Skip to main content

Google Académico: qué es y cómo funciona, consejos y todo lo que puedes hacer

Google Académico

14/02/2021 - 07:00

La mayoría de la gente acostumbra a buscar información en la Wikipedia, pero existe otra herramienta muy útil para encontrar datos y materias si eres estudiante o trabajas desde casa. Se llama Google Académico.

Google tiene muchos servicios y plataformas diferentes, y algunos son poco conocidos fuera de ciertos círculos especializados. Como por ejemplo Google Académico. Vamos a ver qué es, cómo funciona, y consejos y trucos para sacarle el máximo provecho.

No es una herramienta nueva: Google Académico (Google Scholar en inglés) lleva en funcionamiento desde 2004. Pero la mayoría de los usuarios, cuando tienen que buscar información académica miran en la Wikipedia, o incluso en el propio buscador de Google, y ahí se quedan.

Si estás buscando datos, biografías, estudios, tesis, lecciones, cursos, artículos de revistas, y otro contenido académico, eso es exactamente lo que vas a encontrar en Google Académico, con una serie de prácticas funciones para manejar la información, consultar o crear tu propia biblioteca de contenido.

Para aquellos que nunca lo han usado, vamos a explicar qué es Google Académico, cómo funciona, y para qué podemos utilizarlo. Si ya lo conoces, te pueden interesan los consejos de uso para sacarle el máximo provecho.

Google Académico te ahorrará mucho trabajo de búsqueda y documentación si eres estudiante o trabajas desde casa usando un ordenador de sobremesa, o un portátil.

Así funciona Google Académico

¿Qué es Google Académico?

Google Scholar

Google Académico o Google Scholar en inglés, es un buscador especializado de Google que solo maneja documentos académicos. Puedes acceder a la web a través de este enlace.

Con Google Académico es posible buscar artículos científicos, tesis, tesinas, citas de libros, artículos y noticias de revistas científicas, proyectos y estudios de ciencia, biografías, y otros temas que se usan mucho si eres estudiante, profesional relacionado con la ciencia, o académico.

Es importante entender que los resultados que se obtienen aquí son diferentes al buscador clásico de Google, porque no usa el mismo algoritmo de indexación, ni las mismas fuentes.

Google Académico busca en bibliotecas, webs de revistas científicas, repositorios de proyectos, universidades, bases de datos académicas, y lugares similares.

Además tiene otras prioridades diferentes a las habituales prioridades publicitarias y comerciales del buscador del Google. Esta versión académica prioriza que se trate de artículos completos y originales, que el autor tenga prestigio y, muy especialmente, que tanto el propio autor como el documento sean citados en numerosas ocasiones en otros escritos.

También la información de los resultados de búsqueda es diferente a la del buscador de Google. En Google Académico se pueden ver datos como el número de versión del documento, para saber si ha sido actualizado.

Ten en cuenta que en algunos casos obtendrás enlaces a artículos de pago de revistas científicas, o a libros que hay que comprar. El buscador avisa cuando se trata de un producto de pago, y siempre intenta encontrar alternativas gratuitas.

Ventajas de Google Académico

¿Por qué conviene usar este buscador cuando buscas textos académicos? Estas son sus ventajas:

  • Encuentra contenidos que no aparecen en el buscador de Google
  • Enlaza a textos dentro de libros académicos, y la biblioteca donde se pueden pedir prestados
  • Permite guardar los documentos en tu Biblioteca, para consultarlos más adelante
  • Puedes ver cuándo se ha actualizado un texto
  • Enlaza unos temas con otros, para que puedas seguir una investigación, o una búsqueda de datos

Como vemos, es una herramienta muy útil para estudiantes y profesionales.

Kindle

Kindle

Este lector de libros electrónicos es el más asequible de Amazon. Pesa poco y además ahora incluye una característica muy demandada como es la pantalla retroiluminada.

Cómo usar Google Académico

Ahora que sabemos para qué sirve, es el momento de aprender a usar esta herramienta. También veremos una serie de consejos para sacarle provecho. Puedes entrar a Google Académico desde este enlace.

Inicia sesión con una cuenta de Google

Si solo lo usas ocasionalmente no es necesario, pero si tienes planeado convertir Google Académico en una herramienta habitual, te conviene Iniciar sesión con una cuenta de Google.

Esto te permitirá crear tu propia Biblioteca con los enlaces a los documentos que vayas guardando, así como recibir alertas cuando se actualicen los textos que elijas, o crear un perfil, si eres un académico, para llevar un seguimiento de tus artículos y tesis.

La configuración

Para hacer las cosas bien desde el principio, conviene comenzar personalizando la herramienta, antes de trabajar con ella.

Toca en el menú de la esquina superior izquierda (las tres rayas horizontales) para desplegar el contenido. Aquí encontrarás la configuración.

Menú

En realidad la Configuración es bastante básica, y solo tiene unas pocas opciones relevantes.

Idiomas

En Resultados de búsqueda puedes elegir el número de resultados por página, y si quieres mostrar enlaces para importar citas a servicios como BinTex o EndNote. O si se abren en otra pestaña.

En Idiomas debes seleccionar tanto el idioma de la interfaz, como los idiomas de búsqueda. Por ejemplo puedes pedir que solo busque textos en español e inglés, si son los idiomas que dominas.

En Enlaces a Bibliotecas puedes añadir enlaces a bibliotecas locales que uses. En algunos casos tendrá que incluir también la contraseña para poder usarlas, si se trata de un servicio solo para estudiantes, o de pago.

Finalmente, con Botón es posible crear un botón en Google para buscar en Google Académico.

Buscando datos

Ahora que la herramienta está configurada, vamos a utilizarla.

Las búsquedas se llevar a cabo igual que en Google: escribimos las palabras a buscar en la caja, y pulsamos si solo queremos textos en español, o en cualquier idioma. Al pulsar en la Lupa, obtendremos la lista de resultados. Por ejemplo vamos a buscar esta información: los reptiles más venenosos. Obtenemos una lista similar al buscador de Google, pero mirando con atención podemos ver iconos e información diferente:

Buscador

Cada resultado está encabezado por una etiqueta que nos dice qué contenido es: una cita, una web, un libro, un artículo de una revista, etc.

En la columna más a la derecha están los enlaces directos al artículo completo en cada resultado, ya sea un libro, una web, o una documento en PDF.

En cada entrada merece la pena fijarse en los datos inferiores, en azul:

resultados

La estrella te permite guardar el documento en tu Biblioteca.

Las comillas sirven para citar el artículo usando diferentes servicios de citación, como BibTex, EndNote, RefMan o RefWorks. Esto es muy útil cuando estás haciendo una tesis o un proyecto muy largo, porque te permite recopilar los autores de las citas, para que no se te olvide incluir a nadie.

Citado por nos dice las veces que ha sido citado este contenido en otros trabajos. Es un valor crítico para Google, el que hace que aparezca al principio en la lista de resultados.

Un campo importante es Artículos relacionados. Te muestra otros artículos que hablan de lo mismo que el documento encontrado. Es muy útil para buscar información adicional o enlazar temas para estudiar.

Si un documento tiene varias versiones, podrás acceder a todas con la opción Versiones.

Finalmente, con las flechas puedes convertir a HTML un fichero PDF, para leerlo como una web, en vez de como un libro de texto.

Los filtros

Como has visto, el buscador encuentra todo tipo de documentos y relaciones entre ellos. Pero si el tema el muy popular puede ofrecer miles de resultados. Así que hay que filtrar.

Los filtros están en la columna de la izquierda:

Filtros

Son autoexplicativos, así que no nos detendremos mucho en ellos. Tal como se ve en la imagen anterior, los filtros activos en cada momento se muestran en rojo.

En primer lugar podemos filtrar por fechas. Es posible elegir documentos por años concretos, o un intervalo de años: por ejemplo del 2015 a 2020.

En el apartado Ordenar podemos ordenar los resultados por relevancia (importancia), o por fecha.

De nuevo nos dan la opción de filtrar por idiomas. Y por último, podemos decidir si queremos incluir en las búsquedas los documentos de patentes, y las citas (fragmentos) de textos, o solo textos completos.

Crear alerta

En la parte inferior de los filtros hay un icono con forma de sobre, llamado Crear alerta.

Nos permite crear una alerta de esa búsqueda en concreto:

Alertas

Podemos modificar el texto concreto con el que saltará la alerta, si se publica un documento que contenga esa búsqueda. Si eso ocurre, nos enviará una notificación a nuestro correo. También podemos elegir el número máximos de resultados que queremos incluir en la alerta. Pulsando en Crear Alerta, la creamos.

Búsqueda avanzada

Es extraño que Google no incluya un icono de búsqueda avanzada directamente en la portada. hay que buscarlo en el menú de la izquierda.

La búsqueda avanzada permitir aplicar nuevos filtros antes de realizar la búsqueda, y no después, como los anteriores:

Búsqueda avanzada

Según en la casilla en donde escribamos los términos de búsqueda, podremos buscar todas las palabras sin importar el orden, la frases exacta, al menos una de las palabras, o que no contengan dichas palabras.

El resto de opciones nos permiten buscar en todo el artículo o solo en el título, así como por autor, dentro de una publicación (revista o web), o por fecha.

Mi Biblioteca

Los resultados de las búsquedas que hayas marcado con la estrella, tal como hemos visto, se guardan en tu biblioteca.

Puedes localizarla en la parte superior de la portada, o en el menú de la izquierda:

Mi Biblioteca

No tiene mucho misterio, ya que funcione igual que la lista de resultados de las búsquedas.

A la izquierda verás los filtros, con una novedad: Gestionar etiquetas. Esta opción te permite crear tus propias etiquetas. Por ejemplo puedes crear una llamada Tesis para etiquetar los documentos que vas usar con tu tesis de la universidad:

Tesis

Si marcamos un documento que tenemos almacenado en la Biblioteca, se activarán los iconos grises que hay en la parte superior. Podremos editar su ficha, borrarlo (quitarlo de la Biblioteca), descargarlo, o añadirle una etiqueta que hemos creado.

Después en el filtro tendremos la opción de filtrar por etiqueta.

Mi perfil

Si eres un académico o tienes pensado publicar escritos científicos, puedes crearte un perfil en Google Académico. Sirve para llevar un seguimiento de los documentos que has publicado.

Simplemente tienes que tocar en Mi Perfil en el menú:

Mi Perfil

Aquí tienes que crear una especie de currículum con tu nombre, titulación, un correo de verificación de la universidad en donde estudiaste, tu campo de trabajo, web, etc.

Después añades los enlaces a tus artículos, y configuras alertas para que te avisen cuando alguien los enlaza o los cita.

Como hemos visto Google Académico es una herramienta muy práctica y eficiente si necesitas buscar material educativo y eres estudiante, profesor, académico, o profesional relacionado con la enseñanza.