Skip to main content

Historia y grandes hitos de SpaceX, la gran locura espacial de Elon Musk

SpaceX

14/11/2020 - 05:00

De una excentricidad a una de las empresas más relevantes de la industria espacial, parece que a Elon Musk no se le resiste nada. Aunque los inicios siempre son difíciles, la empresa y acumula más éxitos que fracasos. 

Al margen del caos que ha supuesto este terrorífico 2020, este año debería recordarse también por otros avances o grandes acontecimientos como el protagonizado por SpaceX. La compañía quiere conseguir uno de sus mayores hitos, realizar un vuelo tripulado por el espacio para llevar a dos astronautas a las Estación Espacial Internacional

Puede que para algunas personas este hecho no sea muy significativo después de llevar décadas viendo a los astronautas ir y volver de la Luna y la Estación Espacial en muchas ocasiones. Sin embargo, lo conseguido por SpaceX tiene especial relevancia por tratarse de una empresa privada, sus logros son parte del comienzo de una nueva era de exploración espacial. 

En el panorama de la industria espacial ya no están únicamente las agencias nacionales como la NASA, la ESA en Europa o la JAXA en Japón, por ejemplo; ahora estas agencias se apoyan en empresas privadas como SpaceX para minimizar el presupuesto de sus misiones y agilizar su puesta en marcha. El cohete de SpaceX que sirve a la NASA en un momento determinado, puede servir a la JAXA unas semanas después. Es el inicio de un transporte espacial frenético que tarde o temprano servirá también para un turismo a través del espacio. 

Los orígenes de SpaceX

SpaceX no es la única empresa espacial privada, pero es la más conocida y la que más lejos ha llegado. El camino recorrido por esta empresa y todo lo conseguido tiene su origen en 2002, pero mucho antes de materializarse era un sueño dentro de la cabeza de Elon Musk. El empresario sudafricano ha demostrado una vez más que sus ideas no son una fantasía imposible. 

Kimbal Musk, el hermano de Elon, lo describió en una entrevista como "un hombre con una ambición ilimitada". "Su mente necesita nuevos retos constantemente, los problemas que asume deben ser cada vez más complejos para mantener su interés" explicó en 2014.  Así lo ha demostrado todos estos años, apostando por empresas que para muchos eran un capricho propio de la ciencia ficción. 

Su primera empresa, Zip2, fundada en 1995, fue un catálogo de direcciones digitales que incluía mapas se la vendió por 300 millones en 1999 a Compaq Company. Tras ese primer éxito le llegó su segunda idea, X.com, uno de los primeros servicios de pago online que acabó cambiando de nombre por el de PayPal. 

Ebay le compró a Elon Musk la empresa en 2002 por 1,5 mil millones. Musk se quedó cerca de 160 millones con esa venta, lo que le proporcionó la inversión necesaria para dar vida a su próximo sueño, Space Exploration Technologies, o SpaceX. El propio Musk sabía que se estaba metiendo en arenas movedizas: "Al principio, en realidad ni siquiera dejaba que mis amigos invirtieran porque todos perderían su dinero. Pensé que prefería perder mi propio dinero" explicó en una conferencia en 2018.

El camino andado

Los inicios no fueron fáciles, su primer cohete o Falcon 1 no consiguió alcanzar la órbita terrestre hasta el cuarto intento. Se convirtió en el primer cohete privado propulsado por combustible líquido en lograr alcanzar la órbita, pero para entonces la empresa ya tenía serios problemas de efectivo. Esta aventura tenía las horas contadas si no conseguía más financiación rápido y aquí es cuando entró en juego la NASA. 

Musk ha reconocido en más de una entrevista que de no haber contado con la ayuda de la agencia espacial estadounidense no hubiera llegado mucho más lejos. Dos días antes de la Navidad de 2008 , la NASA anunció que SpaceX había recibido un contrato de 1.600 millones de dólares para transportar suministros a la Estación Espacial Internacional, lo que se conoce como servicio de reabastecimiento comercial. 

Gracias a este contrato pudieron seguir con sus proyectos y conseguir nuevos retos como los cohetes reutilizables. En 2010 SpaceX se convertiría en la primera compañía privada en lanzar, poner en órbita y recuperar con éxito una de sus naves, la Dragon 1. El cohete por el contrario, se tuvo que dar por perdido en esa ocasión por un fallo de los paracaídas. 

Viajes de ida y vuelta

A base de prueba y error, los ingenieros de la compañía fueron aprendiendo y mejorando sus cohetes, pero había una idea muy clara que debían conseguir. En 2015 uno de los Falcon 9 regresaba a tierra y aterrizaba sin mayores daños. 

Falcon 9 aterrizando en una plataforma marina de SpaceX

SpaceX

Tras poner varios satélites en órbita, el Falcon 9 descendió de nuevo hacia la Tierra, y una vez que alcanzó la altura adecuada comenzó a maniobrar para prepararse para el aterrizaje. Gracias a las condiciones atmosféricas, a la pericia del centro de control y de todas las personas que habían trabajado en el cohete, el Falcon 9 llegó a tierra sin problemas y se convirtió en el primer cohete orbital de la historia en lograr un aterrizaje vertical con éxito. 

La NASA y Rusia ya habían enviado a astronautas y naves al espacio, pero cada vez que se realizaba un lanzamiento, el cohete que se utilizaba se perdía y se debía construir uno nuevo para la siguiente misión, gastando millones de dólares. Por eso los Falcon 9 de SpaceX suponen un avance tan importante.

Desde entonces, SpaceX ha llevado la Dragon a la ISS más de 20 veces en cohetes Falcon 9. También han servido para poner en órbita satélites GPS y militares de distintas agencias. Tras el final de la Guerra Fría, se han creado más agencias interesadas en la exploración de nuestro planetas y satélites vecinos en Europa, China, Japón, India y Emiratos Árabes Unidos. Cada año hay varias misiones a la Luna, se envían nuevos satélites a la órbita o se depositan rovers en Marte. Las empresas privadas como SpaceX pueden servir de apoyo y ceder sus cohetes, ayudando a reducir el coste de las misiones. 

Un paseo por el espacio

Por supuesto otro de sus grandes hitos, ha sido realizar su primer viaje tripulado. Transportar suministros o colocar satélites en la órbita terrestre ya son tareas complejas, pero tener en tus manos la vida de dos astronautas ha sido un gran paso. Todo un éxito al que ha prestado atención gran parte del planeta. 

Robert Behnken y Douglas Hurley fueron y volvieron de la Estación Espacial Internacional sin ningún problema en la cápsula Crew Dragon y vestidos con el uniforme espacial más moderno hasta la fecha. La demostración perfecta de que SpaceX está lista para transportar humanos y seguir adelante con más misiones. 

astronauta

Cuánto cuesta enviar un astronauta al espacio

Las misiones espaciales nunca han sido baratas, y las relacionadas con astronautas no son una excepción a esta regla. Pero, ¿cuánto cuesta realmente enviar a un astronauta al espacio? En este reportaje echamos cuentas, y valoramos si es un gasto que merece la pena realizar.

Este mes SpaceX ha lanzado un satélite GPS, encargo de las Fuerzas Espaciales de EEUU. Hace un par de meses la compañía se encargaba de poner en órbita un satélite militar para Corea del Sur. Y el siguiente reto será mandar otro grupo de astronautas de la NASA a la Estación Espacial Internacional. Su ritmo de trabajo es frenético siempre trayendo de vuelta a los cohetes para reutilizarlos. 

Starlink vs. la comunidad astronómica

SpaceX no solo sirve de lanzadera para los satélites de otras agencias. Los cohetes de Elon Musk también se encargan de otro de sus proyectos, los satélites Starlink. Los satélites con los que pretenden llevar internet de alta velocidad a cada rincón del planeta ya están dando sus frutos. Las primeras pruebas de rendimiento muestran en Reddit que la conexión llega en plena zona rural de Montana a los 174,21 Mbps en descarga y 33,40 Mbps en subida de datos.

Esta puede ser una gran oportunidad comercial, pero, los astrónomos no están tan contentos. Los expertos aseguran que los satélites interfieren en ángulo que se utiliza para la mayoría de las observaciones astronómicas. Según la IAU, el problema no está solo en que veamos los satélites con los telescopios, sino en el rastro que dejan, capaz de confundir a las herramientas de observación.

Esas estelas se pueden "evitar" reprogramando los telescopios y herramientas de observación para que, automáticamente, las pasen por alto y no las tomen en consideración. No obstante, esto supone un importante gasto de tiempo y recursos que no debería afrontarse si los satélites no estuvieran entre medias. 

Starlink

El objetivo es lanzar 42.000 satélites a los que se sumarían otros miles de otras compañías que también han visto una oportunidad de negocio, junto a los satélites GPS o militares. La órbita de la tierra empieza a atascarse y puede ser un peligro para la exploración del espacio que tanto interesa a Elon Musk.

El futuro: salida a bolsa y la colonización de Marte

Al margen de los paseos espaciales de SpaceX, la empresa también está en boca de todos actualmente por su posible salida a bolsa. Tesla ya cotiza en la bolsa desde 2010, y el furor por sus acciones sigue muy presente con 429 dólares por acción. En el mundo de la inversión, los proyectos de Elon Musk suelen captar todo el interés, el futuro OPV parece estar muy cerca, aunque de momento es todo un misterio cuándo se realizará. 

Lo que sí tiene fecha programada y, a menos que haya algún problema, es definitivo es el póximo viaje tripulado de SpaceX y cuatro astronautas de la NASA hasta la Estación Espacial Internacional. Este sábado 14 de noviembre, a las 4:49 pm hora del Pacífico (01:49 Hora Peninsular) se podrá ver en directo en su canal de YouTube.

Un pequeño paso de entre todos los que ya han dado y que les va acercando a los próximos grandes retos para los que se están preparando en SpaceX. Porque Musk no se conforma con llenar la órbita terrestre de nuevos satélites ni hacer visitas a la Estación Espacial Internacional, el magnate nunca ha ocultado que su mayor motivación es llevar a los seres humanos (astronautas o turistas) hasta Marte y allí crear la primera colonia. Ya podemos ir ahorrando todo lo que podamos, según Musk el billete de ida al planeta rojo nos va a costar menos de 100.000 dólares y con billete de vuelta gratis, lo dijo como si fueran cantidades muy asequibles. 

Starship de Space X en Boca Chica
Reuters

Starship con sus 50 metros de alto es la propuesta de SpaceX para llevar a los primeros 100 astronautas al planeta vecino y después, volver a la Tierra listo para otra gran misión. Este plan también forma parte de las intenciones de la NASA, pero habrá que esperar un poco más para incluir esta nueva misión entre los grandes éxitos de SpaceX y la humanidad.