Skip to main content

¿Qué es Neuralink y en qué consiste?

10/08/2019 - 10:00

La tecnología será capaz de controlar casi cualquier aspecto de nuestra sociedad, pero nuestra mente y pensamientos están protegidos y sólo nos pertenecen a nosotros... por el momento. ¿Sabéis qué es Neuralink y en qué consiste? Os lo contamos.

El tema central de este reportaje es una de las empresas de Elon Musk, el polifacético empresario multimillonario que no hay semana que no protagonice alguna noticia. Neuralink es una empresa propone un futuro en el que los seres humanos podamos competir con las máquinas al mismo nivel de capacidades cognitivas que ellas.

La mayoría de las compañías de Elon Musk parecen sacadas del futuro de una novela clásica de ciencia ficción, pero la empresa de la que vamos a hablar en esta ocasión además resulta que es la más extraña de todas. Es la empresa que algún día podría convertirnos a todos en cyborgs, para bien y para mal

Musk forma parte del grupo de expertos y líderes tecnológicos que llevan tiempo alertando de los problemas que pueden surgir si el desarrollo de la inteligencia artificial se nos escapa de las manos, hasta el punto de que las personas acabemos siendo las mascotas de las máquinas.

China presenta el primer procesador cerebro-ordenador

Musk ha llegado a asegurar que el desarrollo de la inteligencia artificial será la causa de una Tercera Guerra Mundial. Pero pese a todo, ante este panorama tan desalentador el CEO de Tesla no quiere dejar de investigar e invertir en esta innovación tecnológica que promete revolucionar casi cualquier aspecto de nuestra sociedad.

La solución que plantea Elon Musk a esta hipotética guerra de humanos contra robots es Neuralink, una compañía con la que quieren investigar la posibilidad de instalar un ordenador dentro de nuestro cerebro para que nuestras capacidades cognitivas aumenten hasta igualarse con las de las máquinas. Algo algo así como un, "si no puedes con ellos, únete".

Esta idea recuerda al concepto de Inteligencia Aumentada del que os hablamos hace algunos meses en este vídeo. Su defensa principal es que las personas no debemos luchar contra las máquinas, los robots, o la inteligencia artificial, sino  que tenemos que entender estos avances como un posibilidad de mejorar nuestras propias capacidades.

Tramposos exámenes

La opción más sencilla sería contar con un móvil inteligente que nos ayude a ser más eficientes, pero Neuralink lleva este concepto al nivel más avanzado que sería introducir esa tecnología dentro de nuestro cerebro, convirtiéndonos en cyborgs.

Teniendo en cuenta los avances que está consiguiendo la inteligencia artificial en los últimos años sería ingenuo pensar que si esta tecnología decide dominarnos, vamos a ser capaces de controlarla, puesto que sus capacidades ya superan las de un ser humano en muchos aspectos.

Es por esto por lo que desde Neuralink ofrecen esta solución como única manera de igualar la lucha, incrementando nuestras capacidades cognitivas con las de las máquinas. Y para ello plantean colocar en nuestra yugular varios implantes con electrodos que irían alojados en el cerebro y que permitirían que nuestros niveles cognitivos se actualizaran como pasa con el software del móvil cada cierto tiempo para ser mucho más listos y poder luchar contra un posible ataque de las máquinas.

Neuralink

La compañía de Elon Musk defiende que esta tecnología también ayudará a curar o paliar enfermedades como la epilepsia, el párkinson o el alzéhimer, y esto es lo que defenderá ante el Gobierno de Estados Unidos para que le permitan seguir con la investigación, aunque el objetivo a largo plazo sea esa defensa del ser humano frente al peligro de una tecnología super poderosa y descontrolada.

Curar enfermedades neuronales como estas es una causa muy positiva y necesaria para muchas personas, pero esta tecnología plantea a su vez muchas preguntas. ¿Sí podemos actualizar nuestro cerebro como si fuera el sistema operativo del móvil, podrían también hackearnos o espiarnos los gobiernos y las empresas?

Por otro lado, Neuralink no es la única inmersa en una iniciativa de este tipo, otras compañías como Facebook ya están reclutando neurocientíficos para llevar un proyecto muy similar. La compañía de Mark Zuckerberg está trabajando para que las máquinas puedan leer nuestro cerebro y así poder darle órdenes sin tener que usar la voz. 

Por supuesto, la organización de defensa de los Estados Unidos también ha tenido una idea parecida que están estudiando en DARPA y que permitiría a los soldados comunicarse telepáticamente con otros dispositivos. Si el presente ya es una locura en muchos aspectos, el futuro no se va a quedar atrás. 

Más:

#sync

Ver ahora: