Skip to main content

Raspberry Pi: la historia de un mini-PC que se ha convertido en un éxito de masas

Raspberry Pi

01/09/2019 - 08:15 | Actualizado 09/09/2019

Gracias a su versatilidad y tamaño reducido, en la actualidad la Raspberry Pi es uno de los ordenadores más populares del mundo. En sus escasos 7 años de vida las Raspberry Pi se han utilizado en un sinfín de proyectos de lo más variado pero, ¿sabes cuáles son los hitos tras el desarrollo de este pequeño ordenador? Te contamos la historia de este mini-PC.

Si te gusta la tecnología, seguro que has oído hablar en más de una ocasión la infinidad de proyectos que se pueden llevar a cabo con una Raspberry Pi y un poco de imaginación. Robots de todas clases, espejos inteligentes, cámaras de seguridad, ordenadores de bolsillo o videoconsolas son solo algunos ejemplos de lo que se puede crear con este mini-PC.

El objetivo de los creadores de este pequeño ordenador siempre fue convertir a esa placa de silicio desnudo en la base para desarrollar proyectos que trasciendan su tamaño o la sencillez de su hardware. De hecho, sus derechos los gestiona una organización sin ánimo de lucro.

Raspberry Pi, educación y creatividad siempre han vivido en simbiosis y de hecho, la historia del tercer ordenador más vendido del mundo parte de esos pilares fundamentales. Te contamos toda la historia de la Raspberry Pi y como ha llegado a su cuarta generación.

Historia de Raspberry Pi: así hemos llegado a la Pi 4

Historia de Raspberry Pi: la inquietud de crear tus herramientas

Si bien es posible fijar el nacimiento de la Raspberry el 25 de febrero de 2012, lo cierto es que la esencia de la Raspberry Pi se forjó en la década de los 80, cuando se produjo la gran eclosión de la microinformática. En aquellos momentos, cualquier persona tenía la posibilidad de comprar un ordenador barato con un microprocesador Zylog Z80 para comenzar a escribir sus propios programas o desarrollar proyectos de programación más complejos.

Con el paso del tiempo llegaron al mercado de los ordenadores más potentes, pero los usuarios solo eran consumidores de esta tecnología y desconocían por completo el funcionamiento de los equipos que usaban o cómo crear las apps que necesitaban. Los impulsores del proyecto Raspberry Pi se dieron cuenta de esto y empezaron a pergeñar un sistema que permitiese a las nuevas generaciones implicarse más con la tecnología que les rodeaba. 

En los 80 y 90 las facultades de informática estaban a rebosar de nuevos talentos que más adelante inspirarían proyectos como Adobe, Facebook, Twitter ya que los proyectos de software florecían como un prado en la campiña inglesa en primavera.

En 2006, Eben Upton era el director de estudios en la Universidad de Cambridge en el Reino Unido, cuando se sorprendió por la poca gente que solicitaba estudiar informática. Donde antes había 600 solicitudes para 80 o 90 plazas, en 2006 los solicitantes de una plaza de informática no pasaban de los 250.

Por ello, Upton empezó a preguntarse cómo recuperar aquel espíritu creativo que despertaron los microordenadores de los 80 y que él vivió en primera persona.

Rapsberry Pi

Raspberry Pi 4 Model B

Nueva Rapsberry Pi 4 Model B con procesador Broadcom de 4 núcleos a 1,5 GHz y dos puertos micro HDMI. Reproduce vídeos 4K a 60 fps en dos monitores. Con WiFi de doble banda, Bluetooth 5.0 y USB Tipo C. Se vende con 1, 2 o 4 GB de RAM.

Llegó a la conclusión que el secreto de aquel éxito no fue la curiosidad de los jóvenes, sino el hecho de contar con un dispositivo que fuera accesible para todo el mundo y sirviera como plataforma educativa sobre la que aprender a crear tecnología y no limitarse a ser un mero espectador.

Lo que muchas de aquellas máquinas de los 80 tenían en común era que, a diferencia de los ordenadores de 2006 que contaban con sistema operativo avanzado en los que ya está todo hecho, al iniciarse lo hacían con un cursor parpadeante en una pantalla en negro que invitaba a escribir en ella comandos de BASIC como en una página en blanco.

Raspberry Pi

Necesitaban un ordenador que volviera a ser ese lienzo en blanco sobre el que crear. Esa toma de conciencia podría considerarse como el nacimiento intelectual de lo que años más tarde y de forma casi accidental se materializaría en el proyecto Raspberry Pi.

¿Por qué la Raspberry Pi es tan barata?

El germen de la Raspberry Pi ya se había instalado en el cerebro de Eben Upton, pero sus raíces todavía eran muy débiles. En 2007, cuando el catedrático se encontraba visitando una feria de tecnología infantil, se le acercó un niño de once años para comentarle que le gustaría ser ingeniero electrónico. Upton le preguntó qué ordenador usaba para programar y el chico le contestó que lo único que tenía era una Nintendo Wii.

Escucha"Episodio #6: Raspberry Pi - ¿Qué es... ? Con Rubén Andrés Barbero" en Spreaker.

Al escuchar esta respuesta, pensó en las dificultades que tendría el muchacho para convertirse en ingeniero electrónico si solo tenía a su alcance una consola que solo le ofrecía la posibilidad de consumir videojuegos ya creados. Updon, a diferencia de las nuevas generaciones, había podido aprender con un ordenador programable en los 80. 

En este momento, Eben Upton trabajaba como arquitecto de sistemas embebidos en chips para Broadcom, uno de los mayores productores de semiconductores y había estado fabricando mini ordenadores más por hobby que por obligación.

Raspberry Pi 3

Aquel chico de la feria de tecnología activo un resorte en la mente de Upton que se unió a la necesidad de incentivar la curiosidad de los jóvenes hacia la informática y la necesidad de crear un ordenador asequible para que cualquier niño que solo tenga una consola pueda acceder también a un pequeño ordenador programable con el que poder aprender a programar sus propios proyectos.

Eben Upton, llegó a la conclusión que la futura Raspberry Pi no solo debía ser asequible, debía ser prácticamente desechable. ¿Qué niño se atrevería a experimentar con un dispositivo caro que le pusiera a él o a sus padres en una delicada situación económica?

Teclado y ratón Raspberry Pi

Con un dispositivo barato, los jóvenes tendrían mayor libertad de experimentación y no tendrían la sensación de estar arriesgando demasiado al conectar la todavía teórica Raspberry Pi a otros dispositivos y hardware accesorio para hacer crecer su proyecto.

Origen del nombre Raspberry Pi

En 2008, Upton creó el primer prototipo de Raspberry Pi basado en un microcontrolador Atmel con el que se podían ejecutar algunos gráficos discretos, pero que claramente no contaba con una potencia aceptable. En aquel momento, el catedrático se dio cuenta de que, para desarrollar su ordenador asequible, iba a necesitar la ayuda de otros profesionales.

Raspberry Pi

Primer prototipo de Raspberry Pi

Durante ese año, Eben Upton se reunió con varios expertos, entre los que se encontraban el profesor de la Universidad de Cambridge Alan Mycroft, el ingeniero electrónico Pete Lomas, con los que elaboró las líneas maestras de su proyecto para una crear un ordenador de bajo coste con fines educativos.

Ese mismo año se crearía el segundo prototipo que, ahora sí, se acercaba mucho más a lo que finalmente sería la primera versión a la venta de la Raspberry Pi.

Todo proyecto necesita un nombre al que referirse, por lo que a medida que lo que empezó como una idea se iba materializando, se hacía más necesario un nombre para el dispositivo.

Por aquellos años estaba de moda bautizar a los sistemas con nombres de fruta, moda inspirada en los Apple, Apricot Computers y Acorn Computers.

Por lo tanto, Raspberry apuntaba como un nombre con gancho y relacionado con su pequeño tamaño.

¿Y su apellido Pi? El apellido Pi de la Raspberry hace referencia al ordenador BBC Micro, un ordenador muy básico de los 80 cuyo objetivo era acercar la informática a los jóvenes ingleses de los 80. Algo que sin duda consiguió con creces. Por lo tanto, el BBC Micro sirvió a Eben Upton como inspiración para muchas decisiones para la Raspberry Pi.

Raspberry Pi

Se daba la circunstancia que el BBC Micro solo permitía ejecutar código en BASIC, al contrario que Raspberry Pi, que permitía ejecutar comandos de Python. De ahí el apellido Pi, que no hace referencia alguna al número como muchos creen, aunque las posibilidades de la Raspberry Pi sean tan extensas como las cifras del número Pi.

Perfeccionando la Raspberry Pi para reducir su tamaño y mantener su precio

Durante los años sucesivos el proyecto iría creciendo y perfeccionándose con nuevos prototipos sobre los que experimentar y afinar el producto final.

En 2009 se constituía la Raspberry Pi Foundation, una organización sin ánimo de lucro que velaría por los intereses y valores del proyecto.

En la parte técnica se acumulaban los problemas con un procesador con un consumo elevado y una gran cantidad de componentes que hacían peligrar la viabilidad del proyecto.

Raspberry Pi 4 temperatura

En una búsqueda desesperada de casi dos años, finalmente Eben Upton y el ingeniero electrónico Pete Lomas modificaron un procesador chip Broadcom BCM2835, que habitualmente se integraba en pequeños electrodomésticos y letreros digitales, para convertirlo en el cerebro de su Raspberry Pi.

Este nuevo procesador era capaz de desarrollar la potencia equivalente a un Intel Pentium 2 de 300MHz. Si bien no era un rendimiento impresionante, sí que era suficiente para ofrecer una máquina funcional y programable por menos de 35 dólares.

Gracias a las distros Linux, el sistema podía iniciarse y funcionar mediante ventanas en su variante de usuario.

El chip Broadcom BCM2835 permitía superar el escollo del rendimiento de la Raspberry Pi, pero no el reto de conseguir un ordenador con un precio por debajo de los 35 euros.

Y es que, a la hora de poner el límite de precio, solo tuvieron en cuenta el coste de los componentes más importantes y caros, pensando que los demás elementos no encarecerían demasiado la factura final. Pero se equivocaron por completo.

Así, Upton y sus colaboradores pronto se dieron cuenta de que los pequeños componentes de la placa inflaban el precio total del ordenador, triplicando el importe previsto de antemano.

Una aparición en la BBC y un vídeo viral: Así nace Raspberry Pi

En 2011 un reportaje en la BBC sobre el proyecto Raspberry Pi y posterior emisión en YouTube lograron audiencias de récord convirtiéndose en viral.

En agosto de ese mismo año, la Raspberry Pi Foundation tenía sobre la mesa un diseño de referencia para la Raspberry Pi y 50 placas Alpha que Broadcom había fabricado. Esta placa final era muy diferente al prototipo tipo memoria USB que se mostraba en el reportaje, pero ya tenía muchas características que se encontrarían en los modelos finales de Raspberry Pi.

Raspberry Pi

Prototipo de Raspberry Pi mostrada en el reportaje de la BBC

Con ello, la Raspberry Pi Foundation fijó en su calendario el lanzamiento de la Raspberry Pi durante 2012, por lo que era de extrema urgencia reducir los sobrecostes en un ordenador cuyo mayor atractivo era tener un precio inferior a los 35 dólares, pero que con aquel diseño tenía un coste de 110 dólares.

Raspberry Pi 4 vs Raspberry Pi 3, ¿qué mejora en el nuevo modelo?

La prioridad absoluta durante aquellos primeros meses fue reducir el número de componentes hasta dejar solo lo estrictamente imprescindible. Cada componente debía demostrar su valía o de lo contrario se eliminaba de la placa.

Sin embargo, no todo fueron renuncias en este periodo de reducción de costes, ya que fue entonces cuando Pete Lomas propuso incluir el conector GPIO de 26 pines que abriría la puerta a un universo de posibilidades en robótica, que posteriormente se ampliaría a uno de 40 pies, uno de los principales éxitos actuales para esta plataforma.

En diciembre de 2011 Pete Lomas fabricaba 20 placas de pruebas del nuevo prototipo de la Raspberry Pi tal y como iba al ser presentada durante 2012. Al encenderla no pasó nada y tras investigar el problema descubrió un error en la interpretación de la documentación que por suerte podía solucionarse de forma sencilla con un simple soldador.

Una vez modificadas, la primera Raspberry Pi se encendía siendo un ordenador completo con potencia suficiente para programar y con un coste de fabricación de solo 25 dólares. Era el primer encendido de una Raspberry Pi 1 Model B que se comercializaría en febrero de 2012 por 35 dólares.

A punto de morir de éxito, el secreto del éxito de la Raspberry Pi

A pesar del entusiasmo y las expectativas creadas en torno a la Raspberry Pi, su gestores establecieron un calendario de producción en el que se contemplaba una producción inicial de 100.000 unidades en rondas de 10.000 en las que los beneficios de las primeras cubrirían los costes de la siguiente tanda de 10.000 unidades. Sin embargo, este modelo pronto se demostró excesivamente lento ya que las existencias se agotaban nada más llegar a los distribuidores.

Fue entonces cuando Raspberry Pi Foundation decidió licenciar la producción de la Raspberry a terceros para agilizar la producción y dar respuesta a la enorme demanda. Ese movimiento le ha permitido alcanzar los más de 22 millones de unidades vendidas en sus tres generaciones.

Sin embargo, el mayor éxito ha sido ha sido haber enseñado a programar a más 8,5 millones de personas, entre los que se encuentran más de 150.000 niños que, mediante cursos, campus y demás actividades que se desarrollan en el ámbito de la Raspberry Pi Foundation.

Rapsberry Pi

Raspberry Pi 4 Model B

Nueva Rapsberry Pi 4 Model B con procesador Broadcom de 4 núcleos a 1,5 GHz y dos puertos micro HDMI. Reproduce vídeos 4K a 60 fps en dos monitores. Con WiFi de doble banda, Bluetooth 5.0 y USB Tipo C. Se vende con 1, 2 o 4 GB de RAM.

Según ha afirmado en numerosas entrevistas, Upton está orgulloso de lo que la Raspberry Foundation logró al lanzar Raspberry Pi 1 Model B en 2012. Sin embargo, afirma que la Raspberry Pi 1 Model B + de 2014 es el ordenador que realmente tenían en mente al desarrollar Raspberry Pi, pero se vieron obligados a hacer algunos cambios al principio para, una vez, afianzado el proyecto, mejorar las prestaciones.

La llegada de la Raspberry Pi 4 ha supuesto un nuevo salto a nivel de potencia y eficiencia, en la que la pequeña placa ya no está tan desnuda, pero sigue ocultando potencial para servir de base para todos tus proyectos.