Skip to main content

La guerra de las cámaras móviles ya no se libra con megapíxeles (y eso es bueno para ti)

Sensor de cámara móvil

16/09/2018 - 11:00

El mercado de la telefonía móvil evoluciona constantemente. La cámara es una de las características en las que más se fijan los usuarios a la hora de elegir su smartphone, y desde hace un tiempo el número de megapíxeles ya no es suficiente para los fabricantes. La batalla de las cámaras móviles ahora va en otra dirección.

La competencia y los usuarios presionan a los fabricantes para que cada nueva generación de móviles supere a la anterior en prestaciones. Estas innovaciones no siempre soplan en la misma dirección. Procesadores más potentes, pantallas con más resolución y, durante mucho tiempo, más y más megapíxeles en las cámaras.

Esta batalla en las cámaras de los móviles basada en los megapíxeles en realidad carecía de interés para los usuarios en el sentido que se publicitaba, ya que no se obtenía mejor calidad en las fotos por tener más megapíxeles, sino porque los sensores que se incluían eran más grandes y optimizados.

Por suerte, los fabricantes parecen haberse olvidado de los megapíxeles y ahora le dan la importancia justa que tienen. En su lugar han puesto el punto de mira en lo que realmente importa: las lentes y la luminosidad del apartado óptico.

Vamos a poner el foco en la carrera que han iniciado los fabricantes para montar en sus móviles cámaras con mayor apertura focal para conseguir mejores imágenes con menos luz y cómo eso sí representa una autentica mejora en la calidad de las fotos que haces con el móvil. Te contamos qué es la apertura focal y cómo afecta a la mejora de la calidad de las fotos que hagas con el móvil.

Los megapíxeles influyen poco en la calidad.

Cuando hablamos de los megapíxeles de una cámara no es tan importante la cantidad como la calidad. Así, en términos de nitidez y calidad, una cámara de 10 megapíxeles puede hacer mejores fotos que otra de 30 megapíxeles.

Para lo único que son importantes los megapíxeles de una cámara es para ampliar una imagen o una zona de ella ya que al hacerlo, cada píxel duplica o triplica su tamaño y un número reducido de píxeles haría que estos fueran visibles. ¿Cuándo fue la última vez que imprimiste una foto a un tamaño superior de 50 x 60 cm? Probablemente nunca.

La gran mayoría de las fotos que se hacen con el móvil se publican en redes sociales o pasan a formar parte de álbumes digitales donde tener una cámara con 15 megapíxeles o tenerla de 40 megapíxeles resulta irrelevante salvo por el peso del archivo.

  iPhone X Google Pixel 2 XL

Samsung Galaxy S9 / S9+

Sony Xperia XZ3 Huawei P20 Pro LG V30 Xiaomi Mi8

Apertura de diafragma

12 mpx 12,2 mpx 12 mpx 19 mpx 40 mpx 16 mpx 12 mpx

Basta con hacer un breve repaso por la resolución de las cámaras de algunos de los móviles con mejor cámara de la actualidad para darse cuenta de que la mayoría ha optado por mantenerse en un rango de sensores con entre 12 megapíxeles y 20 megapíxeles.

Sensor Sony IMX586

Este estancamiento en el número de megapíxeles no significa que los fabricantes no estén realizando avances en los sensores fotográficos de las cámaras. Lo que sucede es que ahora esos avances se centran en optimizar los sensores para hacerlos más grandes alojando píxeles más sensibles que mejoren su capacidad para captar la luz, algo que sí afecta de forma directa a la calidad de las fotos que haces con el móvil.

La clave es dejar pasar más luz

La guerra de los megapíxeles en las cámaras de los móviles parece haber llegado a una tregua, pero en su lugar se ha iniciado la batalla por conseguir el smartphone con mayor apertura de diafragma con la que se consigue que llegue más luz al sensor. Pero, ¿qué es la apertura del diafragma y qué ventajas aporta a la calidad de tus fotos? Te lo contamos con todo detalle.

La guerra de las cámaras móviles ya no se libra con megapíxeles

El funcionamiento de una cámara fotográfica es muy similar al de tus ojos, donde cada una de sus partes encuentra su equivalente en un componente de la cámara. En este caso, el iris del ojo sería el equivalente de la apertura del diafragma, ya que es la parte donde se alojan los músculos que contraen y dilatan la pupila y permiten abrirla o cerrarla en función de la cantidad de luz que necesita para enfocar.

En los objetivos de las cámaras existen una serie de compuertas que se abren o se cierran para dejar pasar más o menos luz hasta el sensor. En función de la capacidad para abrirse o cerrarse se le asignará un valor de apertura f. Encontrarás este valor en las hojas de especificaciones como apertura f/1.4, f/2.2, f/3.5, f/5.6, f/16, f/22, etc.

La guerra de las cámaras móviles ya no se libra con megapíxeles

Al contrario de lo que pueda pensarse un número f bajo, como f/1.5 o f/1.8, corresponde a una mayor apertura del diafragma, por lo que deja pasar más luz, mientras que un valor f más alto, como f/2.4 o f/2.8, cierra la abertura de entrada de luz que llega hasta el sensor.

Esto se debe a que este número f no es un valor cuantitativo en sí mismo, sino que corresponde a una fracción relacionada con el diámetro total del objetivo, por lo que 1/2 (f/2) del total representa un mayor porcentaje de apertura que 1/16 (f/16). Por lo tanto, cuanto menor sea el número f, más luminosa será la lente de la cámara dado que mayor será la abertura que deja pasar la luz.

La guerra de las cámaras móviles ya no se libra con megapíxeles

Como decimos, este número f corresponde a una proporción relacionada con el diámetro de la lente, por lo que un determinado valor f en un smartphone no puede equipararse con el del objetivo para una cámara réflex por la enorme diferencia de tamaño entre ambos. Los valores de apertura del diafragma responden a una escala establecida de pasos enteros que sería la siguiente: f/1, f/1.4, f/2, f/2.8, f/4, f/5:6, f/8, f/11, f/16, f/22.

Como puedes ver en la secuencia, cada dos valores se duplica la apertura del diafragma. Eso significa que al pasar de una apertura f/2.8 a una apertura f/2, en realidad estás dejando pasar un 50% más de luz con cada nuevo paso que avances.

  iPhone X Google Pixel 2 XL

Samsung Galaxy S9 / S9+

Sony Xperia XZ3 Huawei P20 Pro LG V30 Xiaomi Mi8

Apertura de diafragma

f/1.8- f/2.4 f/1.8 f/1.5- f/2.4 f/2.0 f/1.8- f/1.6 f/1.6- f/1.9 f/1.8 – f/2.4

Estos son los datos de la apertura de diafragma de algunos de los móviles con mejor cámara del momento. Como puedes ver, todos se mantienen en unos valores de apertura muy bajos, lo cual significa que dejan pasar mucha luz al sensor.

Tal y como sucedía con los megapíxeles, la apertura de la cámara de un móvil no sirve para determinar si un móvil tiene mejor cámara que otro con una apertura menor, pero esta mayor apertura sí le puede otorgar una cierta ventaja.

Samsung Galaxy S9+, análisis y opinión

Por el momento, el Samsung Galaxy S9 y Galaxy S9+ son los móviles con mayor apertura en su cámara. No obstante, si los fabricantes no acompañan esta característica de la cámara con otros componentes de calidad, puede volverse en su contra y convertirse en su peor pesadilla.

¿Cómo afecta la apertura del diafragma en una foto?

Aparentemente, contar con una gran apertura dejará entrar más luz al sensor, por lo que las fotos podrían quedar mejor expuestas incluso con iluminación mejorando la calidad de los detalles que aparecen en la imagen. Entonces, ¿por qué no todos los fabricantes montan cámaras con aperturas más grandes en sus móviles?

Una de las grandes ventajas de las lentes de las cámaras réflex o sin espejo es que la apertura es variable y el fotógrafo puede elegir la apertura en cada foto. En los smartphones la apertura del diafragma es fija por lo que el usuario está obligado a lidiar con las ventajas de usar una gran apertura, pero también con todos sus inconvenientes, que también los tiene.

Uno de los efectos directos de montar una cámara con una apertura f baja en un móvil es que la profundidad de campo se reduce. Esto significa que el área de la foto que permanece enfocada es más estrecha.

Profundidad de campo
A f/1.8 la zona de enfoque es más estrecha. A f/11 el enfoque abarca toda la escena.

La profundidad de campo reducida es uno de los requisitos para conseguir el famoso efecto bokeh en los que se muestra un sujeto perfectamente enfocado, mientras que todo lo que se encuentras delante o detrás de él permanece desenfocado.

Con unos sensores tan reducidos como los que montan los smartphones, y con unas lentes tan compactas, apenas se aprecia diferencia alguna en el aumento de desenfoque que proporciona la mayor apertura, pero un valor f bajo sí puede afectar a la nitidez de la imagen siendo suficiente como para comprometer la precisión del punto de enfoque y hacer que toda la foto quede desenfocada.

Huawei P20 Lite: Cómo hacer fotografías con gran apertura

Cuando se utiliza un valor de apertura alto, como f/8 o f/16, la profundidad de campo es mucho mayor mostrando una zona enfocada mucho más amplia, por lo que no es necesaria tanta precisión en el enfoque y se gana nitidez general en la foto.

Lentes de calidad, una ventaja de la mayor apertura

El aumento de la apertura del diafragma hace que entre más luz al grupo de lentes de la cámara. Para evitar aberraciones cromáticas y otras distorsiones ópticas que arruinan la calidad de las fotos, será necesario fabricarlas con materiales de mejor calidad. Esta será una de las ventajas de tener un móvil con una cámara con mayor apertura.

Cámaras de smartphones

Para llevar eficientemente la máxima cantidad posible de luz hasta el sensor, las lentes de la cámara del móvil deben ser de la mejor calidad, y estar fabricadas con materiales con un bajo índice de dispersión. Esto evita que la luz se vaya disipando al pasar por cada una de ellas. El objetivo es perder la menor cantidad de luz por el camino para no arruinar todo el trabajo conseguido con la mejora de la apertura.

Esta mejora en la calidad de las lentes de los smartphones sí supone un salto cualitativo en la calidad óptica de las lentes, mostrando imágenes más nítidas, colores mejor definidos y evitar las distorsiones en las esquinas de las fotos. De forma indirecta, es una de las razones por las que es una buena idea que tu móvil tenga una cámara con una gran apertura de diafragma.

De noche todos los móviles sufren

Hacer buenas fotos por la noche con el móvil y que no queden movidas es todo un reto. El principal responsable es la falta de luz.

Si tienes un móvil con una mayor apertura de diafragma, la cantidad de luz que llega al sensor es mayor, por lo que le será mucho más fácil hacer buenas fotos y que estas no salgan movidas.

Foto nocturna con distintas aperturas

Con los mismos parámetros de disparo, pero diferentes aperturas de diafragma

La apertura del diafragma no es el único factor que debe tenerse en cuenta al hacer fotos nocturnas con el móvil, ya que el valor f de apertura es proporcional a la sensibilidad ISO y a la velocidad del obturador.

Es decir, que al contar con una mayor apertura, la cámara puede bajar la sensibilidad ISO y reducir la aparición de ruido en la foto obtenida. Al recibir más luz, también se puede aumentar la velocidad del obturador reduciendo las probabilidades de que tu foto quede movida.

11 usos, funciones y trucos ocultos de la cámara de tu móvil

Esto significa que con un móvil cuya cámara tenga un número f bajo (recuerda que cuanto más bajo, más luz) es posible obtener mejores fotos nocturnas que con un móvil con un valor f mayor ya que le llega menos luz al sensor.

La apertura variable es en realidad un gran avance

Algunos fabricantes como Nokia o Samsung, con la cámara de apertura variable del Galaxy S9 +, ya han dado los primeros pasos para intentar sacar el máximo provecho de las bondades de tener una cámara con una gran apertura de diafragma.

En circunstancias de luz escasa, como las fotos nocturnas que haces con el móvil, las fotos deportivas o las fotos macro, el smartphone puede usar la apertura máxima para mejorar la exposición, la velocidad de obturación o la profundidad de campo.

En cambio, para fotografiar paisajes con tu móvil a plena luz del día u otras circunstancias con suficiente luz, puede cambiar la apertura del objetivo para cerrarlo ligeramente y mejorar la nitidez enfocando mejor toda la foto.

Estos son los móviles con mejor cámara para fotografía con poca luz

Sin duda alguna, la próxima revolución en las cámaras de los smartphones será implementar una lente de apertura totalmente ajustable como la que podemos encontrar en los objetivos de las réflex. Este hito supone todo un reto ya que para lograr esa apertura variable es necesario contar con más espacio físico disponible.

El mayor problema es la falta de espacio en los móviles

La falta de espacio en la cámara de un móvil es un problema que afecta a partes iguales al montaje de ópticas más complejas y a la posibilidad de montar sensores más grandes.

bq Aquaris X2 Pro

Las cámaras de los móviles consiguieron ganar unos valiosos milímetros haciendo sobresalir ligeramente la lente de la cámara de la trasera del móvil, pero este espacio todavía no permite el montaje de un sistema de apertura variable complejo que abarque todas las aperturas, tal y como sucede con otro tipo de cámaras.

Los smartphones hace tiempo que desbancaron a las cámaras compactas ya que fueron capaces de igualar las prestaciones técnicas que estas ofrecían. El próximo objetivo de los smartphones parece ser desbancar a las cámaras réflex, aunque eso ya son palabras mayores.

Tags:

#Destacado, #sync