Skip to main content

Que no te distraigan: esto es lo que debes pedirle a tu próximo móvil

Características smartphones 2019

22/02/2019 - 18:40

Tu viejo smartphone ya comienza a pedir a gritos la jubilación, así que has decidido renovarlo. Hay importantes novedades en 2019, pero no todas son imprescindibles. ¿Qué es lo que debemos perdirle a nuestro próximo móvil?

Tarde o temprano, todos nos enfrentamos a la rutina de tener que cambiar de móvil. El viejo deja de actualizarse y muchas apps nuevas comienzan a funcionar a cámara lenta, o no son compatibles. ¿Qué es lo que debes pedirle a tu próximo móvil?

Renovar el móvil es una costumbre que cada vez alargamos más. Los smartphones son cada vez más potentes a precios asequibles, y cualquier móvil de gama media cubre cualquier necesidad. Ya no necesitamos renovar el móvil cada año, así que las compañías intentan tentarnos estrenando novedades cada vez más excéntricas: móviles plegables, cámaras con tres o más sensores, pantallas sin notch y con HDR, etc.

Las novedades tecnológicas están muy bien, pero desde el punto de vista de las necesidades, la mayoría se pueden considerar un extra. Por esa razón, en este artículo hemos recopilado todo lo que debes pedirle a tu próximo móvil en 2019. Las características de hardware que son imprescindibles en un móvil moderno. Porque hay cosas que ya hay que dejar atrás (los móviles con 1 GB de RAM, los 32 GB de almacenamiento, las pantallas 720p) y otras que solo son necesarias una vez que has cubierto tus necesidades básicas.

Vamos a ver todo lo que le tienes que pedir a un smartphone moderno, en 2019. No tendrás que gastarte mucho dinero para tenerlo todo. A partir de ahí, tu pones los límites...

Diseño y carcasa

El diseño externo de los móviles no ha cambiado demasiado en los últimos años. Sí lo han hecho los materiales, pero no siempre para bien. Los móviles con carcasa de cristal son muy bonitos, pero se llenan de huellas y son más frágiles que las clásicas carcasas de aluminio o policarbonato. Así que al final acabas tapando esa belleza con una funda.

Fotos del diseño del Xiaomi Mi 8 Lite

Y la tendencia de 2019 a incluir más partes móviles, como las cámaras frontales que se esconden dentro del marco, o las pantallas deslizantes para destapar dicha cámara, aumentan la fragilidad.

Es una cuestión de gustos, pero a tu próximo móvil, independientemente del material, deberías pedirle una carcasa resistente, que aguante bien las caídas y los golpes. A fin de cuentas, esa debería ser la prioridad de la carcasa de un móvil.

Protección adicional

Hace unos años se consideraba un lujo, pero en 2019 es el momento de exigir a un móvil moderno la protección contra el agua y el polvo. IP68 es el estándar, pero algún valor inferior tampoco está mal. Nos basta que lo proteja unos segundos contra la lluvia, o las caídas al suelo y barro, la bañera... o la taza del váter... Que sea sumergible durante media hora o a 10 metros de profundidad, ya es más secundario. 

El nuevo Moto G 2015 es resistente al agua durante 30 minutos - 7

El nuevo Moto G 2015 es resistente al agua durante 30 minutos - 7

BDT

También es recomendable que la pantalla tenga algún tipo de protección, ya sea Corning Gorilla Glass, u otra. Así te ahorrarás poner una protección de pantalla, que siempre pierde calidad.

Adiós a los marcos

Antes un móvil de 6 pulgadas se llamaba phablet, y casi necesitabas una mochila para transportarlo... Ahora los móviles de 5.5 o 6 pulgadas son muy comunes, caben en cualquier bolsillo y se pueden manejar con una sola mano. No es magia, ni tampoco es un lujo en 2019. Esto es posible gracias a las pantallas sin marco, que nos permiten disfrutar de más pulgadas sin aumentar el tamaño del móvil. 

Salvo que compres un móvil de entrada por menos de 100 euros, a tu próximo móvil deberías exigirle una pantalla sin marcos, o al menos reducidos a unos pequeños bordes. No es necesario que sea una pantalla infinita, pero si hay bordes que sean pequeños y no nos roben mucha pantalla, o hagan que el móvil abulte demasiado. El ratio de pantalla debe acercase, al menos, al 85%. Los marcos gruesos ya son cosa del pasado.

Características smartphones 2019

Botones, por favor...

Una de las tendencias de los móviles de 2019, será la eliminación de los botones y conectores. De todos. El botón de encendido, de volumen, conector jack, USB... Es posible que desde el punto de vista del fabricante sea una buena idea (un móvil sin botones ni conectores da menos problemas, y hay espacio para más cosas), pero es más cuestionable desde el punto de vista del usuario.

Los mejores móviles baratos de 2019

Los botones y conectores siempre son más prácticos, más rápidos y más directos. Permiten usar el móvil a oscuras y, paradójicamente, no estás atado a una conexión inalámbrica. Porque en 2019 una conexión inalámbrica aún tiene bastantes ataduras. No está disponible en todos los sitios, y hay ocasiones en que no tienes a mano tu cargador inalámbrico, o te has quedado sin batería en los periféricos, o hay interferencias. A veces un botón, o un cable, te salva la vida...

Conexiones inalámbricas sí, por favor, pero que no nos quiten el salvavidas del cable o los fieles botones que nunca fallan...

La pantalla

Objetivamente, una buena pantalla es una de las partes más importantes del móvil, y no siempre le damos la importancia que merece. ¿Qué debemos pedirle a una pantalla de móvil en 2019?

5,5 o más pulgadas

Incluso aunque te gusten los móviles pequeños, las pantallas de menos de 5 pulgadas están desapareciendo debido a todo lo que hemos mencionado de la eliminación de los marcos. Hoy en día puedes poner un pantalla de 5 o 5,5 pulgadas en un móvil que se puede manejar con una mano, con un tamaño equivalente al un móvil de 4,2 o 4,5 pulgadas hace unos años.

En tu próximo móvil, opta por una pantalla de al menos 5,5 pulgadas, con pocos marcos. Las encontrarás incluso en la gama baja. Hoy en día los sistemas operativos ya se diseñan para móviles de este tamaño.

Pantalla 18:9

Es el momento de jubilar las viejas pantallas a 720p, que deben quedar solo para los móviles de reserva, o de entrada. Todo el contenido visual se produce a 1080p o 4K, así que hay debemos buscar, como mínimo, una pantalla 1080p (1920 x1080 píxeles), o la resolución equivalente al ratio de pantalla. Por ejemplo, en las pantallas 18:9 (los móvies sin bordes), que es el ratio de moda, la resolución equivalente a 1080p es 2160 x 1080 píxeles.

Un ratio 18:9 permite manejar el móvil con más comodidad. Caben más iconos en pantalla, y puedes usar dos apps al mismo tiempo sin deformarlas. Además series y películas de la talla de Stranger Things, House of Cards, Transparent o Jurassic World se han rodado en formato 18:9, así que puedes verlas en un móvil 18:9 a pantalla completa.

Reserva ya tu Samsung Galaxy S10 con Vodafone y llévate unos auriculares inalámbricos valorados en 149 euros... ¡GRATIS!

IPS, OLED, AMOLED... ¿Cuál elegir?

Poco a poco, la tendencia en 2019 es evolucionar las pantallas hacia la tecnología OLED, o sus variantes AMOLED (con mejor color y contraste en pantallas pequeñas), Super AMOLED, que usa Samsung en sus pantallas premium, P-OLED, una versión más moldeable que se emplea en pantallas curvas, o la nueva Dynamic AMOLED, presente en los nuevos Samsung Galaxy S10. Es un nuevo tipo de pantalla con mapeado de tonos dinámicos que mejora el contraste y mantiene los detalles incluso en las escenas de vídeo más oscuras. Pero sigue siguen siendo bastante caras, así que si no puedes permitírtelo, que la pantalla de tu móvil sea al menos IPS. La tecnología TFT ya es cosa del pasado.

¿HDR sí o no?

El HDR es un extra que proviene de los televisores 4K. No hay que confundirlo con el HDR de la cámara de fotos, que es por software, y funciona de forma diferente.

6 tendencias que veremos en los móviles de 2019

En una pantalla el HDR mejora los blancos y los negros, y la transición entre ellos. Pero solo se aprecia en los vídeos que han sido codificados con HDR. Suele venir en las pantallas premium que sube el precio del móvil, así que no es algo imprescindible. Pero si ves muchas series de Netflix en el móvil, que tienen HDR, puede interesarte adquirir un móvil con pantalla HDR, si puedes permitírtelo.

HDR

Úlimamente comienza a ponerse de moda indicar el brillo en las especificaciones, por medio de los nits. Como más alto sea este valor, mejor se aprecia el HDR y la pantalla en general, especialmente a plena luz de sol. A partir de 500 o 600 nits, hablamos de una pantalla con un excelente brillo.

Reserva tu Galaxy S10 y llévate unos auriculares inalámbricos valorados en 149 euros

Lector de huellas sí pero, ¿dónde?

Esto si que es indiscutible: tu próximo móvil debe tener lector de huellas. Desbloquear por gestos o, aún peor, por contraseña, es incómodo y lento. Hoy en día los lectores de huellas son rápidos, fiables y baratos, así que no renuncies a él. Habrás visto también que los móviles de gama alta como el Xiaomi Mi 9 ya ofrecen el sensor de huellas bajo la pantalla. Es una opción premium, pero si te decides por ella que sea un sensor de última generación (de este año). Las primeras versiones de esta tecnología eran lentas, y exigían colocar el dedo en un lugar muy concreto de la pantalla.

En otros móviles el lector de huellas está colocado en la parte de atrás, o en un lateral. Lo más cómodo, con diferencia, es en el marco inferior frontal, pero obliga a que la pantalla tenga marcos, así que tu decides.

La otra opción que tenemos en los móviles de 2019 es el desbloqueo facial, que Apple instauró hace un par de años con el iPhone X.

reconocimiento facial

Aunque ya funciona mejor y es bastante cómodo, sigue fallando a veces, y exige bastante tecnología para lo que no deja de ser un desbloqueo del móvil. El resto de funciones que aporta (animojis, realidad aumentada), son interesantes, pero con una utilidad limitada. Es una elección, pero no es imprescindible.

Sin notch, gracias

Cuando Apple desveló el notch o ceja del iPhone X, era obvio que se trataba de una limitación, no de una mejora. El precio a pagar por el reconocimiento facial en 3D. Pero los fabricantes de móviles Android, aún demasiado influenciados por todo lo que hace Apple, se lanzaron a vender móviles con notch.

Notch del iPhone

El hecho de que en 2019 casi haya desaparecido, sustituido por un agujero o una lágrima (o por sistemas deslizantes o móviles), demuestra que era un error. Se puede mejorar en vez de copiar, señores fabricantes de Android... Esperemos que hayan aprendido la lección: no todo lo que hace Apple lo hace bien, o hay que copiarlo...

Con ayuda de la inteligencia artificial y mejoras en los sensores, el notch reduce su tamaño o desaparece en 2019. Nuestro consejo en que tu próximo móvil no tenga notch. Es un pegote feo que siempre está estorbando. Hoy en día ya hay mejores opciones.

Procesador y memoria

Hasta hace poco, el procesador y la memoria eran lo más importantes del móvil. Ahora se tienen en cuenta otras cosas, pero a la hora de medir el rendimiento de las apps o de la cámara, la CPU y la RAM tiene un papel vital.

CPUs de 8 núcleos

Durante años, los núcleos del SoC del móvil han estado desaprovechados. Las apps solo usaban uno o dos (muchas aún lo hacen), así que sólo importaba que el núcleo principal fuese muy rápido. Esto ha ido cambiando poco a poco, y ahora los nuevos sistemas operativos y las apps modernas aprovechan todos los núcleos, tanto a la hora de procesar datos, como en la multitarea.

Ya existen CPUs multinúcleo baratas, así que en 2019 puedes pedir a tu móvil un procesador de ocho núcleos. Uno de cuatro también te servirá, pero con ocho núcleos estarás mejor cubierto en tareas exigentes.

Qualcomm Snapdragon 855

Ten en cuenta que no todos los núcleos son iguales. Casi siempre hay núcleos con menor velocidad y rendimiento en un mismo chip, así que comprueba los valores. Da prioridad al núcleo principal (el que se usa cuando solo se utiliza un núcleo), debe tener la mayor velocidad posible. En otras palabras: mejor 4 núcleos a 2 GHz que 8 núcleos a 1 GHz...

Algunas CPUs modernas, como el Snapdragon 855, presentan tres clusters de núcleos, es decir, tres grupos a tres velocidades distintas, en vez de dos. Hay que tenerlo en cuenta.

Los mejores móviles del mercado que veremos en 2019

A la hora de elegir el fabricante, los Snapdragon son los que mejor rendimiento ofrecen, pero los Exynos de Samsung o los procesadores propios de Huawei (Kirin), también rinden a muy bien nivel. Un poco por debajo están los Mediatek, que se usan en la gama media y baja

La era de la inteligencia artificial

Hace un par de años que la IA ha llegado a los móviles, y lo está cambiando todo. Gracias a ella se están consiguiendo cosas como reducir el notch o muesca de la pantalla, o el número de sensores en la cámara, con funciones como el Modo Retrato o Efecto Bokeh por software.

La inteligencia artificial es cada vez más importantes en los móviles. Los nuevos procesadores, como en el SnapDragon 855 o el Exynos 9820 incluyen chips específicos para gestionar la inteligencia artificial, la cada vez más importante NPU:

Una de las compañías que más fuerte ha apostado por la IA en los móviles es Huawei. En el Huawei Mate 20 Pro, por ejemplo, aplica la inteligencia artificial en forma de asistente de fotografía reconociendo la escena y los objetos que estás fotografiando para ajustar los parámetros de la cámara y obtener la mejor calidad para tus fotos.

Así cambia la experiencia de uso la Inteligencia Artificial del Mate 20 y Mate 20 Pro

La inteligencia artificial también está presente en la seguridad y la gestión de la batería, aprendiendo de tus hábitos de uso para ajustar la velocidad del procesador, o la carga en memoria.

Google, por ejemplo, la usa en su Pixel 3 para su espectacular Modo Nocturno. Con IA consigue iluminar fotos capturadas casi a oscuras. Incluso sin flash.

Google Pixel 3

Las últimas versiones de Android ya incluyen soporte de IA, y muchas apps comienzan a usarla. Si tu presupuesto da para ello, intenta que el procesador de tu próximo móvil tenga soporte de Inteligencia Artificial. Es el futuro.

4 GB de RAM, equilibrio perfecto

Lo de la memoria RAM en los móviles es una auténtica locura. Hace un par de años un móvil con 4 GB de RAM ya nos parecía sobrado, y ahora son comunes los móviles con 6, 8... ¡hasta 12 GB!, como el recién presentado Samsung Galaxy S10 Plus, o el Xiaomi Mi 9 Explorer Edition con carcasa transparente:

Más RAM siempre se agradece en la multitarea, o en juegos potentes o apps de edición gráfica, especialmente con pantallas QHD+ o 4K. Pero la realidad es que la mayoría de las apps no usan más de 2 o 3 GB.

Nuestra recomendación es que tu próximo móvil tenga 4 GB de RAM. Es una buena cantidad para usar varias apps al mismo tiempo, y para no sobrecargarse con las apps exigentes. 3 GB también puede servir, y 2 GB es lo mínimo deseable en 2019. Los móviles con 1 GB ya son cosa del pasado.

Puedes encontrar gran cantidad de smartphones en la gama media con 4 GB de RAM por menos de 250 euros, como el recién estrenado Moto G7

Moto G7

Di adiós a los 32 GB

Algo similar ocurre con la memoria de almacenamiento. Durante años nos hemos peleado con los ridículos 16 GB, o los limitados 32 GB. Eso se acabó. Hoy en día hay que aspirar, al menos, a los 64 GB. Cierto que una micro SD siempre alivia, pero es más lenta que la memoria interna del móvil.

En 2019 ya son cada vez más comunes los móviles con 128 GB, y ya hemos comenzado a ver smartphones con 512 y 1 TB de almacenamiento.

Las cámaras

La característica más importante de los móviles en 2019, es la cámara. Es lo que define la calidad de un móvil, aunque después esa importancia es relativa a lo que cada usuario la use.

Dos o más sensores

El universo de las cámaras en el móvil, es también una verdadera jungla. No hay consenso, y no existe la verdad absoluta. Cada año cambian por completo. Hoy tenemos fabricantes que siguen apostando por uno o dos sensores, como Google y su Pixel 3 XL, y otros nos sorprenden con cuatro o cinco sensores... ¡solo en la cámara trasera!, como el Nokia 9 Pureview:

Nokia

Parece que este año, en la gama alta, van a predominar los 3 o 4 sensores simultáneos, como hemos visto en los recién presentados Samsung Galaxy S10 Plus o el Xiaomi Mi 9.

Pero la tendencia en el futuro va a ser reducir los sensores, sustituyéndolos por inteligencia artificial, que hoy ya se encarga de cosas como aplicar el efecto Bokeh, o simular una mejor apertura de lente (como ocurre con el Modo Nocturno en los Pixel 3).

A tu próximo móvil de 2019 deberías pedirle al menos un doble sensor, tanto en el cámara trasera como en la delantera. El gran angular es el más común para capturar a más gente en los selfies, o paisajes más espectaculares en la cámara trasera.

Samsung Galaxy S10 colores

También merece la pena un sensor para aplicar un zoom óptico. Aunque ahora están saliendo móviles con cámara a 48 Megapíxeles, que usan esta increible resolución como un zoom óptico. Captura la foto a 48 MP, y equivale  a una de 24 MP con un zoom óptico 2X.

Cosas como el enfoque automático o la estabilización optica (OIS) también deberían estar en tu próximo smartphone, pero no es fácil en los móviles ajustados de precio.

Este año vamos a ver móviles con sensores 3D, que capturan también la profundidad. Muy útil para difuminar los fondos, o para crear secuencias de realidad aumentada. Pero solo estarán en la gama alta.

La importancia de la apertura

La apertura de un sensor nos dice cuánto se puede abrir el diafragma, para dejar pasar la luz. Como más apertura tenga más luz entra, y más detalles captura. Esto es importante en situaciones con poca luz.

Este dato se indica con una f con valor decimal, pero hay que tener en cuenta que es un dato inverso. Como más pequeño sea el número más grande es la apertura, que es lo que queremos casi siempre. Por ejemplo, un sensor con una apertura f/1.5 deja pasar más luz que uno con f/2.4 como vemos en esta foto:

Foto nocturna con distintas aperturas

La apertura de la cámara hoy en día es un dato muy importante. Como más pequeño sea este valor, mejor. Busca móviles con apertura f/1.8 o menos, si haces muchas fotos de noche o con poca luz.

La batería

Sabemos que cada vez e más difícil aumentar el tamaño de la batería (salvo en los móviles plegables, como el Samsung Galaxy Fold) así que el objetivo ahora es que se recargue cada vez más rápido y más cómodamente, gracias a la carga inalámbrica.

¿Qué le debes pedir a tu próximo móvil, en el tema de la batería?

Si es posible, que tenga más de 3.000 mAh. Por supuesto dependerá de la potencia del móvil y su tamaño, pero menos de esa cantidad, en la gama media o alta, ya pone en duda que aguante todo el día.

Aunque lo más importante es que tenga carga rápida. Es una característica cada vez más común, y la diferencia es crítica. No es lo mismo tener que poner el móvil a cargar 3 horas al día, que hacerlo solo una hora y media...

¿Debería tener carga inalámbrica? Es un plus que se agradece, pero tampoco es imprescindible. Si la tiene, que ofrezca también carga por cable, por si pierdes, se rompe o te olvidas del cargador inalámbrico.

¿Algo más?

Aún nos quedan en la recámara algunas cosas más que deberías exigirle a tu próximo móvil.

Es el momento de comenzar a buscar móviles con conector USB Tipo C. Los cables son cada vez más comunes, y todo es más rápido con esa conexión, desde la recarga a la transmisión de datos.

También es importante que tenga conexión NFC. Pagar con el móvil en lugar de efectivo o tarjeta, es muy cómodo.

Aunque este año ya veremos móviles con WiFi 6 o WiFi ax, no te obsesiones con ello, porque solo los routers nuevos pueden usarlo. Es suficiente con que tu próximo móvil tenga WiFi ac.

Hemos visto las cosas que debes pedirle a tu próximo móvil. Si las tienes todas, te asegurarás de que es un smartphone moderno, competente, que podrá con todo y no te dejará tirado cuando más lo necesites. ¡Un móvil para disfrutar!

upday

Etiquetas:

#noRSS, #Miscelánea

Y además