidad precio.

Los WD Blue son la alternativa perfecta para mejorar las prestaciones de tu equipo en lo que a rendimiento se refiere, o ampliar su capacidad de almacenamiento sin que el presupuesto se dispare.

Tipo SSD SATA 2,5”
Velocidad lectura 560 MB/s
Velocidad escritura 530 MB/s
Precio Entre 55 y 65 euros

Una de las características de este SSD es su buen precio ya los SSD WD Blue de 500 GB pueden encontrarse habitualmente por entre 55 y 65 euros.

SanDisk Extreme 1 TB

Como ya hemos visto en el artículo, no todos los dispositivos admiten una ampliación sencilla del espacio de almacenamiento interno, por lo que el almacenamiento externo puede ser una buena alternativa.

SanDisk propone una de las opciones más robustas y fiables para llevar tus datos de un sitio a otro de forma segura. El SanDisk Extreme ha sido diseñado para soportar impactos y resistir cambios ambientales sin que ello afecte lo más mínimo a tus datos.

Tipo SSD Externo USB 3.0
Velocidad lectura 550 MB/s
Velocidad escritura 500 MB/s
Precio Entre 155 y 165 euros

Esta unidad SSD externa permite ampliar el espacio de almacenamiento mediante una conexión USB 3.0 que equipara las velocidades de transferencia con las que obtienen los SSD internos por SATA. Puedes comprar los SanDisk Extreme 1 TB por entre 155 y 165 euros.

Samsung T5 de 1 TB

Samsung también ofrece soluciones inteligentes para ampliar el espacio de almacenamiento de tus equipos sin complicaciones y sin tener que desmontar nada.

Su unidad SSD portátil T5 con 1 TB de capacidad proporciona una gran cantidad de espacio adicional en un formato muy compacto que puedes transportar de forma sencilla, lo cual lo convierte en la alternativa perfecta para ampliar el espacio de almacenamiento de portátiles o consolas.

Tipo SSD Externo USB 3.0
Velocidad lectura 540 MB/s
Velocidad escritura 530 MB/s
Precio Entre 155 y 165 euros

Lo mejor es que solo necesita un conector USB 3.0 para conseguirlo. El Samsung T5 de 1 TB de capacidad está disponible por un precio que se sitúa entre 155 y 165 euros.

Crucial X8 1 TB

Crucial también ofrece sus opciones para el almacenamiento externo con opciones como este X8 con 1 TB de capacidad.

Tipo SSD Externo USB 3.0 | USB –C 3.2
Velocidad lectura 1.050 MB/s
Velocidad escritura 1.050 MB/s
Precio Entre los 125 y los 145 euros

Crucial agita la bandera de la versatilidad con este modelo que apuesta por ofrecer conectividad ampliada dando soporte de conexión por USB 3.0, ofreciendo velocidades de lectura y escritura similares a las obtenidas en las unidades SSD internas, pero también añade soporte para conexiones USB de tipo C que aumentan esa velocidad de transmisión hasta los 1.050 MB/s.

Esta alternativa de Crucial te permite obtener el mejor rendimiento por un precio que varía entre los 125 y los 145 euros.

Samsung 970 EVO Plus

Los equipos más modernos ofrecen soporte para SSD de tipo M.2, lo cual abre la puerta a una mejora en el rendimiento de las unidades SSD ya que este formato supera por mucho las velocidades que permite la interfaz SATA.

En este caso Samsung ha aprovechado todo el conocimiento y fiabilidad adquirido en sus unidades SSD de la serie 860 para impulsar la nueva generación de unidades SSD Samsung 970 EVO Plus con formato M.2.

Tipo M.2 NMVe PCIe 3.0
Velocidad lectura 3.500 MB/s
Velocidad escritura 3.300 MB/s
Precio Entre 90 y 100 euros

El tiempo que llevan en el mercado ha bastado para demostrar que estas unidades ofrecen la misma fiabilidad que sus homólogas de la serie 800, pero con la ventaja de cuadruplicar su rendimiento. Las unidades SSD Samsung 970 EVO Plus están a la venta por un precio comprendido entre 90 y 100 euros.

Western Digital Black SN850 de 500 GB

Nos encontramos ante una de las primeras unidades SSD que serían compatibles con las especificaciones exigidas por Sony para el conector M.2 de su PlayStation 5.

Esta unidad SSD es pionera en la implementación del protocolo NMVe por el canal PCIe 4.0 lo cual permite un ancho de banda muy superior y una velocidad que duplica los obtenidos con los NMVe con PCIe 3.0.

Tipo M.2 NMVe PCIe 4.0
Velocidad lectura 7.000 MB/s
Velocidad escritura 5.300 MB/s
Precio Entre 140 y 150 euros

Por el momento, solo se anunciado soporte para la consola de Sony y muy contadas placas de alta gama que ofrecen compatibilidad con el nuevo estándar. Por lo que al conectar esta unidad a una placa base o equipo con soporte PCIe 3.0 se reducirá su tasa de transferencia hasta el máximo permitido por esa interfaz.

El SSD Western Digital Black SN850 de 500 GB ya está a la venta por un precio de entre 140 y 150 euros.

Seagate Expansion Card para Xbox Series X y S de 1 TB

Nuestra última propuesta no es otra que la única opción oficial para expandir el almacenamiento de las consolas Xbox Series X y S.

Se trata de la tarjeta de expansión desarrollada por Microsoft con la ayuda de Seagate. Hablamos de la versión con 1 TB de almacenamiento que permite ampliar el almacenamiento interno de la consola y aprovechar las funciones avanzadas de la nueva arquitectura Velocity.

Tipo Expansion Card NMVe PCI 4.0
Transferencia archivos comprimidos 2,4 GB/s
Transferencia archivos descomprimidos 4,8 GB/s
Precio Entre los 230 y 240 euros

Esta tarjeta de expansión permite ejecutar los juegos a la misma velocidad que el almacenamiento interno de la consola. La falta de otras opciones hace que el precio de esta unidad de almacenamiento sea algo alto. La Seagate Expansion Card para Xbox Series X y S de 1 TB está disponible por un precio que varía entre los 230 y 240 euros.