Skip to main content

¿Dónde van a parar los iPhone robados?

Móviles robados

Depositphotos

01/02/2020 - 07:30

El iPhone se ha convertido en uno de los objetos más robados en todo el mundo, desde hace más de una década. ¿Qué ocurre con un iPhone robado? ¿Dónde va a parar?

Desde que Steve Jobs lo presentó en 2007 y, literalmente, cambió el mundo, el iPhone se ha convertido en un objeto del deseo. Todo el mundo quiere tener uno, pero mucha gente no puede pagarlo. Así que algunos intentan conseguirlo por otros medios. ¿A dónde van a parar los iPhone robados?

Al igual que ocurría con las chaquetas bomber en los años 80 o las zapatillas deportivas Air Jordan en los 90, el iPhone se ha convertido en uno de los objetos más robados en todo el mundo. A su alrededor ha surgido todo un mercado negro que puede hacer que tu móvil acabe en un país africano, asiático o de Europa del Este, en cuestión de días.

A principios de la anterior década, el robo de móviles y tablets ya era un problema policial de primer orden. En 2012, nada menos que 1.6 millones de norteamericanos denunciaron el robo de un móvil o una tablet. Trágicamente varias personas murieron porque se negaron a entregar su objeto más preciado al atracador.

Móvil robado

¿Qué hacer si te roban el móvil?

Es una mezcla de irritación, sudores fríos, rabia y pánico. Te han robado el móvil, y toda tu vida está ahí dentro. Caes en la cuenta de que quizá no lo recuperes. O, peor aún: un extraño podría cotillear su contenido. ¿Qué hacer cuándo te roban el móvil?

¿Por qué los dispositivos electrónicos son tan deseados? Fusionan en un solo objeto tres características muy apreciadas en el mercado negro: son caros, están de moda, y proporcionan estatus social. Absurdamente, si llevas un iPhone en el bolsillo te sientes más respetado, porque presupone un nivel de ingresos alto para poder comprar dicho móvil. Cómo antes ocurría con las zapatillas deportivas Air Jordan, por ejemplo.

Estas características hacen que los móviles o las tablets se conviertan en productos muy fáciles de vender en el mercado negro, por un precio alto.

Índice de contenidos

  1. Las cosas han cambiado, pero no tanto
  2. Así se libera un iPhone robado
  3. ¿Dónde van a parar los iPhone robados?
  4. Los que se quedan en el mercado local
  5. Los que se venden para piezas y repuestos
  6. Casi una vuelta al mundo

A veces los iPhone robados viajan miles de kilómetros hasta encontrar otro dueño. Vamos a intentar descifrar esta vida oculta de los móviles.

Las cosas han cambiado, pero no tanto

Durante los primeros años de vida de los smartphones robar un móvil era muy lucrativo, porque no existía ningún tipo de protección, salvo el PIN. Una medida de seguridad que se podía romper fácilmente mediante un hackeo por hardware o software. Cualquier móvil robado podía limpiarse y dejarlo como recién salido de fábrica de forma relativamente sencilla, así que se pagaba a buen precio en el mercado negro.

iPhone robado

Getty

Todo cambió el 13 de junio de 2013. El aumento de la criminidad asociada a la tecnología móvil obligó a las compañías a plantar cara al problema. Apple, Samsung, Microsoft y Google se reunieron con autoridades estadounidenses para implantar medidas en los móviles, tanto a nivel de hardware como de software, que dificultara la acción de los ladrones.

En contra de lo habitual, la reunión fue todo un éxito. Los fabricantes acordaron medidas para proteger mejor los smartphones, que fueron implementándose con los años: localización remota, posibilidad de bloquear e incluso destruir el smarphone de forma remota, etc.

Son sistemas de protección que disfrutamos ahora, tanto en iOS como en Android, y que han conseguido que se reduzca el robo de smartphones y tablets, porque ahora es más sencillo geolocalizarlos, o destruirlos si el ladrón no lo devuelve.

Aún así, los robos de móviles no han desaparecido. Muchos ladrones confían en que a sus dueños se les haya olvidado activar las medidas de bloqueo remoto, o no sepan hacerlo. Y sino siempre pueden aprovechar algún componente del móvil, o incluso intentar cólarselo a algún incauto, aunque esté bloqueado.

Por muy buena que sea la protección (y ésta lo es), los delincuentes se las apañan para conseguir su propósito y desproteger el móvil. Cuesta un poco más, pero lo consiguen.

Así se libera un iPhone robado

Hace unos meses la empresa de seguridad Trend Micro llevó a cabo una investigación para descubrir qué métodos utilizaban los ciberdelincuentes para liberar los iPhone robados.

Móvil robado

Getty

Un iPhone bloqueado es prácticamente imposible de hackear. Lo sabe muy bien el FBI. Entonces, ¿cómo se las apañan los ladrones para liberar los iPhone robados?

La filosofía es la misma que el truco para romper la protección de dos pasos de las cuenta de Google, Facebook, etc. Hoy en día todas las cuentas, cuando hay un acceso no identificado o quieres cambiar la contraseña, te envían un SMS de verificación al móvil. De esta manera si no tienes acceso al móvil del dueño de la cuenta, no se puede entrar en ella.

Con la técnica del SIM swapping, los delincuentes superan esta medida de seguridad. ¿Cómo lo hacen? Si las cuentas te envían un SMS al móvil... pues nos hacemos con una copia de la tarjeta SIM, y lo interceptamos.

Para desbloquear un iPhone robado la idea es la misma: si el dueño del móvil envía una orden para destruir el móvil... la interceptamos, o le engañamos para hacernos con la cuenta de iCloud antes de que lo destruya.

Los delincuentes se aprovechan del miedo y los nervios de la persona que ha perdido el móvil, para tenderle una trampa.

Tal como descubrió Trend Micro, en el mercado negro existen varias herramientas para conseguir este propósito. En concreto, tres de ellas son especialmente efectivas: 

  • Find My iPhone -- an FMI.php framework: Este software envía mensajes de phishing para engañar al dueño del móvil, haciéndole creer que Apple ha encontrado el smartphone
  • Applekit: Crea una red de móviles hackeados que se usan para diversos crímenes: compras falsas, suplantación de personalidad, ataques DDOS, robo de datos, borrando de cuentas iCloud, etc.
  • MagicApp: desbloquea un iPhone automáticamente cuando se ha robado la cuenta

Existe organizaciones en Filipinas, la India y África del Norte que venden estas herramientas a clientes de Italia, Francia, España, Estados Unidos, la India, Brasil, y otros países, que las usan para robar iPhones. Se trata de un auténtico mercado global.

iPhone robado

Getty

El funcionamiento es sencillo, pero exige actuar rápido y de forma organizada.

Cuando el ladrón se hace con el iPhone robado sabe que el dueño no va a destruirlo inmediatamente, porque esa acción es para siempre. Aunque lo recupere, no podrá usarlo. Así que antes de destruirlo lo normal es que espere unas horas a ver si lo recupera, o el ladrón le pide un rescate.

Tras dejar pasar un tiempo prudencial, con herramientas como Find My iPhone -- an FMI.php framework los ciberdelincuentes usan el phishing, es decir, se hacen pasar por Apple enviando un email o SMS a la víctima, diciéndole que Apple ha recuperado el móvil. Seguramente cegada por el alivio y los nervios la víctima pinchará en ese mensaje, que le pide entrar su cuenta de Apple con su usuario y contraseña. Pero es una web falsa que robará sus claves.

Cómo se roba un iPhone

Trend Micro

Con ellas en su poder, los hackers usan MagicApp o similar para entrar en la cuenta iCloud del dueño y desactivar automáticamente la autodestrucción del móvil. Después cambian la contraseña o borran la cuenta, y ya se han hecho con el iPhone.

Con este sistema no importa lo fuerte que sea la protección de Apple, porque están entrando sin tener que romper ningún candado, al usar las contraseñas legítimas (robadas) del dueño.

¿A dónde van a parar los iPhone robados?

Hemos vísto cómo el software para apoderarse de los móviles robados antes de que el dueño lo destruya se vende en todos tipo de países, desde España a Estados Unidos, Rusia o África. En nuestro país se roban unos 300.000 móviles al año, según la Guardia Civil. ¿Qué ocurre con ellos?

Se quedan en el mercado local

Una parte de esta mercancia robada se queda en el mercado local. Es decir, en el mismo país en donde se roba. Se vende en webs de segunda mano, mercadillos, locutorios, mercado negro, etc.

Aunque existen bases de datos de móviles robados que permiten saber si un móvil ha sido robado introduciendo su IMEI, muchas personas no lo comprueban, o les da igual. Y también es posible cambiar el IMEI por otro diferente. Así que hay un mercado negro floreciente incluso en países como Estados Unidos y Reino Unido.

Se venden para piezas y repuestos

Incluso por un iPhone brickeado, que es como coloquialmente se conoce a los móviles destruidos por sus dueños, se puede ganar dinero. En el mercado negro se venden para piezas que usan las tiendas de reparación de móviles. Por supuesto, no todas usan piezas de procedencia ilegal, pero en muchos países sí.

iFixIt

iFixIt

Una pantalla robada se puede vender por 50 euros, y luego en la reparación la cobran por 150 o 200 euros. Pero también son apreciadas las carcasas nuevas, baterías, antenas, conectores, etc.

Casi una vuelta al mundo

Buena parte de los iPhone robados son captados por redes internacionales que los llevan a países pobres o en desarrollo en donde mucha gente no puede pagar el precio de un iPhone legal, pero sí uno de segunda mano, sin preocuparse de dónde procede.

Hay algunas anécdotas curiosas relacionadas con estos viajes.

Tal como explica El Confidencial, si te roban un iPhone en España hay un 50% de posibilidades de que termine en Marruecos. Allí se venden en mercadillos callejeros o directamente en las tiendas de móviles.

Marruecos

Getty

El problema es que las medidas de bloqueo de Apple se basan en el IMEI, el número de identidad único de cada móvil, pero existen casi 100 países en donde el IMEI no funciona. Entre ellos, Marruecos o China. Así que allí se pueden usar los iPhone robados si no se bloquean antes de salir del país en donde funciona el IMEI.

Hace unos años se hizo muy famosa la historia de Matt Stopera, un periodista de BuzzFeed al que robaron el iPhone en un bar de Nueva York. Al cabo de un año comenzaron a aparecer fotos de una persona que parecía ser china, en su cuenta de iCloud:

iPhone robado

Matt Stopera / BuzFeed

Era el nuevo dueño de su móvil, que lo estaba usando sin molestarse en cambiar la cuenta de Apple original, y por eso las fotos aparecerían en el iCloud de Matt Stopera.

El periodista contó su historia en BuzzFeed y llegó a la red social china Weibo, el Facebook chino. Utilizando las pistas escondidas en las fotos, en donde aparecían desde árboles de mandarinas a fuegos artificiales, los usuarios de Weibo consiguieron localidad al nuevo dueño chino del iPhone.

Se llamaba Li Hongjun, el dueño de un restaurante que aseguró que el iPhone se lo había regalado su sobrino, y no sabía que era robado. Matt Stopera viajó a China a por su iPhone, en donde fue recibido como una celebridad, con flores y cámaras de televisión:

iPhone robado

Matt Stopera / BuzFeed

Stopera y Li Hongjun terminaron haciéndose grandes amigos.

Un final feliz para una historia que, por desgracia, no siempre termina tan bien...

Más:

#Apple, #iPhone