Logo Computerhoy.com

Los errores que no debes cometer al comprar la mochila para tu portátil

Guía de compra
Mochila para portátil

Cuando se va a comprar una mochila para un ordenador portátil, hay usuarios que cometen ciertos errores o despistes que pueden resultar fundamentales para llevarse una decepción o sufrir en que no han acertado a la hora de adquirir un utensilio que puede ser tan importante, sobre todo si se viaja mucho.

Las mochilas para ordenador portátil son una excelente forma de poder llevar nuestro dispositivo a cualquier parte sin temer que pueda estropearse o sufrir algún tipo de golpe.

Pero para lograr tener una mochila de verdadera calidad y que se adapte perfectamente a nuestra situación, hay ciertos errores o despistes que no deberíamos cometer y que, desgraciadamente, algunos de usuarios sufren o pasan por alto.

Fijarse solamente en el diseño o en su lleva ciertas características, como por ejemplo la capacidad de poder cargar externamente, no lo es todo. Si nos fijamos únicamente en estos detalles, que dicho sea de paso son en los que más tiempo se suelen parar bastantes personas, lo único que lograremos es comprar una mochila que con el uso notaremos que no era la adecuada.

Por eso debemos evitar ciertos errores, fijarnos en todos los detalles y sobre todo tener muy claro para qué queremos un utensilio de este tipo.

Nosotros vamos a intentar ayudaros, identificando cuáles son aquellos fallos que cometemos a la hora de comprar una mochila para nuestro ordenador portátil.

El diseño es importante, pero no lo es todo

Evidentemente, cada vez que vamos a comprar cualquier tipo de mochila, bien sea dedicada a un ordenador portátil, simplemente para llevar libros o de aquellas que dedicamos para cuando vamos de camping, lo primero que hacemos todos es fijarnos en el diseño.

Es lógico que busquemos una mochila que nos guste su apariencia y con la que nos sintamos cómodos de llevar de un lugar a otro. Pero no debemos olvidar de que el diseño no es lo que va a marcar que una mochila nos sea práctica y funcional.

No debemos caer en el error de adquirir, de forma más o menos compulsiva, la primera mochila que nos guste, ya que podemos encontrar otra, que a lo mejor no nos gustaba tanto, pero que su comodidad y funcionalidad fuesen muchísimo mejores que aquella que hemos adquirido fijándonos únicamente en su diseño.

Samsonite Openroad Chic 2.0

Tener claro el tamaño que necesitamos

Aunque puedas pensar que estamos un poco de broma, sí que ocurre el hecho de comprar una mochila para portátil, asumiendo que entrará el ordenador sin problemas y encontrando la “sorpresa” de que no se puede guardar el dispositivo.

Nunca debemos cometer ese error, siempre hay que saber de cuantas pulgadas es el espacio que tenemos en la mochila para guardar nuestro ordenador, además de saber exactamente qué medida tiene la pantalla del portátil.

Mochila para ordenador portátil

Amazon

Conociendo estos dos datos no tendremos ningún tipo de problema para comprar una mochila en la que nos entre sin problemas el portátil. También es verdad que muchos usuarios, que son bastante precavidos, adquieren mochilas un poco más grandes por si de cara al futuro cambiasen ordenador.

En esto del tamaño también queremos incidir en que este tipo de mochilas nos pueden servir perfectamente como equipaje de mano si vamos en avión, sobre todo si adquirimos una que sea bastante amplia y en la que podamos llevar bastantes más cosas que solamente nuestro ordenador portátil y su cableado.

Urban Armor Gear Uag BackpackTargus EcoSpruce

Saber el uso que le vamos a dar

Es muy importante saber el uso que le vamos a dar a la mochila, aparte de llevar nuestro ordenador portátil.

Esto es algo que debemos tener en cuenta, ya que a la larga puede darse el caso de que la mochila no nos sirva para lo que realmente la vamos a usar, algo que es un fallo que también se suele cometer.

Es decir, si necesitamos una mochila para nuestro portátil que además nos sirva también para llevar nuestra cámara réflex y todo el cableado que ello implica, entonces debemos de optar pon alguna que sea bastante amplia y sobre todo bien distribuida en su interior.

Si lo que vamos a necesitar es una mochila para llevar el portátil, pero acompañándola de vez en cuando con algo de ropa, lo mejor será tener una que sea bastante grande, pero como una distribución interior menos orientada hacia aparatos electrónicos.

Por eso os decimos que es importante saber para qué vamos a utilizar la mochila, además de para llevar el ordenador portátil.

MARK RYDEN

Necesidad de extras

Otro de los errores que se suelen cometer es el de adquirir mochilas con ciertos extras, que realmente pueden ser bastante atractivos, pero que desgraciadamente en el día a día no vamos a usar, pero por los cuales hemos apagado un poco más.

Os volvemos a poner varios ejemplos. Si no somos personas que vayamos escuchando música de nuestro smartphone por medio de unos auriculares con cable, no nos merecerá la pena tener este añadido en la mochila.

Existen mochilas que tienen un adaptador USB, con el cual podremos conectar un pendrive, una tablet o un smartphone a otro dispositivo que tengamos en el interior. También podríamos tener una batería conectada a este puerto y poder cargar un móvil desde el exterior.

Este extra solamente nos merece la pena si realmente lo vamos a utilizar, puesto que tenerlo, haber pagado por ello y no emplearlo, puede que no sea la manera más inteligente de gastar nuestro dinero.

Algo en lo que sí merece la pena gastarse un poco más de dinero y en lo que mucha gente no se fija, ya que nos adelantamos a posibles acontecimientos que pudiesen ocurrir, es adquirir una mochila que tenga resistencia al agua

Entendemos que este es un añadido importante, puesto que nunca vamos a poder saber si en el momento en el que llevamos la mochila se va a poner a llover y no tenemos donde resguardarnos. Cuando llevamos un ordenador portátil, hay que ser precavidos no solamente con los golpes, sino también con el agua.

Por eso precisamente debemos conocer qué extras vienen en la mochila y decidir si nosotros los usaremos o no, ya que nos podremos ahorrar algo en el precio si decidimos que estos añadidos no son para nosotros.

Si nos fijamos en todos los fallos, despistes y detalles de los que os hemos hablado, conseguiremos comprar la mejor mochila para nuestro portátil.

Descubre más sobre autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Computerhoy.

Hoy destacamos

Y además