Skip to main content

Un estudio afirma que las pantallas no afectan tanto al sueño de los niños como se creía

Niño hacker
user

22/11/2018 - 19:45

Pese a que incluso en Silicon Valley, meca de la tecnología mundial, se abogue por una educación sin gadgets para los más pequeños, una nueva investigación realizada en Reino Unido resta importancia al mito de que las pantallas restan tiempo de sueño a los niños. Investigaciones anteriores afirmaban, por su parte, que el uso excesivo de aparatos es el culpable de que hasta el 90% de los niños en edad escolar no duerman lo suficiente.

El comunicado oficial emitido por los científicos del Instituto de Internet de la Universidad de Oxford afirma que la relación entre el tiempo de pantalla y el sueño era a lo sumo “extremadamente modesta”. El estudio, publicado en la revista Journal of Pediatrics, halló que cada hora frente a la pantalla estaba vinculada a tres a ocho minutos menos de sueño por noche. Los científicos concluyeron que esta correlación era demasiado pequeña para hacer una diferencia real en el sueño de un niño.

El profesor Andrew Przybylski, autor del estudio, sugirió que los padres deben considerar otras variables, como lo que hacen los niños antes de acostarse, para ayudar a mejorar los patrones de sueño. “Centrarse en las rutinas a la hora de acostarse y en los patrones regulares de sueño, como los horarios de despertar constantes, son estrategias mucho más efectivas para ayudar a los jóvenes a dormir que atribuir tanta importancia a las pantallas”, afirmó.

Los niños y el uso de los móviles: no es el cuánto, es el cómo

El profesor Przybylski criticó los pequeños tamaños de muestra de estudios previos que atribuyeron el aumento del tiempo frente a la pantalla a la falta de sueño de los menores. “Es posible que muchos estudios con tamaños de muestra más pequeños puedan ser falsos positivos, resultados que apoyan un efecto que en realidad no existe”. Los científicos de Oxford se sirvieron de datos de la Encuesta Nacional de Salud Infantil 2016 de los Estados Unidos, para la que las familias completaron encuestas sobre los patrones de sueño de los niños.

El profesor Przybylski subrayó la importancia de realizar más investigaciones futuras con el fin de averiguar si existen mecanismos biológicos que se vean afectados por las pantallas digitales, cuya luz azul se ha vinculado a una aceleración de la degeneración macular o mayor riesgo de padecer cáncer. Un equipo de investigación de la Universidad de Toledo aconseja evitar el uso de dispositivos digitales en la oscuridad, ya que esto puede dilatar las pupilas y hacer que entre más luz azul en los ojos.

Ver ahora: