Skip to main content

Las pantallas de 90 Hz son algo más que el futuro de los móviles gaming

OnePlus 7 Pro

21/07/2019 - 10:31

Las pantallas de 90 Hz (o más) en los móviles que estamos viendo últimamente en el mercado, como el OnePlus 7 Pro, ofrecen muchas ventajas que van más allá del usuario gaming. Estos terminales cuentan con una velocidad incomparable en la interfaz, y os contamos cuáles son los trucos de las compañías para ofrecer estas experiencias de usuario.

Cada vez hay más ''palabras raras'' y elementos a tener en cuenta a la hora de comprar un teléfono móvil. El usuario puede estar algo aturullado porque debe aprender qué tipo de procesador tiene el móvil que quiere comprar, si la pantalla es OLED o IPS, que más mAh de batería no siempre suele significar más autonomía, y también los watios de los cargadores para conseguir la carga rápida.

Ahora, además, se ha metido en la ecuación el refresco de imagen de la pantalla. Móviles como el OnePlus 7 Pro, pero también el Razer Phone 2 o el Asus ROG Phone, e incluso el Mi 9 (con un truco), cuentan con pantallas que van a más de 60 Hz. ¿Qué significa esto? Los Hz indican las veces que una pantalla refresca su imagen por segundo. Una pantalla de 60 Hz refresca la imagen mostrada 60 veces por segundo, una de 120 se refresca 120 por segundo y una de 240 Hz (que las estamos viendo en portátiles y monitores gaming), 240 veces por segundo.

Es algo que se nota a simple vista, aunque no sepas explicar por qué, y uno de los trucos de móviles como el OnePlus 7 Pro que hemos analizado recientemente para ofrecer un rendimiento tan fluido es la combinación de un panel de 90 Hz con la ''magia'' del software. ¿Quieres ver qué ventajas tiene una pantalla de 90 Hz en un móvil? Pues sigue leyendo.

Tipos de pantallas en móviles

Antes de ver por qué notamos tanto los 90 Hz en un móvil como el OnePlus 7 Pro, debemos aclarar que no todas las pantallas son iguales. Poco a poco, el usuario es más consciente de qué significa OLED, IPS, VA, TN... Son tipos de paneles que tienen características únicas.

Hay unos que se ven mejor, otros que cuentan con una mayor tasa de refresco y otros paneles que son más equilibrados. En móviles, básicamente, tenemos paneles IPS y OLED. Dentro de cada uno de los tipos, hay variantes, pero los IPS tienen una gran representación de colores y buenos ángulos de visión, además de ser más capaces de contar con tasas de refresco más altas (si el fabricante quiere).

OnePlus 7 Pro presentación

El panel OLED es capaz de mostrar unos colores negros más puros. Los píxeles que muestran el color negro se apagan, y eso también ayuda a reducir el consumo de la batería, pero como son paneles orgánicos, tienen un desgaste con el tiempo y, además, es más complicado subir la tasa de refresco de estos paneles, pero son más ''maleables'' y se pueden crear móviles con un borde curvo, como el propio OnePlus 7 Pro o los Galaxy S10, sin ir más lejos.

Comparativa de móviles gaming: BlackShark 2 vs Mate 20 X vs RazerPhone 2 vs ROG Phone

Por otro lado, estamos empezando a ver pantallas IPS y OLED que suben de los 60 Hz, y eso es gracias a utilizar elementos como el iridio en la fabricación del panel. Pero bueno, sería ponernos muy técnicos, lo dejamos en que hay dos tipos de paneles (de forma mayoritaria) y tienen diferentes características. 

Beneficio de una pantalla de 90 Hz en el día a día

Ahora bien, ¿de qué sirve una pantalla de más de 60 Hz? Al final, todo se traduce en una mayor fluidez, algo que se percibe, pero que puede que no sepas explicar. Bien, es algo que vas a notar al hacer scroll en WhatsApp o en Twitter, a la hora de ver un vídeo de un videojuego, por ejemplo, que va a más de 60 Hz, o a la hora de cambiar entre aplicaciones de la multitarea.

OnePlus 7 Pro

La sensación que da una pantalla de esa tasa de Hz es, como decimos, de más fluidez en el día a día y, para muestra, una demo a cámara lenta de la pantalla del OnePlus 7 Pro a 60 y 90 Hz:

Esto tiene un impacto en la autonomía, ya que el procesador, y la propia pantalla, deben renderizar y mostrar 90 imágenes por segundo en lugar de 60 imágenes por segundo y, claro, no es ''gratis''. Ahora bien, en los móviles con pantallas de más de 60 Hz, el usuario puede seleccionar en todo momento qué quiere, si algo más de autonomía o una mayor fluidez de pantalla.

¿Sirve para jugar?

La respuesta, si conocéis algo del mundillo gamer en otras plataformas, es evidente. Si no, lo aclaramos: sí, una pantalla de más Hz sirve para jugar y, de hecho, siempre que el procesador y el propio juego sean compatibles (por potencia de los componentes y la programación del juego), cuantos más Hz, mejor para jugar.

Grosso modo, jugar a una tasa de más Hz supone la diferencia entre la victoria y la derrota en algunos juegos. La tasa de refresco de un panel se mide en Hz y, cuando hablamos de fluidez en un juego, hablamos de frames por segundo.

Ambas tasas están estrechamente relacionadas, y en una pantalla a 60 Hz podremos ver 60 fps ''reales'', en una de 120 Hz, 120 fps reales, etcétera. Cuantos más fps tengamos en un juego, más fluida podremos ver la imagen, ya que habrá menos ''artefactos'' en pantalla y, además, antes responderá, generalmente, el personaje. 

OnePlus 7 Pro presentación

Si hablamos de Fortnite, que es algo que la propia Epic Games ha detallado, jugar a 30 fps o a 60 fps en el juego tiene consecuencias directas, ya que los que juegan a 60 fps pueden apuntar de manera más fluida por esa calidad de imagen extra que los que juegan a 30 fps. Y, claro, si jugamos a 90 Hz o 120 Hz en un móvil, también se nota (no en Fortnite, en otros títulos compatibles).

Consejos para elegir el mejor monitor gaming

Cuando jugamos a 90 Hz en una pantalla como la del OnePlus 7 Pro o Asus ROG Phone, o a 120 en el Razer Phone 2 con su panel IPS, notamos que el juego va más fluido y, en definitiva, es algo más nítido y se juega ''mejor''. No vais a convertiros en reyes del juego si sois un poco ''paquetes'', pero mejora la experiencia.

Eso sí, es necesario que el título en cuestión esté optimizado para soportar una tasa de refresco mayor a los 60 Hz que suelen tener la inmensa mayoría de móviles. Es decir, por mucho que tengamos una pantalla de 90 Hz ó 120 Hz, si el juego no está optimizado, no notaremos cambio alguno

De momento, estos son varios juegos que, en la Play Store, están optimizados para funcionar a 90 Hz:

  • Final Fantasy Brave Exvius. Podéis descargarlo aquí.
  • Marvel Batalla de Campeones. Podéis descargarlo aquí.
  • Vainglory. Podéis descargarlo aquí.
  • Modern Combat Versus. Podéis descargarlo aquí.
  • FZ9 Timeshift. Podéis descargarlo aquí.
  • Pokémon Go. Podéis descargarlo aquí.
  • Warfair. Podéis descargarlo aquí.
  • Ballz. Podéis descargarlo aquí.
  • Flipy Knife. Podéis descargarlo aquí.
  • Dub Dash. Podéis descargarlo aquí.
  • Alto's Adventure. Podéis descargarlo aquí.
  • Groove Coaster 2. Podéis descargarlo aquí.
  • Hill Climb Racing 2. Podéis descargarlo aquí.
  • Gear.Club. Podéis descargarlo aquí.
  • Card Thief. Podéis descargarlo aquí.
  • Pac Man / Pac Man Pop. Podéis descargarlo aquí.
  • Golf Clash. Podéis descargarlo aquí.
  • Dragalia Lost. Podéis descargarlo aquí.
  • Boggle With Friends. Podéis descargarlo aquí.

Como decimos, de momento, esos son los juegos que están optimizados para ir a una frecuencia mayor a los 60 Hz. ¿En cuáles se nota? Sobre todo, en Vainglory por su condición de MOBA... y en Modern Combat, ya que en los FPS (juegos de disparos en primera persona) es donde más se nota.

En el Razer Phone 2, gracias a su launcher, podemos ver qué juegos están optimizados, pero el OnePlus 7 o el ROG Phone, ambos con pantalla a 90 Hz, no tienen tal software, por lo que esta lista de juegos compatibles con 90 Hz en móviles no viene nada mal. Y, para muestra, un botón, una comparativa entre el juego a 60 Hz y a 90 Hz:

Más Hz y un sistema optimizado tiene como resultado una gran experiencia de usuario

Una vez vistas las ventajas para gaming de contar con un panel de 90 Hz en un móvil, toca hablar de por qué estamos convencidos de que el OnePlus 7 Pro es el móvil más rápido del momento. Y es que, es algo que va más allá de la cantidad de RAM y procesador que tiene el móvil (que sí, no va descalzo con 6/8 GB de memoria RAM y el Snapdragon 855).

Tradicionalmente se ha dicho que el sistema de OnePlus, la capa de personalización de la compañía, es la más veloz del mercado y, por eso, los OnePlus dan esa sensación de velocidad y fluidez. Aunque es cierto que abren las aplicaciones muy rápido, no todo se resume en eso. 

OnePlus 7 Pro

El sistema tiene una serie de animaciones que maquillan la carga de la aplicación que queremos abrir. Es decir, en lugar de pulsar en la aplicación y que se abra, con el efecto correspondiente, sin que haya una animación conjunta del sistema, lo que hace el OnePlus es ''desplazar'' la pantalla en la que nos encontremos (da igual que sea la principal u otra app) hacia la parte superior, lo que sirve para maquillar el tiempo de carga (milisegundos) de la app que hemos abierto.

Los 10 juegos de Android más esperados de 2019

Por eso, no hay saltos ni tiempos de carga, prácticamente, algo que se debe tanto a lo que comentamos como a la buena gestión de la multitarea que tiene el sistema.

Todo se resume en la experiencia de usuario. Si no te hacías a la idea de lo que podía aportar una pantalla de 90 Hz a un móvil, tras leer este texto ya deberías saberlo, pero eso sí, ya habías notado que el móvil iba ''muy rápido'', aunque no supieras explicar por qué.

Que todo cargue antes, aunque realmente tarde lo mismo que en otros teléfonos, y esté esa sensación de fluidez máxima es gracias tanto a la pantalla escogida como al truco del sistema operativo. Hablamos del OnePlus 7 Pro porque es el que combina esas dos características, y realmente estamos deseando ver otros móviles con pantallas de más de 60 Hz.

Análisis Sony Xperia 1

Sin ir más lejos, los Sony Xperia 1 o los Pixel cuentan con una fluidez encomiable en el sistema operativo, así como los iPhone, pero no tenemos esa sensación de ''velocidad extrema'' debido a que sus animaciones se muestran a una velocidad a la que estamos muy acostumbrados, esos 60 Hz. Tenemos pantallas de 120 Hz como las del Razer Phone 2 que no transmiten esa velocidad porque el SO no está optimizado.

Hay un truco para elevar la frecuencia del Xiaomi Mi 9

Sin embargo, el día que lo esté, podremos hablar de un nuevo salto en los móviles, al igual que cuando se dio el paso a varias cámaras, a baterías más grandes que son capaces de aguantar mejor el paso del día o el paso de paneles IPS a los OLED en la gama alta.

Y, al final del día, lo que importa es que es un terminal que ofrece un rendimiento bestial en el día a día, pero también jugando. Con la popularización de paneles OLED basados en iridio, seguro que vemos más terminales con estas características, y ahora ya sabes por qué, si compras un móvil con una pantalla de más Hz, la experiencia de usuario mejora.

Tags:

#Móviles

Ver ahora: